¿Conoces los derechos y obligaciones para el cliente bancario?

En banca, como otros negocios, todos los agentes que intervienen en las transacciones están sujetos a una serie de normas que les conceden una serie de derechos y obligaciones. Clientes, bancos, proveedores, otros agentes y proveedores están sujetos a una serie de normas propias del negocio, cuyo objetivo es fijar un marco regulatorio que contribuya a la buena práctica bancaria.

Promover el buen entendimiento entre las partes a la hora de contratar productos y servicios, ayudar a resolver reclamaciones y otra serie de situaciones que se dan en el día día del negocio bancario, son algunos objetivos del conjunto de normas del sector. El Banco de España prevé una serie de derechos y obligaciones para los clientes el negocio bancario, que varían en función del producto que se esté contratando. ¿Sabes cuáles son?

Cada producto bancario conlleva unos derechos y obligaciones para el cliente

Cada producto contratado implica una serie de derechos y obligaciones que el cliente tiene con la entidad bancaria. Esto significa que, por ejemplo, un préstamo con garantía hipotecaria implica asumir un conjunto de derechos y obligaciones diferentes a los que lleva asociados la contratación de una tarjeta de crédito. Cada producto tiene una naturaleza y funcionamiento diferente y, por tanto, le otorga al cliente un conjunto de derechos y obligaciones diferentes.

Los derechos y obligaciones del cliente bancario están publicados en la web del Banco de España, por lo que cualquier persona puede consultarlos cuando lo desee. Se puede acceder a la versión resumida, en el Portal del Cliente Bancario del Banco de España, o a la versión completa incluida en la norma correspondiente.

Por ejemplo, para conocer los derechos y obligaciones que tiene un cliente que haya contratado una tarjeta de crédito, se puede acudir a la versión completa recogida en las normas siguientes:
* Orden EHA/1608/2010, de 14 de junio.
* Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre.

O también se puede acudir al Portal del Cliente Bancario en la web del Banco de España, en donde nos encontraremos la versión resumida, que incluye los siguientes puntos:

DERECHOS:

* Usar la tarjeta para pagar la compra de bienes y servicios, así como para retirar dinero en efectivo en cajeros y en las “ventanillas” de las entidades, en los términos contratados.
* Recibir una copia del contrato.
* Recibir los documentos de liquidación.
* Ser informado previa y personalmente de las modificaciones.
* A no renovar o a desistir del contrato unilateralmente en cualquier momento, de acuerdo con los pactos recogidos en el mismo.

OBLIGACIONES:

* Pagar puntualmente las comisiones bancarias y, si se trata de una tarjeta de crédito, los intereses pactados.
* Devolver los fondos utilizados en la forma pactada.
* Informar a la entidad de crédito sobre sus circunstancias económicas y personales. La información correcta es necesaria para que la entidad analice el riesgo de la operación antes de autorizarla. Usted también se compromete, si así estuviera pactado, a comunicar cambios de domicilio, estado civil, régimen económico del matrimonio y otras circunstancias personales y financieras.
* Custodiar debidamente el P.I.N.

Para otros productos bancarios es posible conocer los derechos y obligaciones que tienen los clientes al contratarlos y durante la vida de los mismos, accediendo al Portal del Cliente Bancario del Banco de España. Se detallan los derechos y obligaciones específicos para los productos más habituales como préstamos con garantía hipotecaria, préstamos personales y al consumo, depósitos a la vista, de ahorro y a plazo, tarjetas de débito y crédito, efectivo y cheques, cambios de moneda y transferencias bancarias, empréstitos y avales.

¿Por qué es importante conocer bien los derechos y obligaciones como clientes bancarios?

Es importante tener en cuenta los derechos y obligaciones del cliente bancario para cada producto porque la operativa en el sector bancario tiene un grado de complejidad que obliga a las entidades a trabajar con el máximo rigor posible. Por ejemplo, es una obligación del cliente bancario proporcionar datos veraces y reales cuando solicita una tarjeta de crédito para que la entidad pueda valorar su capacidad de endeudamiento y así determinar el importe que a conceder en la línea de crédito. Si el banco no recibe información veraz, puede concederle más cantidad de la que puede asumir un cliente y generar así un riesgo de impago, si el cliente dispone de más efectivo del que puede pagar en los plazos acordados en contrato.

También es muy importante conocer los derechos como cliente, para cuando falla algún proceso y surge la necesidad de reclamar. En banca, como en cualquier otro negocio, en los procesos intervienen personas y máquinas, que pueden equivocarse en alguna ocasión. Cuando esto sucede, el conocimiento de los derechos como cliente ayuda a determinar si se puede reclamar o no y, en caso de que se reclame, a argumentar ante la entidad, o incluso ante el Banco de España, la situación que da origen a la reclamación. Por ejemplo, cuando se cobra una comisión que no está recogida en el contrato que el cliente ha firmado con la entidad.

En definitiva, los derechos del cliente se puede decir que son las obligaciones del banco y viceversa. Los clientes también tienen obligaciones y no se debe olvidar la importancia que estas tienen para que el negocio bancario funcione como es debido.

En Naranja | Ahorra conociendo tus derechos como consumidor
Imagen | Geralt

Conversación