Diferentes tipos de inflación y cómo afectan a nuestra economía

Inflación

La inflación es la variación al alza de los precios. En sentido contrario, una variación a la baja de los precios, se conoce como deflación. Hemos hablado en diversos posts en este blog sobre qué es la inflación y de alguna herramienta para comprender mejor cómo el ritmo de incremento de precios afecta a la economía de un país y a la nuestra personal.

Hoy vamos a tratar los diferentes tipos de inflación y cómo afecta cada uno de ellos a la economía de una nación y, por extensión, a nuestra economía personal.

En función de la magnitud del alza de precios, se consideran tres tipos de inflación:

* Inflación moderada.
* Inflación galopante.
* Hiperinflación.

Inflación moderada

Se considera inflación moderada cuando los precios se incrementan de forma lenta y, en consecuencia, se mantienen relativamente estables. En esta situación, existe la confianza en la economía del país y la gente tiende a depositar su dinero en los bancos, a través de productos de depósito remunerados a largo plazo, para que su dinero conserve el valor al cabo del tiempo.

Inflación galopante

La inflación galopante tiene lugar cuando el alza de precios se dispara y para un período anual, los precios se incrementan en tasas de más de un dígito, es decir, un 15%, un 30% o un 130%. En un país con una situación de inflación galopante, el dinero pierde valor a una velocidad de vértigo, por tanto, surgen cambios de impacto en su economía. En estos casos es muy habitual que en los contratos de fabricación o entrega de productos y servicios se incluya alguna cláusula relacionada con el índice de precios o incluso con una moneda extranjera, de tal manera que permita ejecutarlo con garantías de estabilidad para ambas partes. Si los precios de las materias primas suben exageradamente, difícilmente se podría mantener un precio de venta fijado anticipadamente. En estas situaciones, la población tiende a vivir con lo justo y necesario, sin lujos ni nada que no sea imprescindible para el sustento diario.

Hiperinflación

El de la hiperinflación es un caso particular de inflación, que tiene lugar cuando el alza de bienes al cabo de un año es exagerada y se incrementa en tasas de hasta un 1000%. Una situación de hiperinflación refleja un estado de profunda crisis económica, dado que el dinero pierde su valor a un ritmo alarmante y la capacida de las personas para comprar bienes y servicios con papel moneda es casi nula. Se produce la hiperinflación cuando el gobierno financia sus gastos a través de la introducción de moneda en el mercado sin control.

Estanflación

Además de los tipos de inflación en función de la magnitud del alza del precio de bienes, existen otros conceptos económicos relacionados, como es el caso de la estanflación. La estanflación es una situación de inflación, acompañada de un escenario de nulo crecimiento económico o decrecimiento y una alta tasa de desempleo. Esta situación tuvo lugar, por ejemplo, cuando en la década de los 70 se incrementó el precio del petróleo. En Japón, también tuvo lugar una situación de estanflación, tras el estallido de su burbuja inmobiliaria en los años 80. La estanflación es una situación muy complicada para los ciudadanos y los gobiernos, al ser muy difícil implantar políticas y medidas que permitan salir de ésta. Según los economistas, esta es la situación más complicada que puede atravesar la economía de un país.

En Naranja | ¿Qué es la inflación y cómo nos afecta? [Vídeo]
Imagen | La Isla de la Inflación

Conversación

  • Diego Lorenzana

    Yo añadaría también la deflación, la caída generalizada de precios, aunque se suele producir más en sectores concretos (ahora en vivienda)