El mercado inmobiliario evoluciona y el precio de las hipotecas es cada vez más bajo

Los bajos tipos de interés están suponiendo un soplo de aire fresco para muchas familias que tienen que destinar una buena parte de su renta a amortizar su préstamo hipotecario . El euríbor, ese indicador al que están referenciadas la mayor parte de las hipotecas españolas, se ha situado ya varias veces en mínimos históricos a lo largo del último año, hecho que ha rebajado la cuota mensual que las familias tienen que pagar por su préstamo.

Si a esta reducción le añadimos el cada vez menor diferencial que están comenzando a aplicar la mayor parte de las entidades financieras españolas, nos encontramos con un panorama hipotecario de precios cada vez más bajos. Según un informe de Kelisto.es, el ahorro medio anual de la cuota hipotecaria es de 462 euros gracias a esta situación, una rebaja del 7,22% con respecto al año anterior.

En esta competencia de las hipotecas, siete son las entidades que ya han reducido la parte del diferencial de la hipoteca: éstas son Catalunya, Kutxabank, Deutsche Bank, Liberbank, Unoe, Banco Santander, ING DIRECT y BBVA, con una rebaja media del 0,21%. Los diferenciales se sitúan ya en una horquilla de entre el 1% y el 2%, una reducción muy significativa con respecto al año anterior.

En concreto, si echamos un vistazo a alguna web de comparación de hipotecas como el portal financiero HelpMyCash, la hipoteca con un menor diferencial a enero de 2015 ha sido la Hipoteca KutxaBank con un interés de euríbor + 1%, seguida por la Hipoteca Variable Cajasur (euríbor + 1,25%) y la Hipoteca NARANJA de ING DIRECT con un interés del euríbor + 1,49%. En general, la mayoría de hipotecas que se están formalizando en la actualidad tienen diferenciales medio de entre 1,5% y 1,8%.

Eso sí, la concesión de la Hipoteca KutxaBank está condicionada a personas con ingresos altos y sujetas a la contratación de muchos productos (desde seguros a planes de pensiones, domiciliación de recibos, etc.). Además, hay que decir que las hipotecas con el interés más bajo no siempre son las más baratas, puesto que pueden esconder comisiones, seguros o gastos que pueden encarecer el coste efectivo del préstamo.

En este sentido, si echamos un vistazo a la TAE de estos préstamos, la Hipoteca de KutxaBank sale también bien parada con un coste del 2,19% aunque con la obligación de contratar cinco seguros, mientras que la Hipoteca NARANJA de ING DIRECT tiene una TAE del 2,61% y tres seguros vinculados y, por detrás, la Hipoteca CajaSur con un 3% TAE y tres seguros vinculados.

Esta es la razón por la que el interés no debe ser el único indicador que debemos considerar antes de solicitar un préstamo hipotecario. Para no perderse en esta guerra de las hipotecas, y solicitar siempre el producto que mejor se adapte a nuestras necesidades, es conveniente fijarse en otras variables, tales como la TAE, la vinculación a otros productos y seguros, las comisiones de apertura y estudio y los gastos asociados, las cláusulas, los ingresos mínimos requeridos o el LTV (Loan-To-Value Ratio), así como el resto de factores que pueden condicionar nuestra elección.

En todo caso, antes incluso de comenzar a valorar la posibilidad de solicitar una hipoteca, conviene conocer cómo funciona e, incluso, calcular la cuota mensual que tendremos que pagar por el préstamo.

Imagen | AlexanderStein

Conversación