Estas son todas las novedades de la Declaración de la Renta para este año

Aunque acabamos de comenzar el año, la Declaración de la Renta se encuentra a la vuelta de la esquina. Como cada año, a partir del mes de abril, tendremos que regularizar nuestra situación fiscal del año anterior, en este caso, de 2015.

Y como cada año, la Declaración de la Renta trae novedades, que este ejercicio serán especialmente importantes. No en vano, este será el primer año desde que entró en vigor la reforma fiscal, que modificó algunos de los aspectos esenciales del IRPF, y que tendremos que recoger en nuestra Declaración de manera conveniente.

Adiós, programa PADRE

La novedad más importante es, posiblemente, el cambio del programa a través del cual el contribuyente podía presentar la Declaración de la Renta. Cualquier persona podrá acceder a esta posibilidad directamente desde la web, sin necesidad de instalar ningún programa ni plugin, y desde cualquier dispositivo.

Nuevas deducciones

A partir de este año, se modifican algunas deducciones que el contribuyente podrá incluir dentro de su declaración de la renta.

Planes de pensiones

Los planes de pensiones han sido uno de los productos con más novedades desde el punto de vista fiscal. En concreto,  a partir de este año, el contribuyente podrá desgravarse, como máximo, 8.000 euros de las aportaciones realizadas a planes de pensiones, con el límite del 30% de las sumas de los rendimientos íntegros del trabajo y de actividades económicas.

Además, también se modifica el límite de las aportaciones realizadas en favor de los cónyuges de 2.500 a 2.000 euros, siempre y cuando éstos no obtengan rendimientos del trabajo o de actividades económicas por cuantía inferior a 8.000 euros.

Maternidad

Se trata de una ayuda dirigida a aquellas madres trabajadoras que tengan hijos menores de tres años a su cargo, sean por cuenta propia (autónomas) o por cuenta ajena. La cuantía de la ayuda es de 1.200 euros al año, que se podrá cobrar de dos formas:

  • De forma íntegra a través de la Declaración de la Renta. Esta ayuda se descontará de la cuota diferencial, es decir, la cuota que tendremos que pagar a Hacienda o aquello que nos devolverá. Así, por ejemplo, si el resultado de una Declaración es a pagar 100 euros y se aplica esta deducción, Hacienda nos devolverá 1.100 euros, resultado de restar 1.200 euros de la cuota a pagar a la Agencia Tributaria (100 euros).
  • De manera anticipada: quienes lo deseen podrán cobrar esta ayuda mes a mes. Para ello, se deberá rellenar el modelo 140 de la Agencia Tributaria.

Alquiler de vivienda habitual

Solo si tu alquiler se firmó antes de 2015, podrás obtener una bonificación fiscal del 10,5% de las cantidades aportadas, siempre y cuando tu base imponible sea inferior a 24.000 euros anuales. No obstante, conviene revisar las deducciones autonómicas porque es posible que obtengamos alguna deducción adicional.

Donativos

Las aportaciones a obras benéficas realizadas en el año 2015 te permitirán pagar menos a Hacienda, en función de la asociación en cuyo favor se realice la donación. En concreto, para ONGs, el contribuyente podrá desgravarse el 50% de la misma para los primeros 150 euros y el 27,5% a partir de esa cantidad, con la excepción de aquellos contribuyentes que vengan realizando donaciones a la misma asociación desde 2013, que disfrutarán de una deducción del 32,5% .

Compensación de pérdidas y ganancias patrimoniales

La reforma fiscal eliminó la restricción de compensar los rendimientos del capital mobiliario, como los intereses de depósitos o la revalorización en el valor de las acciones, con las minusvalías patrimoniales, como la pérdida de valor por la venta de un inmueble o de una tierra.

El contribuyente podrá, a partir de la próxima Declaración de la Renta, aplicar un porcentaje de compensación del 10%, que pasará al 15% en 2016, al 20% en 2017 y al 25% en 2018. Esto quiere decir que solo el 10% de los rendimientos generados por el capital mobiliario podrán compensarse con las pérdidas patrimoniales, siempre y cuando estas se hayan obtenido en un mismo ejercicio fiscal.

Por ejemplo, si en 2015 hemos obtenido una ganancia patrimonial de 10.000 euros y hemos obtenido unas pérdidas por la venta de participaciones en fondos de inversión de 2.000 euros, podremos compensar 200 euros y tendremos que integrar, por tanto, 9.800 euros en la base imponible del ahorro.

Además, a partir de 2015, desaparece la distinción entre los rendimientos obtenidos durante un año fiscal y los obtenidos en un plazo mayor, y pasan a tener la misma consideración a efectos fiscales.

En cualquier caso, para aplicar todas estas novedades dentro de nuestra Declaración de la Renta y saber si nuestra factura fiscal es menor que en años anteriores, tendremos que esperar hasta el mes de abril, mes en el cual la Agencia Tributaria comienza la Campaña de Renta para el año 2015.

En Naranja | Atentos autónomos: estos son todos los cambios fiscales que te afectarán en 2016

Imagen | Olu Eletu

Conversación

  • Juan Jose Lopez

    Simplemente con la intención de mejorar la información, he detectado lo que pueden ser los siguientes errores en este artículo:
    1. Estas no son “todas” las novedades en la declaración de este año. De hecho, las indicadas son una mínima parte.
    2. En los planes de pensiones del cónyuge, la modificación no ha sido de 2.500 a 2.000 sino al revés.
    3. La deducción por maternidad ni es nueva ni se ha modificado en 2015. La novedad son las deducciones familiares (familias numerosas, etc.)
    4. La deducción por alquiler no es del 10,5% sino del 10,05%.
    5. Pone como ejemplo de rendimientos del capital mobiliario, los intereses de depósitos o la revalorización en el valor de las acciones, sin embargo, al simple variación de valor de las acciones no supone ningún rendimiento si no se transmiten y si lo hacen, generan ganancias o pérdidas patrimoniales, no rendimientos del capital.
    6. El ejemplo que pone de compensación de rendimientos de capital mobiliario con pérdidas es erróneo, ya que ha puesto como ejemplo compensar una ganancia de 10000 con una pérdida con venta de fondos por 2000 y esas (una ganancia con una pérdida) se pueden compensar libremente. Supongo que quería decir un rendimiento de capital de 10000 con una pérdida de 2000, pero en dicho caso también está mal la solución ya que el límite es el 10% pero no de la cantidad negativa, sino de la positiva. Es decir, de un rendimiento del capital de 10000 puedo compensar pérdidas por un 10% de este importe, es decir, 1000, por lo que de los 2000 de pérdidas puedo compensar 1000 y tengo que integrar 9000 de rendimientos de capital en la base del ahorro.
    7. Dice también que desaparece la distinción entre los rendimientos obtenidos durante un año fiscal y los obtenidos en un plazo mayor, sin embargo, esa modificación no es para los rendimientos sino para las ganancias patrimoniales.

    De todas formas, me parece que el principal error es decir que estas son “todas” las novedades, ya que hay muchísimas más, y de hecho algunas que afectan a la actividad que desarrolla un banco y me extraña que se hayan obviado, como la desaparición de la exención de dividendos hasta 1500 euros, los planes de ahorro a largo plazo, el nuevo criterio de imputación temporal de las subvenciones, la supresión de los coeficientes de actualización y los coeficientes de abatimiento (salvo régimen transitorio) en las transmisiones de inmuebles, desaparición de la deducción por cuenta ahorro empresa, etc.

    Un saludo.

  • Pingback: ¿Qué gastos puedo deducirme como autónomo en la declaración de la renta si trabajo desde casa? - En Naranja, ING DIRECT()

  • Núria Ramoneda Aiguadé

    jfñsdjf lksdjflkjsdfjasdjfdf