Son muchas las subastas que se realizan a diario en el mundo. Que si cuadros de lujo, que si objetos que pertenecían a alguien famoso o, simplemente, artículos de segunda mano que están al alcance de cualquier persona. Y no solo físicamente, sino también en Internet; eBay es el claro ejemplo de empresa en la que cualquier persona puede comprar y vender gracias a un sistema de subastas en el que quien más puja es quien se acaba llevando el gato al agua. Pero también Comunio, un juego con dinero de mentira que utiliza un sistema de subastas para comprar y vender jugadores de fútbol en un mercado organizado entre amigos.

 Sea como fuere, lo que poca gente sabe es que las subastas actuales se han convertido en una auténtica clase práctica sobre economía. Cuando pujamos en las subastas, de forma inconsciente, estamos actuando tal y como dice la teoría económica, y las conclusiones, análisis y enseñanzas que podemos extraer de ellas es perfectamente extrapolable al mundo real.


Leer más

El crowdfunding se está consolidando como una de las fórmulas más conocidas y utilizadas para financiar ideas y proyectos empresariales. La posibilidad de obtener recursos económicos mediante micromecenazgo es una alternativa muy atractiva para muchas personas y empresas que, de otra forma, no podrían materializar su idea.

Pese a que el crowdfunding se ha consolidado como una alternativa de financiación de proyectos empresariales, de un tiempo a esta parte se ha generalizado también su uso como fórmula de obtención de un salario, de una renta mensual que permita a un artista vivir de su trabajo, de sus ideas y de sus creaciones. Vivir del crowdfunding ya es posible, y cualquier artista que lo intente seguro que podrá hacerlo..


Leer más

Nuestras abuelas han sido siempre muy conservadoras con sus ahorros. Al principio guardaban el dinero debajo de un colchón; más adelante, con la generalización de las cuentas corrientes, comenzaron a operar con los bancos actualizando sus famosas cartillas cada vez que iban a la sucursal a retirar dinero; en la actualidad, son muchas las personas que guardan su dinero en depósitos a plazo fijo.

Se trata de uno de los productos bancarios más conocidos y con mayor aceptación por el público general para guardar sus ahorros y obtener por ellos una cierta rentabilidad. Si hasta nuestras sabias abuelas guardan su valioso dinero en estas cuentas, por algo será.


Leer más

Si hace unos pocos años a cualquiera de nosotros nos hubiesen dicho que la moda que se llevaba en los años 70 y 80 sería la predominante en el siglo XXI pensaríamos que nos están tomando el pelo. Sin embargo, a diferencia de nuestros dispositivos electrónicos, de nuestros coches o de los alimentos que consumimos, la moda involuciona y nos retrotrae a épocas que creíamos que habían pasado a mejor vida. Se trata de la moda vintage, un fenómeno que encuentra su sitio entre tanto chip.

Algunas marcas han aprovechado este impulso y han reaparecido; otras nunca se habían ido y las menos continúan con el éxito que habían tenido siempre. El caso es que marcas y estilos que estuvieron de moda en los años 70 y 80 vuelven a estar de moda apelando a la nostalgia de los adultos y al fenómeno que despiertan entre los jóvenes. El vintage tiene cada vez más valor y no solo nostálgico sino también monetario, sea cual sea el espacio en el que nos movamos.


Leer más

A todos nos ha pasado alguna vez. Ir al bar de toda la vida y que Manolo, el camarero, nos ponga las copas mucho más baratas que al resto de clientes. A veces, incluso, nos invita a alguna ronda. Claro, Manolo sabe que somos clientes fieles y, por eso, nos trata bien. Y, nosotros, como nos sentimos cómodos en su bar, acabamos volviendo.

Manolo es todo un experto en marketing y ha llevado a cabo, posiblemente sin saberlo, una estrategia de discriminación de precios entre los clientes de su establecimiento. Poner precios distintos le va bien; los clientes están satisfechos con el servicio y tiene el bar siempre lleno. Y si a él le va bien, ¿por qué no iba a irle también bien a las empresas grandes?


Leer más

La educación financiera de los más pequeños se ha convertido en uno de los grandes retos de nuestra sociedad moderna: acercar a todo el mundo esta formación con el objetivo de conseguir una mejor preparación e influir de manera positiva en el futuro de nuestro país.

En este contexto se encuadra, precisamente, la colaboración entre ING y la Fundación Junior Achievement, una organización internacional sin ánimo de lucro dedicada a promover la educación financiera y el espíritu emprendedor entre niños y jóvenes.


Leer más