¿Cuánto has pagado en la declaración? Esto es lo que te hubieses ahorrado con aportaciones a tu plan de pensiones

El periodo para presentar la declaración de la renta toca a su fin, y a muchos contribuyentes les va a tocar abonar la cuota correspondiente en la Agencia Tributaria. En muchos casos, el pago de la declaración supone un gasto imprevisto que puede tener consecuencias negativas en nuestras finanzas.

Pero, ¿se puede hacer algo para reducir esta cuota fiscal? Lo cierto es que sí. Los planes de pensiones son un vehículo de inversión con ventajas fiscales, pero ¿sabes cuánto te podrías ahorrar? Posiblemente, más de lo que piensas.

¿Cuánto podemos deducirnos en la declaración con los planes de pensiones?

Dentro de todas las posibles deducciones contempladas en la legislación del IRPF, los planes de pensiones son una de las opciones más interesantes. Y lo son porque todas las aportaciones realizadas a este instrumento de previsión reducen la base imponible del impuesto y, por tanto, también la cuota final a pagar.

Eso sí, hay que tener en cuenta los límites de esta deducción. Las aportaciones anuales no podrán superar los 8.000 euros o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas del contribuyente. Todo lo que supere este límite no gozará de derecho a deducción.

¿Y cuánto nos podríamos haber ahorrado? Dos ejemplos prácticos

El ahorro fiscal por las aportaciones a estos instrumentos depende tanto de las aportaciones realizadas como de la base imponible del contribuyente. Al estar estructurado el IRPF por tramos, el tipo efectivo pagado finalmente dependerá del tramo en que nos encontremos.

Así, por ejemplo, una persona residente en Castilla y León cuyos ingresos hayan sido de 25.000 euros anuales tendrá que pagar, en total, 4.067,35 euros, con un tipo efectivo del 16,26%. En este supuesto, el importe máximo que da derecho a deducción son 6.900 euros, que es el 30% de los rendimientos netos del trabajo (23.000, resultado de restar los 25.000 euros a los 2.000 que con carácter general se descuentan a todos los contribuyentes).

En función de las aportaciones que se hayan realizado, los resultados serán los siguientes:

Aportaciones Cuota reducida Tipo efectivo Ahorro Total Porcentaje
1.000 3.777,35 € 15,10% 290 € 7,13%
2.000 3.487,35 € 13,94% 580 € 14,25%
3.000 3.203,35 € 12,81% 864 € 21,24%
4.000 2.943,35 € 11,77% 1.124 € 27,36%
5.000 2.683,35 € 10,73% 1.384 € 34,02 %
6.000 2.437,50 € 9,75% 1.629,85 € 40,07%
6.900 2.221,50 € 8,88% 1.845,85 € 45,38%
7.000 2.221,50 € 8,88% 1.845,85 € 45,38%
8.000 2.221,50 € 8,88% 1.845,85 € 45,38%

 

Fuente de elaboración propia: La simulación se ha realizado con el Programa PADRE del ejercicio 2016,

Si, en cambio, los ingresos del contribuyente hubiesen sido de 40.000 euros y, por tanto, hubiera que pagar 8.782,03 euros a un tipo efectivo del 21,95%, las aportaciones a los planes de pensiones hubiesen reducido la factura de la siguiente manera:

Aportaciones Cuota reducida Tipo efectivo Ahorro Total Porcentaje
1.000 8.412,03 € 21,03% 370,00 € 4,40%
2.000 8.042,03 € 20,11% 740,00 € 9,20%
3.000 7.672,03 € 19,18% 1.110,00 € 14,47%
4.000 7.302,03 € 18,26% 1.480,00 € 20,27%
5.000 6.967,35 € 17,42% 1.814,68 € 26,05%
6.000 6.677,35 € 16,69% 2.104,68 € 31,52%
7.000 6.387,35 € 15,97% 2.394,68 € 37,49%
8.000 6.097,35 € 15,24% 2.684,68 € 44,03%

Fuente de elaboración propia: La simulación se ha realizado con el Programa PADRE del ejercicio 2016.

En general, el ahorro fiscal que podemos obtener por las aportaciones a planes de pensiones podría llegar al 44%, siempre en función de la cuantía de estas aportaciones y de nuestros ingresos anuales.

Así que, si este año te ha vuelto a tocar pagar en la declaración, no está de más que busques alternativas que cuenten con ventajas fiscales como lo son los planes de pensiones.

En Naranja | Tres malas excusas para no aportar a un plan de pensiones

Los Planes NARANJA tienen menos comisiones para que tú ganes más

Tarde o temprano dejarás de trabajar, y empezarás a disfrutar. Empieza a convertir el dinero suelto de cada mes en un sueldo extra cuando te jubiles.