Esto es lo que debes saber si quieres capitalizar el paro para montar una empresa

La mayor parte de trabajadores que se encuentran en situación de desempleo pueden solicitar el pago único, también conocido como capitalización del desempleo. Se trata de una opción que permite a los parados cobrar en un solo pago la totalidad o parte del importe pendiente de su prestación por desempleo con el fin de montar su propia empresa.

El pago único se ha ido extendiendo en España como una interesante modalidad para abrir nuestro propio negocio. No en vano, en 2014 se recibieron cerca de 71.109 solicitudes para darse de alta como autónomo capitalizando la prestación. Pero, ¿sabes cómo funciona? ¿Quién puede ser beneficiario del pago único? ¿Cómo se solicita? Te lo contamos.

¿Quién puede solicitar el pago único del desempleo?

Existen una serie de requisitos para que un solicitante pueda ser beneficiario del pago único:

  • No haber compatibilizado la prestación por desempleo con ser autónomo en los 24 meses anteriores.
  • Tener pendiente de recibir, al menos, tres mensualidades de esta prestación.
  • No haber sido beneficiario de otro pago único en los 4 años anteriores a la solicitud.
  • Acreditar el alta como autónomo estable o la incorporación como trabajador de una cooperativa.
  • Iniciar la actividad en el plazo máximo de un mes desde la fecha de aprobación del pago único.
  • No haber impugnado el despido que dio lugar a la situación de desempleo.

 ¿Qué modalidades de pago existen?

Existen, básicamente, tres modalidades de pago a las que pueden optar los desempleados:

  • Percepción del 100% de la prestación por desempleo restante para financiar únicamente una inversión.
  • Percepción de una parte de la prestación por desempleo para financiar una inversión. En este caso, lo que queda hasta completar la totalidad de la cuantía a percibir se destinará a compensar las cuotas de autónomos que se vayan pagando de forma mensual.
  • Compensación de cuotas de autónomos mensuales para aquellos trabajadores por cuenta propia que no destinen su prestación por desempleo para financiar una inversión.

¿Para qué se puede solicitar?

startup

El pago único se puede solicitar en cualquiera de las tres modalidades anteriores para iniciar una de las siguientes actividades:

  • Como trabajador autónomo.
  • Para la incorporación a una cooperativa existente o de nueva creación.
  • La constitución de una nueva sociedad laboral o la incorporación a una ya existente.
  • La creación de una entidad mercantil de nueva constitución, por ejemplo, una Sociedad Limitada (SL) o la incorporación a una que se haya creado en los 12 meses anteriores, si se va a tener el control de la misma.

¿Cómo tributa el pago único?

Una de los aspectos más interesantes del pago único es su tratamiento fiscal. El 100% de las cantidades percibidas en concepto de pago único están exentas del IRPF, hasta el límite de 15.500 euros con carácter general, y sin límite alguno en el caso de trabajadores con discapacidad que se conviertan en trabajadores autónomos.

Esta exención está condicionada al mantenimiento de la actividad durante un plazo de cinco años. Si, por la razón que sea, somos conscientes de que nuestro negocio no es viable, lo razonable es declarar esos ingresos como rendimientos del trabajo antes de presentar la Declaración de la Renta, tal y como corresponde con otras prestaciones, como la prestación por desempleo.

¿Cómo se solicita el pago único?

Podremos solicitar el pago único a través del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), el antiguo INEM, a través de sus oficinas de empleo, direcciones provinciales y a través de Internet. Se podrá solicitar tanto en el momento de tramitar la prestación a capitalizar como en un momento posterior.

Para formalizar este trámite, debemos presentar la solicitud junto con una memoria de la actividad que se va a realizar y las inversiones que se van a acometer, en caso realizar alguna. Todos los importes deben ir sin IVA.

Una vez se haya recibido el importe del pago único, el dinero debe ir destinado a la aportación al capital establecido, en el caso de cooperativas o sociedades, o a la inversión necesaria para desarrollar la actividad, en el caso de trabajadores autónomos, en el plazo de un mes. Para ello, es necesario entregar las facturas y justificantes que acrediten la inversión realizada. Evidentemente, el dinero no se podrá destinar a otros fines distintos.

En cualquier caso, y dada la especial trascendencia y complejidad de esta solicitud, siempre es aconsejable consultar las dudas que vayan surgiendo en las propias oficinas de empleo o a través del teléfono de información del SEPE.

En Naranja | En la vida gastas 500 días haciendo colas, pero puedes evitarlo

Conversación