Vivimos una época de tipos de interés muy bajos, en niveles muy cercanos al 0%. Esta situación se está traduciendo en un Euribor en mínimos históricos, circunstancia que sin duda está beneficiando no solo a los que piensan en contratar un préstamo hipotecario, sino también a aquellos deudores que ya se hipotecaron en su momento.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y en algunas hipotecas, lo barato puede acabar saliendo caro. Existen casos en los que una hipoteca con un interés del Euribor + 1% puede acabar siendo más cara que otra hipoteca a Euribor + 1,50%. La razón: la existencia de comisiones y servicios vinculados al préstamo que encarece su coste efectivo.


Leer más

Todas las personas, como seres sociables que somos, tendemos a mantener relaciones personales con el resto de individuos que componen nuestro entorno y que nos ayudan a integrarnos dentro de la sociedad. A lo largo de toda nuestra vida, tenemos y vamos a tener contacto con grupos y colectivos diversos, experimentaremos cambios en nuestra familia, conoceremos nuevos amigos, adquiriremos nuevas aficiones o cambiaremos de trabajo.

Al igual que cualquier individuo, las empresas, a pesar de que no son en sí mismas seres sociales (en todo caso, lo son sus socios y administradores), también actúan en muchas ocasiones del mismo modo que lo haría un ser humano. Mantienen buenas relaciones entre ellas con el objetivo de lograr un objetivo común o, directamente, asociándose y fusionándose para ser más grandes y tener una mayor capacidad empresarial. Actúan como lo harían dos buenos vecinos que juntos hacen buenos negocios.


Leer más

La hipoteca es, sin duda, el gasto más importante que tiene que afrontar una familia a lo largo de toda su vida y, sin duda, el más cuantioso. Por esta razón, es importante leerse bien el contrato hipotecario para evitar sustos innecesarios en el futuro, incluyendo los detalles y cláusulas que a priori pudiesen parecer menos importantes.

Sin embargo, siempre es posible que, bien por falta de conocimiento, por considerarlo irrelevante o simplemente porque hemos leído el contrato demasiado rápido, hayamos dejando de lado algún detalle importante. Este es el caso, por ejemplo, del Tipo de Interés Nominal Inicial (TINI) que, pese a que a priori pueda parecer que no tiene ninguna importancia, puede ser un factor clave a la hora de escoger entre una y otra hipoteca.


Leer más

Las nuevas tecnologías han cambiado la forma en la que nos relacionamos, en la que nos desplazamos e, incluso, la forma en la que pagamos. Nadie puede ser ajeno al espectacular avance de los nuevos medios de pago, hasta tal punto que todos nosotros, bien por comodidad o por simple necesidad, hemos comenzado a utilizar el dinero electrónico de forma habitual.

Estamos en la era del dinero electrónico, donde los tradicionales billetes y monedas han dejado paso a las tarjetas bancarias, a los pagos por sistemas telemáticos y a la aparición de nuevas monedas electrónicas, como el Bitcoin. Pero, ¿se ha consolidado esta tendencia? ¿Cómo serán los pagos en el futuro?


Leer más

En el mundo de los deportes, las modas son bastante habituales. Los Juegos Olímpicos o los mundiales de fútbol son acontecimientos que afloran un interés que, hasta ese momento, parecía oculto. Lo que ya no es tan normal es que en en medio de una crisis económica nazca una pasión tan fuerte y prolongada en el tiempo como la que se ha generado en España con el running.

Una pasión de estas dimensiones se tenía que notar en la economía. No en vano, la venta de zapatillas para correr ha aumentado un 92,65% en los últimos seis años. Pero ya no es suficiente con un calzado cómodo; cada día son más los accesorios que salen a la venta y cada día más las necesidades que nos creamos. Pero tranquilos; aunque seas de los que necesita salir a correr con todos los accesorios imaginables, en esto del running también es posible ahorrar.


Leer más

Con la crisis, son muchos los inversores que han optado por invertir sus ahorros en productos de renta fija, que proporcionan rentabilidades estables ante la incertidumbre de que otros activos con mayor riesgo puedan sufrir pérdidas.

Sin embargo, asumir un menor riesgo lleva siempre implícito renunciar a una rentabilidad mayor. Una situación que se acentúa en épocas de crisis, en las que los bancos centrales establecen tipos de interés cada vez menores con el objetivo de luchar contra la deflación, la falta del consumo y el reducido crecimiento económico. Con los tipos de interés en mínimos, la renta fija se resiente y la rentabilidad que ofrecen estos productos disminuye.


Leer más