¿Cuánto costará un producto en el futuro? El valor de los precios con el tiempo

inflacion

¿Recuerdas lo que costaba un periódico como El País hace tan sólo 35 años? La respuesta es 10 pesetas. ¿Y el sueldo de un maestro en 1950? Aproximadamente 1.200 pesetas. Seguramente hayas oído hablar a tus abuelos de que un producto o servicio costaba 50 pesetas de la “época”. Esto no quiere decir que las pesetas de aquellos tiempos fueran diferentes a las que usábamos en 2000, o la cantidad correspondiente en euros en el 2011.

En realidad, lo que ocurre es que los precios se van incrementando con el tiempo, y por tanto, el valor de un determinado producto o servicio hace 50 años no es el mismo que ahora, al igual que los sueldos. A esto es a lo que llamamos inflación.

¿Por qué se produce la inflación?

Imagínate una situación en la que un país no tiene apenas tasa de paro. Los ciudadanos tendrán mayor poder adquisitivo, y por lo tanto, consumirán más. En un momento dado, una empresa no podrán abastecer toda la demanda que se produce, por lo que deciden subir el precio de los productos para poder satisfacer a los consumidores. La consecuencia de esto es que se podrá satisfacer la demanda, ya que muchos no estarán dispuestos a comprar el producto a ese precio, y de paso se producirán beneficios.

Si esto lo extrapolamos al resto de compras, las empresas decidirán subir los precios de forma generalizada, y por lo tanto se producirá una reacción en cadena, ya que los trabajadores exigirán subidas de sueldo para contrarrestar esta reducción de poder adquisitivo, cosa que en España ya sucede, ya que estas subidas se suelen asociar a la inflación, y de esta manera se cierra el ciclo.

Por otro lado, en ocasiones, la inflación se produce porque las empresas tienen que subir el precio de sus productos por el encarecimiento de las materias de primas que emplean para fabricarlos, como por ejemplo, cuando se producen subidas en el precio del petróleo; es la llamada inflación de oferta.

Puede suceder, además, que los precios no solo suban si no que bajen, por la situación contraria, es decir, que las empresas no tengan la suficiente demanda como para poder satisfacer lo que ofrecen en el mercado. Es lo que se llama deflación. Hay que decir que esto no es lo habitual, siendo lo más lógico que suban los precios alrededor de un 2% ó un 3%.

Ya sea inflación o deflación, produciéndose a lo largo de los años de forma generalizada, lo que hará es que nada tenga que ver los precios y salarios actuales con los que había hace 50 años, siendo lo más lógico y habitual que vayan aumentando con el tiempo.

¿Cómo se calcula?

Pero claro, cada familia no tiene los mismos hábitos de consumo. Es decir, lo que consumen unos puede que no lo consuman los otros; unos pueden ser vegetarianos, y otros pueden consumir carne; algunos puede que tengan coche y otros puede que viajen en transporte público; y posiblemente unos sectores tengan más demanda que otros, y consecuentemente los precios estén subiendo más para unos productos o servicios que para otros; entonces, ¿cuáles son los válidos para calcular esta subida de precios?.

Existe una forma de cálculo llamada cesta de la compra del IPC, que elabora el INE cada mes, que consiste en ponderar cada conjunto de productos por importancia de consumo, es decir, dando mayor importancia a aquellos productos que más se consumen, como pueden ser los alimentos o el transporte. La tasa de inflación se calcula, por tanto, calculando el porcentaje que ha subido esta ponderación de un año para otro. Sirva de ejemplo la tabla siguiente:

inflacion

En este ejemplo vemos además de una manera muy clara cuánto costaría aproximadamente en la actualidad un producto o servicio con un determinado precio hace un tiempo. Conociendo la evolución de la inflación durante ese tiempo, y simplemente sumando los porcentajes podremos saber cuánto costaría dos años después, aproximadamente.

Si tenemos en cuenta el ejemplo anterior, la inflación durante esos dos años habrá subido 2,9% + 1,8% = 4,7%. Por tanto, un producto que costara 1.000 euros en el primer año, costaría aproximadamente 1.047 euros dos años después. En la siguiente tabla se puede ver la evolución de los precios en España durante los últimos 50 años:

inflacion ultimos 50 años

Como puedes ver, durante todo este tiempo los precios han sufrido una subida generalizada, por lo que nada tendrá que ver el valor de un producto hace 50 años y en la actualidad, incluso lo que cuesta ahora con lo que costaba hace 30 años; en algunos casos, incluso, las diferencias eran bastante acusadas de un año para otro. Conocer la evolución futura no es sencillo, pero en condiciones normales, como en los últimos quince años, se podrá tener una aproximación de la subida de los precios anual, que suele ser de un 2% o 3%.

Imagen | photosteve101
Más Información | Ponderación del IPC
Datos de inflación | Google Public Data

Etiquetas: ,