Lo único que no cambia es la existencia del cambio. Todo lo demás está sujeto a modificación, a revisión, a replanteamiento. Esta idea, que por lo menos se remonta a los tiempos de Heráclito, supone todo un contratiempo para aquellos que necesitan una mínima tranquilidad para invertir su dinero. ¿Dónde podrás invertir de forma segura, con la tranquilidad de saber que en un futuro podrás rentabilizar tu inversión, si resulta que lo único permanente y que asegura ser estable es el cambio?

Conocer el futuro, como concepto, es una contradicción. Si algo no ha sucedido, difícilmente se puede conocer; como mucho se puede prever. Por eso no puedes pretender tener un conocimiento exacto de cómo se van a desarrollar los futuros cambios para tomar unas decisiones que te permitan rentabilizar tu inversión. La buena noticia es que con paciencia y saber hacer, el trabajo de invertir tu dinero aun siendo desconocedor de lo que sucederá puede darte buenos frutos.


Leer más

Frente a la corriente informativa generalizada que nos dice que emigrar para trabajar en Alemania equivale poco menos que a hacer el camino de la fiebre del oro en pleno siglo XXI, existen sin embargo otras realidades que nos hacen entrever que no todo el monte es orégano en el motor de Europa y que para los empleadores alemanes no siempre es sencillo encontrar trabajadores españoles.

Una de las causas en estos casos tiene poco que ver con la parte remunerativa o de perspectivas de futuro laboral, y sí en cambio con el contrato social que los españoles están o no dispuestos a suscribir al trabajar en Alemania. Esto da origen a una curiosa paradoja que no siempre es portada de los medios.


Leer más

Usar palabras para persuadir es el arte de la comunicación. De hecho, sin persuasión no hay comunicación posible: podemos emitir todos los mensajes que queramos, que si nuestro receptor nos hace oídos sordos ese esfuerzo que hayamos realizado se perderá como lágrimas —de desesperación— en la lluvia. Para evitar llegar a ese punto, hay varias consideraciones que deberíamos tener presentes si vamos a comunicar algo a los demás y deseamos que los demás nos presten esa atención que esperamos.

¿Cómo se pueden utilizar las palabras para persuadir a los demás? Resumir la respuesta a esta pregunta tan amplia con un simple artículo sería un insulto a los maestros del magno arte que consiste en embelesar al otro hablando, de manera que ni lo vamos a intentar. Eso sí, como alternativa podemos proponer una lista de conceptos y palabras que te pueden resultar muy útiles cuando te dispongas a captar la atención de tu público.


Leer más

Dicen que si no te has enfrentado al miedo a fracasar con tu negocio, eso es porque no has intentado montar ningún negocio. De todas formas, no conseguir el éxito que esperabas simplemente indica un error o varios errores en la realización de ese proyecto. Siempre podemos aprender de lo que ha fallado para no repetir el problema en la siguiente oportunidad. De hecho, la resiliencia (la capacidad de superación de los contratiempos saliendo fortalecido de ellos) es un ingrediente fundamental para cualquiera que quiera hacer carrera en el mundo de los negocios.

Hoy vamos a repasar seis casos de resurrección empresarial. Seis casos de empresas que fracasaron pero supieron pivotar hasta conseguir el éxito. Aunque, como explica el CEO de Doocuments, Carlos Polo, no hay que empecinarse con malas ideas, hay algunos casos en los que la perseverancia se convierte en una virtud necesaria para pivotar sobre el error y conseguir el éxito hasta salir de ese traspiés más reforzados que nunca.


Leer más

Cada vez se oye más hablar de la gentrificación. El concepto nació hace ya décadas, tomando la noción de la clase gentry de Inglaterra (un segmento social de la Edad Moderna similar a los hidalgos de España que se asimila a la alta burguesía), y llevando la idea al terreno de la reforma de las ciudades. Hoy, la gentrificación se entiende como la revitalización de los barrios céntricos de las ciudades con equipamientos adaptados a los nuevos inquilinos de esas zonas.

Pese a que la gentrificación se presta a controversia en función de cómo se lleve a cabo, hay un tipo de gentrificación que anda en la línea de la economía hipster, y hasta cierto punto de los millennial y del consumo colaborativo, y que constituye una clave para comprender lo que se encuentra detrás del simple hecho de comprar pisos céntricos, dotarlos con muebles vintage y comenzar una nueva vida en el renovado corazón de la ciudad.


Leer más

Dicen que los cambios que ha traído internet están todavía por descubrir. Que lo de usar las TIC para generar movimientos colaborativos deriva en una nueva economía de lo común que se solapa con las formas más tradicionales de ver el mundo económico. Que lo que le ocurrió a la industria cultural, incluyendo la gran revolución de la prensa, o lo que le pasa al mundo del transporte de viajeros son sólo los primeros indicios de que cuanto conocíamos ya no volverá a ser como era.

Lo iremos viendo en prácticamente cualquier sector que sepa encontrar un camino similar, basado en la pequeña explotación de grandes virtudes. Allá donde haya una persona con la capacidad de ofrecer algo a los demás y con la actitud de relacionarse con sus clientes aprovechando internet, habrá vía de negocio. Y esta vía de negocio podría alcanzar, antes de lo que nos imaginamos, mercados tan cerrados hasta ahora como el de la energía.


Leer más