ING DIRECT se suma al Código de Buenas Prácticas

Oficina de ING DIRECT

Hace unas semanas el Gobierno aprobó el Código de Buenas Prácticas dentro de una ley cuyo objetivo es proteger a los clientes cuya situación económica les impide hacer frente al pago de la hipoteca, para así limitar al máximo los deshaucios. Las entidades pueden adherirse a este Código de forma voluntaria, y el banco ING DIRECT se ha sumado a la iniciativa.

El planteamiento de la ley es el siguiente: como las leyes se han mostrado en ocasiones insuficientes para paliar los efectos más duros de la crisis sobre los deudores sin recursos, se establecen una serie de medidas que permitan reestructurar la deuda hipotecaria de quienes tengan extraordinarias dificultades para atender su pago y flexibilizar las ejecuciones en caso de ser necesarias.

Las medidas del Código de Buenas Prácticas comprenden:

  • que los clientes con hipotecas que estén situados en el umbral de exclusión podrán solicitar la reestructuración de su deuda hipotecaria para alcanzar su viabilidad a medio y largo plazo si no se encuentran ya en un proceso de ejecución con subasta anunciada,
  • que en el plazo de un mes la entidad ofrecerá a su cliente un plan de reestructuración en el que se concretará la ejecución y las consecuencias financieras de aplicar: una carencia en la amortización de capital de cuatro años, una ampliación del plazo de amortización de hasta 40 años desde la concesión del préstamo y una reducción del tipo de interés del Euribor + 0,25 % durante el plazo de carencia,
  • que en los casos en que no sea posible acogerse a esas medidas y esto se justifique adecuadamente en función de una serie de criterios establecidos por ley, se prevé la posibilidad de la dación en pago de la vivienda habitual dentro de unos parámetros determinados legalmente.

ING DIRECT considera que esta medida puesta en marcha por el Gobierno es positiva por cuanto los ciudadanos podrán afrontar situaciones extremas. En palabras de Carina Szpilka, directora general de ING DIRECT en España,

En ING DIRECT tenemos un compromiso continuo con nuestros clientes y, por ello, siempre hemos intentado ayudarles a afrontar las dificultades económicas que puedan atravesar. Esta medida es un paso más para apoyarles en los momentos que más lo necesitan.

No es la primera vez que ING DIRECT toma medidas para ayudar a sus clientes con pocos recursos y dificultades económicas a hacer frente al pago de su hipoteca. Desde el banco se estudia cada caso de forma personalizada para buscar posibles soluciones, ya sea llegando un acuerdo de pago o de refinanciación de la deuda. En todo caso, el objetivo es ayudar al cliente a afrontar dificultades transitorias.

Más información | Código de Buenas Prácticas

Etiquetas:


  • mariocobretti

    Muy bien, ahora sólo falta que además de buenas intenciones, se apliquen en la práctica y el público lo note. En el caso de este banco, no me quejo, pero hay otros que deberían aprender modales, no sólo unas lecciones sobre buenas prácticas…

  • quhasar

    Cuántas entidades han hecho público su decisión de sumarse al Código de Buenas Prácticas?

    En todo caso, bravo a ING por tomar esta acertada decisión. Esto da tranquilidad a hipotecados con la entidad, como yo, por si algún día las cosas no van bien, que puede pasar a lo largo de los 39 años de hipoteca que me quedan por pagar… :( De momento, voy cumpliendo.

  • wild-cat

    La medida está bien, así como la adhesión a ella de ING, sin embargo creo que el gobiernos sigue sin mojarse, porque está medida es claramente mejorable por ser también claramente insuficiente.