“El exceso de pesimismo despista y no invita a la acción”. Un momento con… Oriol Amat

Oriol Amat

Oriol Amat, además de su función como consejero de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, es una persona que destaca por la dedicación de buena parte de su vida a la divulgación de las materias de contabilidad y las finanzas. A pesar de ser conceptos que para muchos resultan complejos, la pasión especial con la que Oriol imparte sus clases, le permite hacerlos fácilmente comprensibles para sus alumnos que, año tras año, y van casi 20 ya, asisten en las aulas de la Universidad Pompeu Fabra y otros centros en los que participa como ponente de cursos y seminarios.

Su misión como divulgador se extiende también a través de los libros sobre contabilidad y finanzas que publica, entre los que destaca uno de los más recientes, “Contabilidad y Finanzas Para Dummies”, cuyo contenido él mismo resume en la siguiente frase: “¡Una gran ayuda para tener las cuentas claras!”. Oriol Amat ha tenido la gentileza de responder a una batería de preguntas que le hemos planteado, sobre la situación económica actual y las medidas que las personas pueden adoptar ante ella. Estas son sus respuestas:

En muchos de los mensajes que lanzas en Twitter (@oriolamat), el optimismo es un factor común. ¿Es tan importante ser optimistas para cambiar la situación actual que vivimos?

La crisis actual tiene muchas causas y muy profundas, pero entre ellas querría destacar el exceso de pesimismo que hace que muchas personas sólo se fijen en lo que es negativo y que sobrereaccionen con un exceso de pánico. Esto debilita el consumo y provoca más crisis. La actitud es fundamental y el exceso de pesimismo despista y no invita a la acción. Saldremos de la crisis después de que cada uno de nosotros salga de ella.

Una de tus ocupaciones principales es la de formador y divulgador de la cultura financiera. ¿Cómo ves al ciudadano medio en cuanto a formación y cultura financieras?

La burbuja inmobiliaria ha demostrado que ha habido excesos de malas prácticas: sobreendeudamiento, codicia, comprar productos financieros sin entenderlos, etcétera. Con más formación se reduciría el peso de estas malas prácticas.

¿Cómo crees que se podría mejorar el nivel de conocimiento financiero en cada uno de los estratos sociales en España?

A los pocos años de edad, en la escuela, los niños deberían recibir formación sobre conceptos elementales de finanzas. En este sentido, la Comisión Nacional del Mercado de Valores está llevando a cabo un Plan de Educación Financiera que puede ser de mucha utilidad si se generaliza.

En el contexto actual, vemos que surgen diferentes teorías, unas apuntan hacia el ahorro extremo y otras dicen que no se puede salir de la crisis sin que haya gasto de las personas, empresas e instituciones. ¿Cuál crees tú que es el mejor camino?

Dado que ha habido un exceso de deuda, se ha de producir un proceso de desendeudamiento que hace difícil tanto el consumo como la inversión. Creo que la salida de la crisis se producirá a través de la creación de miles de empresas y, sobretodo, a través de la internacionalización de nuestras empresas.

Las situaciones de crisis dicen son una gran fuente de innovación. ¿En qué sector o sectores crees que podremos ver alguna innovación importante a corto o medio plazo?

Hay que innovar y mucho en todos los sectores. Seguramente es en el sector servicios y todo lo relacionado con las TIC donde veremos más innovación.

Estamos volviendo a ver entre los ciudadanos algunas costumbres del pasado que creíamos perdidas (por ejemplo, campañas de recogidas de tapones con fines solidarios). ¿Qué te sugieren tendencias como estas?

En muchos aspectos de nuestra vida se observa un exceso de insolidaridad, por ejemplo con los millones de personas que trabajan en la economía sumergida sin pagar Seguridad Social ni impuestos. O los miles de millones que se han sacado del país en los últimos meses. Al mismo tiempo también hay semillas de solidaridad, como la recogida de tapones, por ejemplo. El reto es que estos actos de solidaridad se generalicen y tengan un peso mayor en nuestras vidas. Es decir, que no sean solamente actos testimoniales.

Como particulares, ¿qué podemos hacer cada uno de nosotros para mejorar la situación actual?

Si ya trabajamos, intentar hacer mejor lo que hacemos para que la empresa sea más competitiva y exporte. Y si no tenemos trabajo, tendremos que inventarlo creando nosotros mismos la empresa.

Decías hace unos días en Twitter que dormir poco perjudica la concentración y productividad, a la vez que proponías medidas como adelantar horarios en televisión para informativos, cine o fútbol. ¿Qué otras medidas crees que deberíamos adoptar en nuestra sociedad para mejorar la calidad de vida de las personas?

Hay empresas que, ante la caída del volumen de ventas, en lugar de despedir al 10% de la plantilla lo que han hecho es no despedir a nadie y, a cambio, reducir la masa salarial en un 10% en promedio. No tiene mucho sentido que el 90% de la plantilla hagan el 100% del trabajo y el 10% se vayan a la calle. Parece más sostenible que el trabajo que haya se reparta de forma que todos tengan mejor calidad de vida.

Todos los cambios que se están produciendo en los últimos tiempos ¿nos llevan hacia una nueva economía? ¿Qué escenario nos espera dentro de la nueva situación?

Vamos a una economía donde posiblemente tendrán aún más peso las TIC, los temas medioambientales, la internacionalización… Será muy importante la capacidad de aprender ya que los cambios acelerados exigirán mucha flexibilidad para reinventarnos.

¿Qué consejo te gustaría darle a nuestros lectores para que le den el mejor uso a su dinero?

Que sean prudentes, y que inviertan con una perspectiva de largo plazo en productos que entiendan, y que recuerden que hay que diversificar y que más rentabilidad significa más riesgo.

En Naranja | “Sin actitud no somos nadie”. Un momento con… Pau Garcia-Milà
Imagen | Oriol amat

Conversación

  • Josep Camós

    “A los pocos años de edad, en la escuela, los niños deberían recibir formación sobre conceptos elementales de finanzas.”

    Hasta que no exista un verdadero pacto de Estado que haga que la Educación se blinde ante los desmanes de los políticos (que no de la Política), no avanzaremos en la reconstrucción de nuestra sociedad. Es tan necesario replantear a fondo qué, cómo y por qué están aprendiendo los niños en las aulas…

    • Diego Lorenzana

      Josep, eso pasa por un cambio total del modelo educativo español y quizá los políticos no estén por la labor.

      • Josep Camós

        Obviamente. 🙁

  • Ivan Fresneda Carrasco

    Yo también opino que los chavales deberían recibir información financiera. La crisis de las familias se ha debido en parte al total desconocimiento financiero.