¿Cómo nos afecta el límite de los pagos en efectivo en vacaciones?

A la hora de realizar pagos por los servicios contratados en vacaciones, hay que tener en cuenta si nos afecta el límite de pagos en efectivo, implantado por el Gobierno en 2012 con el objetivo de mejorar el control de los pagos y prevenir el fraude.

Si tienes pensado salir de vacaciones, echa cuentas y comprueba si algún importe de los que vayas a pagar supera el límite establecido y necesitas alternativa al dinero en metálico para pagar. ¿Sabes cómo te afecta el límite de pagos en efectivo?

En qué consiste el límite de pagos en efectivo y cómo me afecta

El límite de pagos en efectivo entró en vigor en el territorio español con la aprobación de la Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude (PDF).

Con el objetivo de ayudar a la prevención del fraude, desde la entrada en vigor de la ley cualquier operación de pago de más de 2.500 euros en la que una de las partes sea un profesional o una empresa (salvo entidades de crédito) no podrá realizarse con dinero en efectivo y deberá elegirse otro medio de pago. En caso de incumplimiento de la norma, la sanción aplicable sería de un 25% sobre lo pagado.

Cuando el importe a pagar sea mayor que 2.500 euros, no se podrán realizar pagos parciales, repartiendo efectivo y otros medios. Por ejemplo, en una factura de 3.000 euros por un servicio, no se pueden pagar 2.500 en efectivo y 500 con otro medio de pago. Siempre ha de tomarse como referencia el valor total de la operación.

Para los pagadores que sean personas físicas y no residentes en España, cuando no actúen como empresarios o profesionales, el límite asciende hasta los 15.000 euros o su equivalente en moneda extranjera.

De esta manera, el límite de pagos en efectivo puede afectar a particulares y empresas que tengan que cobrar o pagar importes por encima de los 2.500 euros durante estas vacaciones, como por ejemplo:

  • Familia que alquila un apartamento o reserva en un hotel durante temporada alta en agosto y la factura asciende a 2.700 euros.
  • Grupo de amigos que alquila un yate en la costa española durante dos semanas y la factura asciende a 4.000 euros.
  • Pareja que contrata su luna de miel en el Caribe tres semanas, por un importe de 2.900 euros.

En las tres situaciones anteriores, los pagos deben realizarse con un medio que no sea dinero en efectivo.

¿Qué medios debo usar si necesito hacer un pago que supere los 2.500 euros?

El artículo 34.2 de la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo (PDF) define lo que se considera dinero en efectivo:

  • El papel moneda y la moneda metálica, nacionales o extranjeros.
  • Los cheques bancarios al portador denominados en cualquier moneda.
  • Cualquier otro medio físico, incluidos los electrónicos, concebido para ser utilizado como medio de pago al portador.

Por tanto, a la hora de pagar una factura por encima de 2.500 euros, habrá que elegir otro medio de pago diferente. Lo bueno es que es fácil encontrar opciones, como las tarjetas de crédito y débito, las transferencias y los pagos con cheques nominativos, entre otros.

En el caso de las tarjetas de crédito y débito, es importante revisar que el importe a pagar no supere el límite de operación diario de la tarjeta, aumentándolo en caso de que sea necesario. En el caso de los cheques, se necesita disponer de una chequera y, en caso de no tenerla, hay que solicitarla al banco.

Si se realiza el pago por transferencia, hay que tener en cuenta que debe realizarse en un entorno seguro, evitando en la medida de lo posible el acceso a nuestra cuenta bancaria desde un ordenador de uso público que pueda tener instalado malware que nos pueda traer algún dolor de cabeza. Con tu cuenta de ING DIRECT puedes operar cómodamente desde tu tablet o smartphone.

Finalmente, no hay que olvidar que si pagas tus viajes con tu tarjeta de crédito de ING DIRECT, disfrutarás de un seguro de accidentes de viaje con una cobertura de hasta 120.000 euros para el titular y los asegurados de la tarjeta, amén de que en el extranjero, siempre es mejor pagar con tarjeta.

En Naranja | Cómo encontrar destinos baratos de vacaciones aplicando consejos económicos

Conversación