En ocasiones, para ahorrar es preciso gastar un poco de dinero. Si hablamos de ahorrar en el coche, se cumple perfectamente esta premisa porque es una máquina compleja que hay que mantener y cuidar y, por tanto, requiere el gasto periódico de ciertas cantidades de dinero para poder mantenerlo en perfectas condiciones.

A continuación, vamos a ver el detalle de cosas en las que no merece ahorrar con el coche:


Leer más

Internet ha cambiado muchas cosas a nuestro alrededor, transformando sectores enteros e influyendo en los hábitos y comportamiento de las personas. Han surgido nuevos servicios, nuevos productos, variando la manera en la que se viaja, como se relacionan las personas, la forma de consumir contenidos como cine, música y libros, entre otras muchas cosas.

Entre ellas, ahora puede cambiar la manera de ver a los animales en el zoo. Si antes había que ir hasta el zoo para ver a los animales en directo, con el proyecto que han anunciado esta semana YouTube (Google) y el Zoo de Londres, ahora ya no es necesario moverse de casa para poder ver a los entrañables animales de este centro. Al menos, mientras dura un proyecto que tienen en marcha y que trata de probar un sistema de transmisión de datos nuevo, con la tecnología White spaces, y en el que el Zoo es el escenario perfecto.


Leer más

Quién nos iba a decir que aquellas clases de geometría que teníamos en el colegio iban a tener tanta importancia en el presupuesto del hogar. Resulta que, si nos paramos a observar un poco y prestamos atención a la geometría de algunos elementos de nuestro entorno, podemos encontrar algunas oportunidades de ahorro.

Así es, existe una insospechada relación entre la geometría y el ahorro, o no tanto, pero que impacta en nuestro presupuesto y, por tanto, es interesante conocer. A continuación, te contamos algunos ejemplos:


Leer más

La tecnología relacionada con la informática ha tenido un gran impacto en la humanidad. Gracias a ella, han aparecido nuevas maneras de trabajar, nuevas aplicaciones y servicios que hoy en día son usados por millones de personas y que, en definitiva, han cambiado tareas tan cotidianas.

Por ejemplo, como acudir a una oficina bancaria ya no es necesario para la mayoría de gestiones, sino que a través de la banca electrónica online o de las aplicaciones móviles. Ante tareas tan importantes, se hacen imprescindibles las buenas prácticas en el uso de las herramientas informáticas (ordenador, móvil, software, etc.), de las cuales te mostramos a continuación una selección.


Leer más

Los fabricantes de tecnología constantemente mejoran sus productos y lanzan nuevas versiones para dar respuesta a las necesidades de los consumidores, no sólo en cuanto a funcionalidades, sino también en formatos y precios. Precisamente el tema del precio está siendo protagonista en las últimas horas porque el presidente de Microsoft Indonesia ha anunciado que los usuarios de Windows 8 no tendrán que pagar por actualizar sus equipos a la nueva versión del sistema operativo (Xataka).

Aún hay dudas desde algunos sectores pero, de confirmarse al 100 % esta noticia, supondría el fin de una era en el mundo de la informática, en la que los usuarios ya no tienen que pagar por instalar un sistema operativo, sino por dispositivos integrados (hardware + software) y aplicaciones. Apple, competidora de Microsoft, dio ese mismo paso a finales de 2013, poniendo en el mercado su nuevo sistema a coste cero para los usuarios. ¿Pasará página la informática y caerá el último gran sistema operativo de pago?


Leer más

Nuestro cerebro viene siendo como una especie de ordenador central que gobierna al resto del cuerpo, repartiendo instrucciones al resto de componentes (órganos, músculos, etc.) para que actúen en cada momento. Este ordenador parece perfecto aunque, en ocasiones, puede inducir a que la persona no tome la mejor decisión o vea una realidad algo distorsionada.

Esto sucede, por ejemplo, cuando la luna se aproxima mucho a la línea del horizonte y parece que es mucho más grande, pero en realidad no lo es, sino que se trata de una ilusión óptica causada por nuestro cerebro, que no interpreta del todo bien los datos que le envían los ojos. Con la economía, sucede lo mismo, los números y los ratios que se usan frecuentemente para caracterizar los conjuntos de datos y mostrar cifras globales no siempre son un reflejo de la realidad. Un ejemplo es el caso de la "media" y la "mediana", valores que se usan con mucha frecuencia y que cuentan las cosas "a su manera".


Leer más