Como toda inversión, el beneficio aparece tras un periodo de tiempo tras realizar la aportación inicial de dinero. Hoy hablaremos de una inversión de poco capital y un tiempo de amortización bastante corto que nos aportará grandes beneficios. Hoy te animaremos a coger tu bici: te hará ahorrar 1.200 euros al año.

Al final del artículo encontrarás una pequeña tabla donde, de modo sencillo, podrás calcular lo que ahorrarás invirtiendo hoy en una bicicleta. Pero empecemos por el principio.

Lo que cuesta una bicicleta

Partiremos del hecho de que no tienes una bicicleta, o de que la que tienes está en suficiente mal estado como para considerar comprarte una. La nueva bicicleta será nuestra inversión.

Sobre los precios de una bicicleta hay tal variabilidad como la calidad que queramos que tenga. Aunque tenemos bicicletas desde 99,95 euros, supondremos que la usaremos lo suficiente como para invertir un poco más de dinero.

Si investigas en foros el precio que te recomiendan suele oscilar entre 600 y 1.000 euros, aunque lo cierto es que con invertir 300 tendremos una bicicleta bastante buena. Has de tener en cuenta que en los foros de bicis tenemos un perfil alto de ciclistas cuyo hobbie es su bicicleta, con lo que suelen invertir más dinero que el usuario medio.

Lo que más cuesta en el mundo de las bicicletas se parece mucho a lo que más cuesta en el de los coches: los complementos. Todas las bicicletas son perfectas para dar paseos, pero no todas traen el mejor freno, la mejor suspensión o el mejor tipo de cambio. Con una bicicleta de unos 300 euros nos aseguramos que la calidad es buena sin entrar en los precios de “lo mejor”, que podrían desanimarnos en la inversión.

Lo que gastas actualmente

Para saber cuánto vas a ser capaz de ahorrar con tu nueva bicicleta, antes necesitaremos saber cuánto gastas al mes.

Resulta lógico pensar que, cuanta más gasolina o transporte público evitemos pedaleando, más ahorraremos. Esto es así porque, una vez comprada la bici, el gasto en mantenimiento es muy bajo, y porque pedalear no gasta nada, salvo calorías y alguna cámara pinchada de vez en cuando.

Para realizar un cálculo de cuánto gastamos en transporte hemos tomado datos del transporte en grandes ciudades, como Madrid o Barcelona. Es posible que, si eres considerado joven por el sistema de transportes, vives en un lugar con transporte subvencionado o tus distancias no corresponden a la media, los gastos medios no se ajusten a los mostrados aquí, pero te enseñamos a hacer el cálculo para que nos digas en cuánto tiempo amortizarías la bici y en cuánto tiempo empezarías a ganar dinero pedaleando.

Tanto en Madrid como en Barcelona, los abonos de las zonas del centro rondan los 55 . Esto es un gasto fijo todos los meses, como lo es la gasolina para el que acude en vehículo al trabajo. Pero cuando usamos nuestro coche no solo tenemos que contar la gasolina (cuyo gasto dependerá del modo en que conduzcas), sino el desgaste, el seguro, el coste de aparcamiento y las reparaciones. Para realizar un cálculo genérico, tomaremos un gasto medio de 100 euros mensuales.

Es posible que el lector lo considere un gasto transporte bajo, pero hay que tener en cuenta que si el coste es mayor, entonces es que el lugar del trabajo está lo suficientemente lejos como para que acudir en bici sea una locura.

Lo que ahorrarás con tu bicicleta cada mes

El cálculo es bastante sencillo. Teniendo en cuenta que tienes que pagar 300 euros de bicicleta (recuerda, te la has comprado nueva) y unos 20 euros de mantenimiento anual, tendremos que ver cuándo estará amortizada la inversión.

El cálculo rápido se realiza dividiendo los 300 euros de la inversión entre los gastos anuales del otro tipo de transporte (el que no pagaremos porque usamos la bici). Como podemos comprobar mediante el uso de una calculadora, si sustituimos el transporte público o el coche por la bici, esta es la cuenta que nos dará:

bici

Es decir, que si conseguimos no usar el transporte público durante algo más de cinco meses, habremos pagado la bicicleta. Y ocurrirá lo mismo para el coche, pero en tan solo tres meses. Pasado ese plazo, la inversión habrá sido amortizada, y empezaremos a obtener beneficios. Pero, ¿cuántos?

La cuenta vuelve a ser fácil, y podrás saber cuánto puedes ahorrar con tu nueva bicicleta. Para nuestro ejemplo, tomando el sistema de transporte público, vemos que al año gastamos unos 660 euros. Teniendo en cuenta que el mantenimiento de la bici suele ser de unos 20 euros anuales, la diferencia será el beneficio que obtendremos. En este caso, unos 640 euros anuales.

Pero si vas en coche a tu trabajo y este se encuentra relativamente cerca de tu casa (menos de 10 km), entonces gastarás por lo menos 100 euros en gasolina mensuales. Y eso solo en gasolina, sin incluir otros gastos del vehículo. Lo cierto es que cada kilómetro tiene su coste de mantenimiento, seguro, lavados, impuestos. Si este es tu caso, acudiendo en bici ahorrarás unos 1.180 euros anuales. Y eso es todo un sueldo extra al año.

Este cálculo no solo vale para Madrid o Barcelona. Los datos son de estas ciudades, pero el modo de cálculo es universal. Si vives en un pueblo y trabajas en el mismo o en uno cercano, desplazarte en bicicleta puede ser la opción para ganar el equivalente a una paga extra más al año.

Lo que ahorrarás en gimnasio

Hasta ahora hemos calculado lo que podrías ahorrar si, comprando una bicicleta, la conviertes en tu medio de transporte para ir al trabajo. Pero, ¿y si además la usas como gimnasio?

Es cierto que no todo el mundo va al gimnasio, pero el que acude paga, como poco, 20 euros mensuales. Y estos son gimnasios municipales con reducción para casos especiales, como familias numerosas, bajos ingresos o abonos juveniles anuales.

Al ahorro del transporte podemos sumarle el ahorro en el gimnasio. Basta con averiguar cuánto pagas de gimnasio al año. Ese gasto podrías ahorrártelo entero (al menos en los meses con buen clima).  Aunque es cierto que un gimnasio nos ofrece más opciones, la bicicleta es un deporte bastante completo.

Lo que ahorrarás los fines de semana

Pero no todo son obligaciones, trabajo y deporte para estar en forma. También está el ocio, el salir, divertirse, relacionarse y disfrutar del tiempo libre. Es aquí donde, dos días a la semana, tu bicicleta puede convertirse no solo en tu herramienta de transporte al lugar de ocio, sino en el hobby en sí mismo.

Y ese ahorro es incalculable, no puede medirse en euros. Lo que sí puede medirse en euros es tu ahorro anual una vez invertido el dinero. Y en meses el tiempo en que tu nueva bicicleta estará dándote beneficios. Calcúlalo en tan solo unos minutos (y luego corre a comprarte una bici).

lo que ahorrarás con tu bicicleta

Imagen | Jonathan Westbrook

En Naranja | Aunque no estés obligado a presentar la Declaración de la Renta, te interesa comprobarla


Leer más

Hay personas que, por la cuantía y el tipo de ingresos que perciben, no están obligadas a presentar la Declaración de la Renta, al no alcanzar los requisitos mínimos exigidos por la Agencia Tributaria. Pero ojo, porque que estén exentas no significa que no les interese calcular su declaración.


Leer más

El pasado día 7 de abril dio comienzo la campaña para la Declaración de la Renta de 2014 y Hacienda ha empezado a enviar sus borradores, que también se pueden consultar a través del portal de la Agencia Tributaria.

Precisamente el otro día revisamos por qué es importante no confirmar nuestro borrador sin revisarlo antes. Hoy hemos querido recopilar en esta infografía los siete errores habituales que cometemos al hacer la Declaración de la Renta, y que ha menudo tienen que ver con información que no aparece reflejada correctamente en el borrador de la declaración. No os la perdáis.


Leer más

Una vez tenemos en nuestro poder el borrador de la declaración y hemos realizado las comprobaciones pertinentes, o si hemos cumplimentado la declaración usando el Programa Padre, llega el momento de presentar la Declaración de la Renta.

Gracias a ING DIRECT, este es un paso que podemos completar fácil y rápidamente en nuestra área de cliente, sin necesidad de certificado digital o DNI electrónico, tal como podemos comprobar en este vídeo interactivo eligiendo la explicación que más nos interese: confirmar el borrador o presentar la declaración con el Programa Padre.

Además, solo por presentar tu declaración o confirmar el borrador a través de ING DIRECT, participarás en dos sorteos con cinco ganadores cada uno, cuyo premio consistirá en el importe de tu declaración, tanto si te ha salido a pagar como si es a devolver.

Enlace | Cómo presentar la Declaración de la Renta con ING DIRECT


Leer más

En España disponemos de varios tipos de conexiones rápidas: ADSL, basado en los cables de cobre; fibra óptica, con nuevas tiradas de este tipo de cable por las ciudades; y cableado coaxial, un tipo de cableado que se lanzó con el boom de las televisiones de pago. Y por todos pueden ir más megas de los que se suelen consumir en una vivienda. Es decir, que a tu banda ancha le sobran megas. ¿Por qué no los compartes?


Leer más

Seguro que muchos os habréis fijado que algunas compañías de energía empiezan a ofrecer tarifas planas de gas y electricidad. Estas tarifas prometen al usuario tranquilidad a lo largo del año gracias a una cuota uniforme que evita "sorpresas" en forma de facturas abultadas durante los meses de mayor gasto energético, normalmente en invierno y en verano, formando una montaña rusa que altera nuestra economía doméstica.

Es sin duda una opción atractiva conceptualmente: convertir un gasto variable en uno fijo es muy práctico para organizar mejor los presupuestos familiares, pero no lo es tanto si con el cambio salimos perdiendo. Es por eso que vamos a analizar si sale rentable contratar una tarifa plana de gas y electricidad.


Leer más