Hazlo tú mismo: cómo saber cuando hemos salido de la crisis sin tener que leerlo en los periódicos

Existe un intenso debate en los medios de comunicación sobre si nuestro país ha salido ya de la crisis o no. Incluso cabe la posibilidad de que todos tengan razón (o de que todos estén equivocados), puesto que se trata de un concepto tan subjetivo que incluso los mismos datos pueden dar lugar a todo tipo de interpretaciones.

Dado que no existe una definición precisa de cuándo puede decirse que una economía ha salido de una situación de crisis, no podemos afirmar que ninguna de las opiniones sea cierta. ¿Basta con que el crecimiento comience a aumentar? ¿Cuánto? ¿Es suficiente con que este crecimiento sea positivo? Tratemos de averiguarlo.

¿Qué entendemos por crisis?

Antes de saber si hemos salido de la crisis, es conveniente conocer qué significa exactamente la palabra crisis. Según las diferentes acepciones de la RAE, una crisis hace referencia al hecho de que se produzcan cambios bruscos y aparezcan dificultades significativas en alguno de los aspectos de la vida.

Las definiciones de la RAE no nos aclaran gran cosa, así que tenemos que recurrir a otros conceptos más técnicos. Desde un punto de vista económico, tenemos diferentes grados de gravedad:

  • Desaceleración: es el grado más leve y se corresponde con una reducción sustancial del crecimiento del PIB, pero manteniendo el signo positivo. Es decir, si la economía pasa, por ejemplo, de un crecimiento de un 3% a un crecimiento del 0,5% de un año para otro.
  • Recesión: esta situación se produce cuando la economía registra tasas de crecimiento negativas de su PIB durante, al menos, dos trimestres consecutivos. En el caso de España, entró en recesión en el primer trimestre de 2009, al haberse registrado un crecimiento del -0,7% después de un crecimiento de -0,3% en el último trimestre de 2008.
  • Depresión: es la categoría de crisis más severa, al tener un carácter más prolongado y con unas tasas de crecimiento negativas durante mucho tiempo.

El caso más habitual de crisis es el de la recesión. Además, el caso que se ha dado en España en los últimos años. Desde un punto de vista técnico, para salir de la recesión es suficiente con crecer a tasas positivas durante un trimestre. Así, si consideramos que la crisis se puede definir como recesión económica, España salió de la crisis el 24 de octubre de 2014, día en el que el Banco de España publicaba su informe trimestral y éste señalaba que España había crecido al 0,1%.

¿Podemos fiarnos solo del crecimiento del PIB?

¿Podemos afirmar que España ha salido de la crisis con una tasa de crecimiento de la economía positiva? Sí desde un punto de vista estrictamente técnico, pero no desde un punto de vista social. No podemos afirmar que España saliera de la crisis en octubre de 2013 cuando la tasa de desempleo en ese momento superaba el nivel del 25%. El problema es que el crecimiento económico tarda en reflejarse en el empleo e, incluso, son necesarias tasas de crecimiento superiores al 2% para que las empresas comiencen a crear puestos de trabajo.

Al igual que ocurre con la recesión, podemos determinar que hemos salido de la crisis cuando las empresas comiencen a contratar de manera sostenida, es decir, cuando la evolución del desempleo sea descendente y no solo transitoria, ya que existen elementos estacionales que pueden hacernos creer lo contrario (por ejemplo, en España se contrata más en verano por el efecto turismo). Para conocer esto, podemos echar un vistazo a la Encuesta de Población Activa que elabora trimestralmente el INE.

Otros indicadores para saber si hemos salido de la crisis

Tanto el crecimiento del PIB como la tasa de desempleo son los indicadores por excelencia para medir la salud económica de un país. Sin embargo, existen otros indicadores menos utilizados pero más comprensibles para afianzar una determinada opinión:

  • Índice del comercio al por menor: muestra la evolución y empleo en el comercio al por menor español, como kioskos, tiendas de barrio y otros pequeños establecimientos. También lo elabora el INE.
  • Afiliación a la Seguridad Social: se trata de un dato muy importante para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones español y está muy relacionado con el crecimiento del empleo, ya que indica cuántos trabajadores se han afiliado a la Seguridad Social y, por tanto, cuántos trabajadores han comenzado a trabajar en un mes determinado. Podemos ver este dato en la página web del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.
  • Índice Industrial de Red Eléctrica: mide la evolución del consumo de energía de grandes industrias tales como cementeras, siderúrgicas o ingenierías. Cuanto mayor sea la demanda de electricidad, mayor también será la actividad industrial y, por tanto, mayor el crecimiento económico. El dato es proporcionado por Red Eléctrica de España.
  • Índice de Producción Industrial: al igual que el anterior, sirve para medir la actividad industrial de un país mediante una encuesta a unos 13.000 establecimientos industriales. Lo elabora también el INE.
  • Pernoctaciones hoteleras: se trata de un dato importante para medir la evolución de la economía, pero especialmente sensible en el caso de España, ya que somos un país en el que el turismo tiene una importancia enorme dentro del PIB. Elaborado también por el INE.
  • Índice de confianza empresarial: es uno de los pocos indicadores psicológicos, ya que mide cuál es la percepción de los empresarios sobre la marcha de la economía en términos generales. Es muy útil, ya que en la medida en que el empresario confie en la buena marcha de su negocio, más predisposición mostrará a invertir y a crear empleo. Tal es su importancia que son varias las consultoras e instituciones que elaboran un índice de este tipo, como el del CIS, el del INE, el de las Cámaras de Comercio o el de la Consultora Deloitte.
  • Entrada de capital extranjero en inversión directa: no se trata del capital que aparca su dinero en acciones o bonos, sino aquel que viene para quedarse, es decir, empresas que vienen a operar a España. Indica si el inversor extranjero tiene confianza en la marcha de nuestra economía. Puede revisarse, por ejemplo, en la página web del Banco Mundial.

Cuanto mejor marchen los indicadores, más seguros podremos estar de que ya no estamos en crisis

Todos estos indicadores indican cifras relativas al período anterior para saber si está creciendo o no. Cuantos más indicadores sean positivos y menos negativos, más seguros podremos estar de que la crisis ya es historia.

En Naranja | Las siete claves para leer gráficos sobre datos económicos y que no nos la cuelen

Imagen | Morgan Sessions

Conversación