El finiquito: ¿Cómo calculo el dinero que me corresponde si dejo de trabajar?

Al igual que ocurre a la hora de leer nuestra nómina, el finiquito y las indemnizaciones por despido pueden ser confusos de comprender, así que a continuación vamos a tratar de explicar con claridad cómo calcular el dinero que nos corresponde se dejamos de trabajar en una empresa

¿Qué es el finiquito?

El finiquito es una propuesta de liquidación de las cantidades adeudadas entre la empresa y el trabajador, y se realiza al finalizar la relación laboral entre ambos.

Este documento recoge, por un lado, la conformidad de ambas partes para extinguir el contrato de mutuo acuerdo y también un saldo de cuentas con un desglose de los conceptos y cantidades que se liquidan.

¿Qué conceptos deben aparecer en el finiquito?

  • El salario devengado del mes de despido, que será proporcional a los días trabajados ese mes
  • La parte proporcional de las pagas extraordinarias no disfrutadas
  • Las vacaciones generadas y no disfrutadas
  • La indemnización por despido, en caso de que la finalización del contrato se deba a un despido objetivo (20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades) o improcedente (33 días por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades), pero no se aplica si se trata de un despido disciplinario o una baja voluntaria.

¿Cómo calcular el finiquito?

Para explicar cómo calcular el finiquito, vamos a ver el ejemplo de Manuel, que lleva trabajando desde el 3 de mayo de 2014 en Mármoles Pepito Pérez, una pequeña empresa que ante la proliferación de los materiales sintéticos ha sufrido pérdidas varios trimestres consecutivos y se ve obligada reducir plantilla.

Su salario era de 1.000 euros brutos al mes, con dos pagas extraordinarias también de 1.000 euros, lo que hace un total de 14.000 euros brutos anuales (38,36 €/día). Su despido se ha previsto para el 15 de junio de 2016, y a fecha de hoy ha disfrutado de 5 días de vacaciones de los 22 días hábiles que corresponden al año.

Estos son los números:

Salario devengado:

  • (1.000 euros / 30 días) * 15 días trabajados = 500 euros

Parte proporcional de las pagas extraordinarias

  • Navidad = (1.000 euros / 365 días) * 166 días transcurridos desde diciembre = 454,70 euros
  • Verano = (1.000 euros / 365 día) * 319 días transcurridos desde julio = 873,97 euros

Vacaciones generadas y no disfrutadas:

  • (22 / 365) * 166 días transcurridos desde diciembre – 5 días consumidos = 5 días de vacaciones
  • 5 días * 38,36 €/día = 191,78 euros

Indemnización por despido objetivo:

  • 20 días * 2,08 años trabajados * 38,36 €/día = 1.598,08 euros

Salvo la indemnización por despido, estas cantidades tributan como rentas del trabajo y están sometidas a las bases de cotización y a la retención de IRPF, tal como en una nómina normal.

Cabe matizar que la indemnización por despido improcedente puede ser un poco más compleja, ya que cambió con la reforma laboral del Real Decreto-ley 3/2012, que prevé tres casos:

  • Para contratos firmados antes del 12/02/2012: indemnización de 45 días por año trabajado, y 33 días a partir de esa fecha en adelante, con un máximo de 42 mensualidades. Además, en caso de que para esa fecha ya se hubiera generado una indemnización superior a 24 mensualidades, no se generará más indemnización, aunque sí se podrá cobrar lo generado hasta entonces, hasta un tope de 42 mensualidades.
  • Para contratos firmados a partir del 12/02/2012: 33 días por año, con un máximo de 24 mensualidades

Por último, conviene recordar que podemos solicitar la presencia en la firma de nuestro representante legal o sindical, y que si no estamos de acuerdo con las cantidades reflejadas en el finiquito, podemos firmar como “no conforme”. En cualquier caso, aunque hayamos firmado como “conforme” y más adelante descubramos un error y omisión, tenemos un año para impugnar el finiquito.

En Naranja | Cómo leer un contrato de trabajo (y saber que está bien)

Conversación