Calzoncillos, minifaldas y otros curiosos indicadores de la economía

Los principales indicadores económicos son ya de sobra conocidos por todos: el desempleo, la inflación, el PIB o los índices de confianza del consumidor se han colado ya en nuestras vidas y son un elemento más de nuestra rutina.

Sin embargo, en ocasiones se utilizan otros indicadores que, sin ser tan conocidos, serían mucho más sencillos de entender por el común de los mortales y, desde luego, de mucha más utilidad. Se trata de indicadores que tú, sin ser un experto en economía, utilizarías si te preguntasen cómo ves la situación actual. Aunque lo más seguro es que muchos de ellos ni te imagines que puedan llegar a ser utilizados por los principales analistas o expertos económicos.

¿Cómo influye la venta de productos para el hombre sobre la economía?

El primero de estos curiosos indicadores es el de la venta de calzoncillos masculinos. Un indicador muy utilizado por economistas tan importantes e influyentes como el ex-presidente de la Reserva Federal, el Banco Central de Estados Unidos, Alan Greespan que, cuando gobernaba una de las instituciones monetarias más importantes del mundo, se fijaba en el tiempo medio que transcurría hasta que un hombre decidía cambiar sus calzoncillos por otros nuevos para tomar una decisión de política monetaria.

La venta de ropa interior masculina es normalmente estable porque se considera un artículo necesario. Sin embargo, en épocas de vacas flacas, los hombres alargan la vida útil de sus calzoncillos más tiempo de lo normal, lo que hace caer las ventas. Como bien decía un analista de NPD Group, Marshal Cohen: es como intentar conducir tu coche 15.000 kilómetros adicionales a lo que marca su vida útil.

Pero no solo de calzoncillos vive el hombre. La venta de corbatas es también un buen indicador de salud económica. La razón es que, en épocas de crisis, las personas que buscan empleo intenten llamar la atención en una entrevista llevando una buena corbata, mucho más barata que un buen traje y cuanto más llamativa sea, mejor. En épocas de crecimiento económico con tanta competencia entre demanda de trabajo, ya no es tan necesario llamar la atención.

¿Y la venta de productos para ellas?

Los calzoncillos no son los únicos productos curiosos en los que muchos analistas se fijan para valorar cuál es la salud económica de un país. No en vano, los artículos para ellas también tienen una gran acogida entre los economistas, aunque por diferentes motivos. Uno de ellos es la longitud de la falda: cuanto peor esté la economía, más larga será la falda. Esta afirmación, a priori sin sentido, obedece a la necesidad femenina de llevar las piernas siempre estilizadas. De hecho, en épocas de crisis, las mujeres se ponen faldas más largas y pantalones porque el coste de depilación y de llevar medias son más onerosos que en épocas de crecimiento económico, en la que las mujeres pueden destinar mucho más gasto a cuidar su figura.

Otro indicador relacionado con la figura de la mujer es el de las ventas de los lápices de labios. Propuesto por Estee Lauder en 2001, los analistas se dieron cuenta de que, al tratarse de un lujo asequible, sus ventas subían en épocas de vacas gordas y se reducían de forma considerable en épocas de vacas flacas. Hablamos de productos con una elasticidad demanda renta muy elevada cuyo consumo varía porcentualmente mucho más que el aumento o caída de la renta de una familia y, por tanto, puede ser extrapolable a cualquier otro bien de este tipo que podamos imaginar.

Por último, como indicador curioso se encuentra también la percepción de cuán atractivas sean las camareras en bares y restaurantes. Cuánto más atractivas sean éstas, peor está la economía. La idea subyacente es que las mujeres con mejor físico pueden acceder a otro tipo de trabajos mejor remunerados como modelos, actrices o azafatas de promociones.

 Otros indicadores curiosos para seguir la economía

  • El Índice Big Mac: este índice, elaborado por la revista The Economist, trata de indicar cómo de devaluada está una determinada moneda tomando como referencia el precio de un solo producto, la hamburguesa Big Mac servida en los restaurantes de comida rápida McDonalds, en los diferentes países en los que esta franquicia tiene presencia.
  • Hablando de comida rápida, la afluencia de este tipo de establecimientos en las calles comerciales de una ciudad también se suele tomar como indicador de la salud económica de un país. Cuanto mayor presencia haya de estos restaurantes, peores serán las noticias, puesto que indicarán que la demanda de comida barata ha crecido en detrimento de los restaurantes de mejor calidad.
  • Si paseas por cualquier calle de tu ciudad, te habrás dado cuenta que, desde la crisis, cada vez hay más coches viejos o de segunda mano. Al igual que ocurría con los calzoncillos pero de un modo mucho más evidente, tenemos que extender la vida útil de nuestro vehículo hasta que literalmente acabe rompiendo. Por este motivo, la edad media de los vehículos que circulan por la calle es también utilizado para valorar la situación económica.

Existen mucho más indicadores económicos curiosos y seguro que muchos de vosotros ya tenéis el vuestro. ¿Nos dices cuál es?

Imagen | caminando por el abismo

Conversación

  • Mer

    ” La idea subyacente es que las mujeres con mejor físico pueden acceder a otro tipo de trabajos mejor remunerados como modelos, actrices o azafatas de promociones” Me niego a pensar que esas sean las mejores opciones para mujeres atractivas, ¿por qué no ingenieras, abogadas o informáticas? La interpretación para mi es que en épocas de crisis tienen las mismas dificultades para encontrar trabajo que todos los demás y ante el aumento de la demanda de empleo, los empleadores de trabajos cutres valoran aspectos secundarios a la hora de contratar. Había oído hablar de estos indicadores económicos, aunque la interpretación es bastante subjetiva.

    • Dunearrakis

      Mer, aunque lleva razón en lo que dice, no politicimos por favor. Aquí el autor explica unos datos que son los que son, para desgracia de unos, suerte de otros, pero no empecemos a reivindicar cosas que no proceden. Lo que dice el autor es soberanamente cierto, cuando hay bonanza económica, en general a todo el mundo se le contrata por sus méritos y porque hace falta mano de obra sin demasiada discriminación; pero cuando hay poco trabajo, la búsqueda y encuentro de un puesto de trabajo se hace mucho más selectiva, y en el caso de la mujer, lógicamente un gancho muy importante es el atractivo físico. ¿Que es triste? pues sí, ¿que es denigrante?, pues sí,… pero es así, y funciona, y negar que una cafetería que pone camareras atractivas vende más cafés que la cafetería de al lado, aunque su café sea peor y el servicio también lo sea, es un hecho.

      • Mer

        Sí claro, si estamos de acuerdo en los datos. Mi objeción sólo iba por lo que el autor considera “trabajos mejor remunerados” para mujeres atractivas (actriz, modelo, azafata), pero tal y como tú lo explicas, que es parecido a como lo explico yo, nada que objetar. Creo que la observación si procede puesto que no quedan bien explicadas las razones por las que esto puede ocurrir: que en crisis la gente preparada no encuentra un empleo acorde con su formación y los criterios de contratación cambian. Sobraba decir a qué se tienen que dedicar las mujeres atractivas según el autor. Si admitimos esto, nuestra sociedad va muy mal.

        Otra cuestión, (y esto sí que no tiene que nada tiene que ver con el tema económico en sí), es que el autor considere que los actores tienen que ser gente guapa, eso es devaluar el trabajo de un actor en general, no hablo ya de mujeres sólo, y devaluar una industria. Un actor/actriz lo que tiene es que ser buen@ y profesional, si además es guap@ pues mejor para él/ella. Siento desviarme del tema, ahora sí, pero tenía que decirlo.

        • Dunearrakis

          Yo estoy viendo este fenómeno en una prima mía, que ha terminado una licenciatura, está cursando un máster, sabe inglés y algo de francés, pero no encuentra nada de su profesión, o al menos nada bien pagado, porque ha recibido ofertas que son irrisorias. Sin embargo, no le falta trabajo de comercial, porque tengo que decir que la muchacha es bastante guapa, y siempre, en todas las promociones en las que ha participado me comentaba que tenía una entrevista personal en la que prácticamente deba igual su titulación, el inglés, y que era evidente que se trataba de un “vis a vis” para que los promotores comprobaran que era el perfil de chica atractiva que buscan. Por cierto, una de las promociones en la que ha participado estas navidades ha sido para Nespresso, y desde entonces me he fijado cada vez que paso por la tienda de El Corte Inglés, que siempre hay dependientes que son casi modelos, tanto masculinos como femeninos. Supongo que valorará su nivel educativo, capacidad de expresión, atención al cliente, dominio del inglés por si viene algún turista, pero estoy convencido de que la condición sinequanon es el atractivo físico. Y esto, Mer, es así, no se puede negar la evidencia, porque además la mayor evidencia es que esto vende.

          Por supuesto, en sectores como la arquitectura, el derecho o parecidos, se valoran otros factores más profesionales. Pero de todos modos, en el campo del derecho, que lo conozco más o menos porque he ido ya varias veces de perito, se ve cada abogada y cada procuradora que ya quisieran muchas revistas de moda tener en sus portadas. Supongo que de alguna forma será un atractivo para atraer determinados clientes, porque no me creo que sea casualidad

          • Mer

            No sí en eso estoy de acuerdo, una cosa es que no me guste y otra que ocurra, en épocas de crisis es así nos guste o no. En lo que no estoy de acuerdo, insisto, es en que en épocas de bonanza, los mejores trabajos para las guapas, según el autor, sean azafatas, modelos y actrices, eso sigo sin entenderlo, ¿Cómo puede saber el autor lo que es lo mejor para ellas, lo que quieren o la formación que tienen?

          • Dunearrakis

            Es que francamente, Mer, no has entendido al autor, y sigues entendiéndolo como una decisión de la mujer, o desde el punto de vista de lo que debe ser mejor para él. Y no, te equivocas, por desgracia no es una decisión, sino una situación del mercado, lo podemos incluso explicar por la selección natural. No se puede negar que un atractivo físico siempre es un plus, y en el caso de una mujer más aún, y cuando no hay trabajo para todos, parece normal que una mujer con atractivo tenga más demanda que una mujer menos atractiva o que un hombre, sobre todo en determinados sectores, principalmente en el comercio.

            Podemos criticar que se contrate a una mujer por su atractivo.

            Podemos criticar que un cliente decida comprar aquí o allí en función del atractivo de la dependienta

            Podemos criticar que todo esto es más un daño a la mujer que un favor.

            Pero al margen de todo eso, la realidad es que esto es así hoy por hoy, y es a lo que se refiere el autor.

            Por supuesto, cada mujer es libre de decidir qué estudiar, qué puesto de trabajo desea ocupar, o qué es lo mejor para ella, pero por desgracia el mercado en estos momentos no da para todos y es selectivo. Y te digo más, hay un silencio a voces en nuestra sociedad, y es que cada vez más mujeres españolas de clase media están entrando en el negocio de la prostitución. Mujeres que hace unos años tenían su trabajo, su coche, su familia,… una vida normal, pero ahora están en una situación límite y tienen que buscar ingresos de donde sea. Sólo entra en Milanuncios de tu ciudad en la sección de contactos, y verás decenas de mujeres españolas anunciándose. Nada de latinas, rumanas, rusas,…. hablo de españolas hasta con estudios universitarios.

            Esta es la realidad de hoy, y muchas mujeres con formación y cualificación están aceptando trabajos en los que es evidente que se les contrata por su cara, su delantera o su trasero y no por su currículum. En otros momentos seguramente habrían rechazado el puesto, pero hoy lo cogen gustosamente y encima, agradecidas.

          • Mer

            Insisto, estoy de acuerdo en lo que el autor dice que ocurre en épocas de crisis, de verdad, no hace falta que me lo expliqueis mas, no soy estúpida. En lo que sigo sin estar de acuerdo, insisto una vez más, es en lo que el autor dice que ocurre en épocas de bonanza, donde todo el mundo puede encontrar un buen trabajo acorde con su preparación, y en este contexto los mejores puestos para ellas serian de modelos, actrices o azafatas. ¿Nadie va a explicarme eso?

          • Diego Lorenzana

            Hola Mer,

            en ningún momento se dice en el artículo que esos trabajos que enumeras sean los mejores puestos para ellas, sino que están mejor remunerados, y siento si se interpreta de esa manera pero no es la idea subyacente, ni mucho menos.

            Es una característica, sin embargo, que podemos identificar a simple vista. Las chicas (o los chicos, porque no se trata de una característica únicamente femenina) con mejor físico pueden acceder a otro tipo de trabajos como modelos, por poner un ejemplo, igual que un licenciado . Cuanto mayor sea la demanda de este tipo de puestos, algo que se da normalmente en época de bonanza, menos chicas o chicos con buen físico se dedicarán a puestos peor remunerados.

            En cualquier caso, no es un indicador que me haya inventado yo. Se utiliza por parte de muchos economistas para identificar la situación económica a simple vista.

            Un saludo.

          • Mer

            Ok Diego, creo que no merece la pena darle más vueltas a esto. Efectivamente en crisis ocurre y es lógico como habéis explicado ya. En ningún momento he puesto en duda los indicadores, sólo que me parecía que hacías un juicio de valor innecesario. Es decir, un hecho contrastable es que en crisis hay más gente guapa en puestos de trabajo cara al público porque cambian los criterios de contratación y ser guap@ se convierte en un valor añadido, de acuerdo, pero sí me parecía un juicio de valor presuponer dónde estarían trabajando de no haber crisis, ya que en épocas de bonanza hay muchísimos puestos de trabajo mejor remunerados para los guapos además de los que mencionas, como abogados, pilotos, periodistas…. Sólo eso.
            Por lo demás el artículo me parece bueno, y como dije en otro post, conocía estos indicadores económicos y otros, ya sé que no te los has inventado 🙂
            Gracias por tu aclaración.

          • Dunearrakis

            Yo no he siquiera sugerido que seas estúpida, pero te recomiendo que releas el artículo, porque el autor en ningún momento dice que en épocas de bonanza el mejor puesto para una mujer sea el de modelo, actriz o azafata, sino todo lo contrario, que precisamente porque la economía no está bien, las mujeres encuentran puestos de trabajo en los que se valora más el aspecto físico que el mérito profesional

        • Diego Lorenzana

          Hola, mi intención no es en ningún momento dar a entender que las mujeres con mejor físico pueden tener empleos mejor remunerados, ni mucho menos. Lo que quiero decir es que con la crisis, todos tenemos que conformarnos con empleos con un sueldo peor, incluyendo las mujeres con un mejor atractivo que, al tratarse de una cualidad física, es lo más evidente a simple vista. Esto podríamos extrapolarlo al número de graduados universitarios que trabajan en restaurantes o empleos por debajo de su cualificación también, pero no es algo que podamos percibir a simple vista.

          En ningún momento mi intención es ofender a ningún colectivo.

  • Pingback: Las lecciones del Tetris para gestionar una empresa y cuánto cuesta morirse en España, lo mejor de Entorno El Blog Salmón | Contactollanos()

  • Pingback: Las lecciones del Tetris para gestionar una empresa y cuánto cuesta morirse en España, lo mejor de Entorno El Blog Salmón()

  • Pingback: Las lecciones del Tetris para gestionar una empresa y cuánto cuesta morirse en España, lo mejor de Entorno El Blog Salmón - Salud, Libertad y Dinero()

  • lectora60

    Estoy de acuerdo con el artículo. Para un puesto de atención al cliente (antes llamado recepcionista) se ha buscado siempre a una chica mona, no se escogía a un chaval, las mujeres eran para ese puesto. Si la atención al cliente no es cara a cara, que se hace por teléfono, (no hablo de tele-ventas) se hace incapié en la entonación al hablar, sonreir sin que te vean, y algo aparantemente absurdo: ir tan arreglarada como si fueran a verte. Una cosa es ir limpia, peinada y algo maquillada que se da por sobreentendido y otra lo que digo. Y ya puestos, en tele-venta es muy importante el tono de voz, ha de ser persuasivo sin ser irritante y la entonación adecuada al idioma que se habla. Las políglotas suelen tenerlo mas facil.

    Y si no, ¿Porqué las presentadoras de telediario son utilizadas de busto parlante? En cuanto echan unos añitos son relegadas a noticiarios regionales o programas de cocina.

    Como mujer, he pasado de sentirme discriminada pq a los 50 años decidí no teñirme las canas, dejé de usar tacones de aguja y taldas tubo. Opté por mi comodidad, peluqueria si, maquillaje suave también y zapato cómodo. Aunque estuviera sentada todo el dia delante del ordenador. Es cuestión de que cada uno/a se adapte a las circunstancias del momento.