¿Por qué es interesante contratar una hipoteca de tipo mixto?

La compra de vivienda se ha incrementado un 14% a lo largo de todo el año. Un crecimiento paralelo a la contratación de hipotecas, que ha crecido también un 14% en los nueve primeros meses del año, según los datos del INE. Tres de cada cuatro compradores pide una hipoteca para comprar la vivienda, de los cuales más del 70% contrata una a tipo variable. Sin embargo, este año la firma de hipotecas con interés fijo se ha disparado. ¿Por qué es interesante contratar una hipoteca de tipo mixto?

Mayor duración que las hipotecas fijas

Las hipotecas de tipo mixto combinan un periodo inicial con un interés fijo y un segundo periodo de interés variable hasta el vencimiento. Durante los primeros años garantiza una cuota fija que da estabilidad financiera al deudor. Cuando la hipoteca se convierte en variable puede ser que la cuota baje o suba, según cómo esté el euríbor en ese momento.

Ahora, el euríbor lleva nueve meses en negativo, lo que beneficia a las hipotecas variables, aunque los intereses de las hipotecas mixtas están por debajo del 3%. Sin embargo, teniendo en cuenta que el plazo medio de contratación de una hipoteca supera los 23 años, se producirán fluctuaciones del euríbor durante la vida de la hipoteca. Pero con una hipoteca mixta, la cuota se mantendrá estable durante el periodo fijo. 

Frente a las hipotecas fijas que tienen una duración entre 15 y 20 años, las mixtas se alargan hasta 30 y 40 años. Esta mayor duración es una ventaja para las personas que prefieren una cuota fija, pero necesitan más tiempo para devolver el préstamo. Según los expertos, para que la hipoteca mixta sea atractiva tiene que ofrecer un interés por debajo del 3% y un periodo de interés fijo mínimo de 10 años.

Prestar especial atención al tipo variable

En la negociación de una hipoteca mixta hay que prestar atención al interés fijo y el diferencial aplicado durante el periodo variable. De acuerdo a la política monetaria del BCE, es probable que los tipos se mantengan bajos hasta el primer trimestre del próximo año. Esto favorece la contratación de hipotecas mixtas con unos tipos muy bajos.  

Sin embargo, también es posible que con la llegada del euríbor plus, que se prevé que tenga un valor de cotización positivo, las hipotecas referenciadas a este índice se encarezcan. Por eso es importante calcular cómo quedaría la cuota una vez finalizado el plazo fijo y negociar el diferencial aplicado.

Atención a las comisiones  

En las comisiones de las hipotecas de tipo mixto, igual que en las de tipo fijo, hay que prestar atención a la comisión por compensación por riesgo de interés. Esta comisión es una cantidad que el hipotecado debe pagar al banco si cancela el préstamo antes de la fecha de vencimiento durante el plazo fijo, por la posible pérdida que sufre el banco. Se incorporó a las hipotecas en la Ley Hipotecaria de 2007 y puede oscilar entre el 0,75% y el 5% del capital pendiente de amortizar.

El resto de comisiones de las hipotecas mixtas, apertura, amortización parcial y subrogación, son negociables, aunque existen en el mercado hipotecas mixtas sin comisiones.

Con estas características, las hipotecas mixtas están dirigidas a un perfil conservador, que quiere estar protegido frente a las subidas del euríbor y que no prevé incrementos en sus ingresos durante los próximos años.

En Naranja | ¿Cómo puedo proteger mi hipoteca ante una hipotética subida del euríbor?


Conversación