Así tributan las cenas y los regalos de Navidad si eres autónomo o tienes una empresa

Si tuvieses que quedarte con alguna palabra para describir la Navidad ¿cuál utilizarías? Seguramente, los más pequeños se quedarían con la palabra juguetes; sus padres, con la palabra ilusión y otros, como los empresarios o los autónomos, con las cenas, las cestas de Navidad y los regalos a sus clientes y trabajadores.

Sin embargo, más allá de las tradiciones propias de estas fechas, lo cierto es que determinadas tradiciones tienen su incidencia de cara a la Agencia Tributaria. Tanto las cenas como los regalos de Navidad tributan. Pero, ¿qué consideración tienen a efectos fiscales?

¿Desgravan las cenas y regalos de Navidad?

La respuesta a esta pregunta es sí, aunque no en todos los casos, pues depende del impuesto del que estemos hablando.

IRPF

En el caso del IRPF, por ejemplo, la legislación española establece que todos los gastos que tengan que ver con las relaciones públicas con clientes y proveedores y que, además, se repitan a lo largo del tiempo, desgravan en la declaración de la renta.

Es decir, si hemos venido regalando una cesta de Navidad a un cliente o a un proveedor en los últimos años, o tenemos la costumbre de invitarles a cenar por Navidad, hay que incluir este concepto en la declaración de la renta para deducirnos su importe.

Impuesto de sociedades

Si, en lugar de ser autónomo, tienes una pyme, estos gastos también son deducibles en el Impuesto sobre Sociedades. Eso sí, para incluirlos como gastos del ejercicio, será necesario que cumplan los mismos criterios que en el caso del IRPF, es decir, que se efectúen con arreglo a los usos y costumbres de la empresa o, dicho de otro modo, que se repitan en el tiempo.

IVA

Sin embargo, en el caso del IVA, la Ley establece que los bienes y servicios destinados a atenciones a clientes, asalariados y otras personas no podrán ser objeto de deducción, salvo las muestras gratuitas y los objetos publicitarios que no superen los 90,15 euros de importe.

¿Qué deben hacer los empleados que reciben una cesta?

En muchas empresas, es habitual que la dirección obsequie a sus empleados con cestas de Navidad. Sin embargo, aunque muchas personas piensen lo contrario, estos regalos también tributan, pues se consideran como retribuciones en especie no exentas.

Por esta razón, el obsequio deberá acompañarse de la correspondiente retención e ingreso a cuenta en Hacienda y el valor de la cesta, estimado a precios de mercado, deberá figurar en la nómina del trabajador e incluirse en las declaraciones que correspondan.

En resumen, si estas Navidades has cenado con alguno de tus clientes o proveedores, o bien has entregado alguna cesta de Navidad a tus empleados, tendrás que justificarlo de manera conveniente a la Agencia Tributaria.

En Naranja | Estas son todas las novedades de la Declaración de la Renta para este año

Imagen | jill111

Conversación