Manifiesto del Fresh Banking: el banco que quieres para los tuyos

Manifiesto Fresh Banking

Nos hemos pasado la vida aprendiendo como son las cosas, sin embargo eso no significa que hayamos pensado cómo queremos que sean. ING DIRECT quiere que desaprendamos lo que es un banco, y para ello ha decidido hacer público su voluntad de ser diferente.

A los 10 mandamientos del negocio cliente-banco los ha llamado el Manifiesto del Fresh Banking. No pretenden ser meros reclamos publicitarios, sino un verdadero compromiso con la esencia de su negocio: .

Los 10 mandamientos del Fresh Banking

* No serás un cliente más. Ni yo un banco más: ING DIRECT no aspira a ser igual que el resto de bancos que han pasado por tu vida; quiere ser el banco de tu vida. Sorprenderte para bien en todo lo que haga es lo que pretende.

* Yo reduzco costes. Tú ganas más: Un banco no tiene que ser un monstruo burocrático con grandes sucursales y oficinas en cada calle. Un banco tiene que captar ahorro para canalizarlo a inversión y consumo, invertir en tecnología e innovar para hacer más por ti, con menos coste innecesario que poco o nada te aporta como cliente.

* Doy más. Pido menos: El cliente no quiere que seas el mejor en un producto concreto, quiere lo mejor de todos: ahorro, consumo e inversión. De nada me sirve una cuenta nómina sin comisiones si el préstamo hipotecario que me ofrece la entidad financiera tiene una cláusula de suelo que encarece la cuota, por ejemplo. Queremos que todos los productos sean competitivos.

* Lo bueno, si simple, tres veces bueno: Nada de productos que no entiende ni el propio comercial del banco. La letra pequeña, en grande.

* Olvídate de negociar. Aquí no hace falta: Si el banco me quiere como cliente, ¿por qué he de estar negociando continuamente las condiciones de los productos que me ofrece? Con ING DIRECT las condiciones son ciertas, estables y duraderas. Y todos los clientes son iguales.

* Entra. Sal. Coge. Deja. (El dueño de tu dinero eres tú): El dinero no es del banco, es del cliente. Ha de poder disponer de él en cualquier momento, sin tener que hacer largas colas o cumplir horarios.

* ¡Desinventamos las comisiones!: ¿Comisiones por tener mi dinero en el banco? Nunca. En un momento en que las comisiones pueden suponer hasta 900 euros al año, en ING DIRECT suponen 0 euros.

* Pruebas. Compruebas. Recomiendas: No quiero que el banco me venda sus productos, necesito que sean buenos. Si lo que el banco me ofrece me gusta, lo recomiendo a mis amigos y familiares.

* Tenemos que ganar… Todos: Tener mi dinero en un banco no tiene que ser sólo un negocio. Quiero que el resto de la sociedad se beneficie, que el banco adquiera un compromiso social claro que me permita sentir orgulloso de tener dinero depositado en él.

* ¿Lo hemos hecho todo? No. Acabamos de empezar: El mundo cambia sin avisar, y el depositario de mi dinero tiene que avanzar con él. Desaprender día a día para hacer las cosas mejor, para mí, para la entidad financiera y para la sociedad que nos acoge.

No todo está escrito en el mundo de los servicios financieros; podemos y debemos pedirle a nuestro banco que nos trate como lo que somos: un buen cliente.

Conversación

  • Pau A. Monserrat

    Es un verdadero honor haber podido intentar explicar una de las bases de ING Direct, plasmadas en su Manifiesto del Fresh Banking. Espero que hayamos conseguido transmitirlo como se merece.