Granada, Bahamas y Montenegro, triunfadores en los Juegos Olímpicos de Londres 2012

3 comentarios

Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012

Acabados los Juegos Olímpicos de Londres, cada delegación de deportistas hizo las maletas y emprendió el camino hacia su país. Los atletas laureados han ido llegando durante estos días a sus casas y una vez allí contemplan con cariño esa medalla que tanto esfuerzo les costó conseguir.

¿Tanto esfuerzo? Sin duda, cada uno de los participantes se ha dejado la piel para llegar hasta ahí. Sin embargo… ¿partían todos de la misma posición de salida? ¿Tenían las mismas oportunidades de acceder al podio los países pequeños que los de mayor tamaño? El Departamento de Economía del Grupo ING ha realizado un curioso replanteamiento de la situación. ¿Y si las medallas se calcularan en función del rendimiento olímpico de cada país? Mirar los resultados de los Juegos Olímpicos desde una perspectiva económica nos ofrece un escenario francamente sorprendente.

Lo habitual es medir los triunfos olímpicos en función de criterios basados en tiempos cronometrados, distancias, recuentos de puntuaciones… Son criterios claros y directos que llevan a los deportistas hasta el podio. Sin embargo, establecer una tabla con el rendimiento olímpico de cada país es algo más complejo. El recuento de medallas nos habla de países como Estados Unidos, China y Gran Bretaña a la cabeza de una clasificación en la que abundan los estados que se volvieron a casa con una sola medalla.

Es lógico. Un país con un gran número de ciudadanos tiene más opciones de producir un campeón olímpico que un país con menor número de habitantes. Pero, ¿cuál es el rendimiento olímpico de cada uno de estos países? ¿Cuánto oro, plata y bronce corresponde a cada uno de sus ciudadanos una vez que el país se ha hecho con el triunfo olímpico?

Calculando el valor per cápita del triunfo olímpico

Como sabemos, a la hora de comparar las economías de los países, el Producto Interior Bruto es una variable que se nos queda corta. Pero si el PIB lo dividimos entre el número de habitantes, obtenemos una cifra de rendimiento: la renta per cápita, esto es la relación entre lo que se produce en el país y el número de habitantes que viven en él, y ese valor nos permite establecer ciertas comparaciones.

En el caso de los Juegos Olímpicos sucede algo parecido. Más que calcular el PIB, más que mirar cuántas medallas produce cada país, vamos a ver cuál es la renta per cápita en clave olímpica.

Composición y valor económico de las medallas de oro, plata y bronce

Cada medalla, ya sea de oro, plata o bronce, tiene un valor en euros. Si tomamos el valor económico de las medallas conseguidas y lo dividimos entre el número de habitantes que “han sido necesarios” para que ese país consiga sus triunfos olímpicos, obtenemos la siguiente clasificación, donde se ve con claridad que la abrumadora mayoría de estados obtienen una mejor posición que si atendemos a la típica tabla de medallas obtenidas:

PosiciónPaísValor medalla
en euros, por cada millón de habitantes
Diferencia entre ránkings
en comparación con la clasificación estándar
1Granada6.418+49
2Bahamas2.213+48
3Jamaica1.357+15
4Nueva Zelanda1.004+12
5Hungría675+4
6Trinidad y Tobago576+41
7Croacia532+19
8Eslovenia492+34
9Lituania477+25
10Dinamarca454+19
11Australia426-1
12Montenegro423+57
13Gran Bretaña398-10
14Cuba392+1
15Bielorrusia367+8
16República Checa358+3
17Noruega357+18
18Países Bajos352-5
19Georgia337+20
20Letonia320+29

Sí, al observar la clasificación desde una perspectiva económica, el ganador de los Juegos Olímpicos de Verano celebrados en Londres es… Granada, un diminuto país insular del Caribe que cuenta con una superficie de 344 km² y con una población de menos de 90.000 habitantes. Cuando Kirani James logró su medalla de oro al ganar en los 400 metros, catapultó el valor per cápita de medallas de su país, ascendiendo 49 posiciones respecto de la tabla original. Le sigue Bahamas con un diferencial similar.

Pero no son Granada y Bahamas los países que más puestos remontan. Montenegro es el triunfador de los Juegos Olímpicos vistos desde una perspectiva económica, ya que logra saltar 57 posiciones hasta colocarse en el 12º puesto del ránking por valor per cápita de medallas olímpicas. En el lado contrario, China cae del segundo puesto al número 58, y Brasil lo hace del 22 al 67, siendo claramente países perdedores en cuanto a rendimiento olímpico.

Por supuesto, en los Juegos Olímpicos se considera más el triunfo que el valor intrínseco de las medallas conseguidas. Podríamos considerarlo un ejemplo más de la dualidad precio-valor. El valor emocional que rodea cada pieza de oro, plata y bronce supone mucho más que el precio que puede llegar a costar en el mercado.

Pesar una medalla y extraer su valor económico es relativamente sencillo. Determinar el valor de la actuación que han realizado los atletas olímpicos durante las dos semanas largas que dura la competición es más complicado. Y evaluar la labor que hay detrás de cada éxito es francamente difícil. Quizá por eso una perspectiva como la económica nos ayuda a ver las cosas desde otro punto de vista: el del esfuerzo comparado entre deportistas de países punteros y deportistas de países más modestos.

Foto | Official London 2012 website

¿Quieres saber más?

Artículos

Artículos relacionados que probablemente también te interesen

Ver más

+ Deja tu comentario

Comentarios

Escribir un comentario

Para hacer un comentario es necesario que te identifiques: ENTRA o conéctate con Facebook Connect

Búsqueda

Síguenos

Newsletter

Twitter