Cuando tu empresa te pide que te eches la siesta… ¿por qué no vas a hacerle caso?

Siesta

La siesta, de la que los españoles estamos considerados los inventores (aunque ya el Islam tenía una tradición similar que incluso aparece en el Corán), ha dejado de ser vista como algo digno de países demasiado relajados para incorporarse a la economía mundial y al proceso productivo de algunas grandes empresas.

Cuando, hace unos meses, hablamos de la importancia de invertir en las vacaciones, ya quedó claro la importancia del descanso. Pero, ahora, cada vez más empresas se suman a que incluso dentro de la jornada laboral haya un pequeño momento para retomar fuerzas. Es la economía del descanso.

¿De verdad hay empresas que te permiten dormir en el trabajo?

Power Nap

Dicho así, puede parecer hasta una broma, pero no: al ver las mejoras productivas de la siesta, varios lugares han decidido incorporarla a sus procesos laborales. No son nombres desconocidos, como podréis comprobar:

* El ejemplo más conocido es el de Google. En sus muy publicitadas oficinas, todo es diferente: salas de ocio y recreo con futbolines y sofás en los que sentarse. Y también, en Mountain View, unas cápsulas blancas que parecen sacadas de películas de ciencia ficción: son las Energy Pods, e incluyen reproductores de música con sonidos relajantes y una mezcla de luces y vibración que te dejan KO y que te despiertan al cabo de un rato. Estas cápsulas también se han instalado en compañías como Cisco o Procter & Gamble.

* Si habéis hecho un viaje largo en autobús, sabréis que las compañías tienen que cambiar de conductor para que el que iba conduciendo primero pueda descansar. Esto también se replica en los aviones, donde empresas como British Airways instan a sus pilotos a que en vuelos internacionales largos cedan el control a sus compañeros y descasen un rato. No se trata de dormir profundamente, sino de una pequeña siesta, de 20 minutos, para mejorar el rendimiento.

* Nike también cuenta con habitaciones pensadas para la meditación o la siesta, que estimula entre sus empleados.

La siesta como negocio

Como vemos, cada vez aumentan más los ejemplos de la internacionalización de la siesta. ¿Por qué? Porque está demostrado científicamente que es muy beneficiosa para el trabajador:

* Las sociedades que la tienen incorporada como práctica habitual tiene una menor tasa de enfermedades del corazón.
* Los estudios realizados entre los pilotos de los aviones indican que una siesta de menos de media hora supone un incremento del rendimiento de un 34% y una mayor capacidad de alerta (hasta un 54% más que compañeros que no habían dormido).
* Es más, diversos estudios demuestran que hasta el humor mejora con ella y que, por si fuera poco, nos permite dormir mejor y descansar más por la noche.

Estudios como los del profesor de la Universidad de Cornell, James Maas, que acuñó el término “Power Nap” para identificar a esas siestas de 20 minutos que nos sirven para reactivar el organismo, han permitido extender en el mundo anglosajón los beneficios de la siesta. Hay infinidad de libros dedicados al descanso rápido y la mejora que provoca en cada persona, con títulos tan llamativos y rotundos como “Échate una siesta, cambia tu vida“.

Y son tantos que ya hay quienes la han convertido en un negocio. Junto a Metronaps, la empresa que alquila los EnergyPods del campus de Mountain View de Google, también hay otras como Yelo, que nacieron como un simple spa urbano y que han derivado en ofrecer “siestas subcontratadas”. Esto es, a los trabajadores de empresas como Hearst o Time Warner, en Manhattan, les dan un lugar donde echarse la siesta cerca de sus lugares de trabajo. Por 15 dólares, puedes dormirte tranquilo durante 20 minutos. Por 40, la siesta se alarga media hora porque incluye un masaje de pies.

Es más, el auge de la siesta está permitiendo todo tipo de gadgets y aplicaciones que buscan medir nuestros ciclos del sueño para permitirnos optimizar los ratos de descanso.

En definitiva, si puedes descansar después de la comida, recuerda que no sólo está recomendado hacerlo, sino que líderes mundiales como Google o Nike lo recomiendan. Llegado el caso, hasta podría usarse como un pequeña excusa ante una cabezada inesperada en el propio puesto de trabajo, ¿no?

Más información | Bussinnes Week, Daily Infographic, Siesta Awareness, MetroNaps
Imágenes | Jaako, xmacex,

Conversación

  • Josep Camós

    Y yo que soy incapaz de echarme una siesta… O no me duermo o me pego tres horas y me levanto con una cara que parezco Álvarez Cascos. 🙁