La economía colaborativa quiere cambiar el mundo y los hábitos de consumo de los países desarrollados. Hasta la prestigiosa revista Time ha llegado a definirlo como una de las diez ideas que van a cambiar el mundo. Un fenómeno imparable que, según cálculos del Instituto Tecnológico de Massachusetts, tiene un potencial estimado de unos 110.000 millones de dólares.

Internet está lleno de ejemplos de este tipo de economía. Son muchas las plataformas que ya fomentan el consumo e intercambio colaborativo entre todos los usuarios de la red, ofreciendo múltiples productos y servicios para que los usuarios se beneficien de unas condiciones mucho más atractivas que han surgido como respuesta a un problema de eficiencia e inequidad de las empresas. 


Leer más

Los principales indicadores económicos son ya de sobra conocidos por todos: el desempleo, la inflación, el PIB o los índices de confianza del consumidor se han colado ya en nuestras vidas y son un elemento más de nuestra rutina.

Sin embargo, en ocasiones se utilizan otros indicadores que, sin ser tan conocidos, serían mucho más sencillos de entender por el común de los mortales y, desde luego, de mucha más utilidad. Se trata de indicadores que tú, sin ser un experto en economía, utilizarías si te preguntasen cómo ves la situación actual. Aunque lo más seguro es que muchos de ellos ni te imagines que puedan llegar a ser utilizados por los principales analistas o expertos económicos.


Leer más

Desde hace algunos meses, nos hemos tenido que acostumbrar a escuchar en radio y televisión noticias sobre la evolución del precio del petróleo, y casi siempre a la baja. Si a principios de 2012, el conocido como oro negro cotizaba a un precio de 125 dólares por barril, en la actualidad su precio es inferior a los 50 dólares. Es decir, en menos de tres años, la cotización del petróleo ha descendido un 60%.

La importancia de esta materia prima dentro de la economía queda fuera de toda duda, y no solo porque se trata de la energía que mueve la mayor parte de los transportes, sino también porque es un elemento fundamental para la fabricación de determinados productos, como el plástico. Por este motivo, el descenso en la cotización del crudo constituye un elemento dinamizador de la economía pero, ¿cómo nos afecta en realidad?


Leer más

Entre la lista de propósitos para el nuevo año siempre hay uno que ocupa un lugar destacado: apuntarme a un gimnasio, hacer deporte y acabar de una vez por todas con la dichosa tripita que tan antiestética queda en las fotos de nuestras vacaciones de verano en la playa. No en vano, los primeros días del recién estrenado mes de enero son siempre los días con más afluencia de gente en los gimnasios de España.

Pero todos los años queda en eso, en un buen propósito aunque, como en cualquier faceta de la vida, existen excepciones a la regla, y no solo en el gimnasio, sino también en casa. Si eres de los que te tomas en serio tus propósitos y vas a pasar a la acción, quizá te interese saber cómo ahorrar al hacer deporte. ¿Ir al gimnasio o quedarme en casa? He aquí la cuestión, y la respuesta no tiene por qué ser única.


Leer más

jSi haces un repaso rápido sobre las revisiones que has tenido sobre tu hipoteca en los últimos años, te habrás dado cuenta que el interés que tienes que pagar ha sido cada vez menor. Esto es debido a que a lo largo de estos últimos cinco años, los tipos de interés en general y el Euribor en particular han sido cada vez más bajos.

Pero, ¿por qué sucede esto? ¿No se supone que el banco debería estar más interesado en ganar más con mi hipoteca? ¿Por qué entonces me bajan la cuota mensual? En realidad, la bajada de los tipos de interés no responde a un capricho del banco, sino que está más bien relacionado con la evolución de la economía en su conjunto y de las decisiones de los bancos centrales.


Leer más

En el mes de Julio de este mismo año, a un millonario se le ocurrió la genial idea de esconder 26 sobres de cincuenta euros por todo el Parque del Retiro, repitiendo esta misma escena en diversos puntos de la geografía mundial. A su búsqueda acudió una gran afluencia de personas tratando de seguir las pistas que ingeniosamente había dejado este personaje anónimo con un único objetivo: ser uno de los 26 afortunados que conseguía el dinero gratis.

¿Os imagináis qué ocurriría si en lugar de esconder los billetes, hubiese un helicóptero sobrevolando nuestra ciudad que comenzase a tirar el dinero desde el cielo para que cualquiera de nosotros pudiese cogerlo? Desde luego, estoy convencido de que la afluencia de público sería mucho más grande. Precisamente, este es uno de los más famosos ejemplos que el premio Nobel de Economía, Milton Friedman, ponía para explicar qué efectos tendría un aumento del dinero en la economía.


Leer más