La Declaración de la Renta ya está aquí ¿Qué es y cómo funciona el programa padre?

A partir del 7 de abril, todos los contribuyentes tendremos que acudir a nuestra cita anual con Hacienda y declararnos. No se trata de una cita romántica ni tampoco de una declaración de compromiso; es más bien un trámite administrativo por el que todos los ciudadanos tenemos que pasar anualmente, para regularizar nuestra situación fiscal con la Agencia Tributaria.

La Declaración de la Renta ya está aquí y, como cada año, viene acompañado por un programa especialmente pensado para que todo el mundo pueda hacerla sin grandes dificultades: el programa PADRE.

¿Por qué es necesaria una Declaración de la Renta?

Si echamos un vistazo a nuestra nómina, hay un concepto que llama la atención a simple vista: el IRPF, impuesto que grava la obtención de rentas. El IRPF es un impuesto que tiene en cuenta las circunstancias personales de cada contribuyente: si tenemos hijos, si tenemos personas dependientes a nuestro cargo, si vivimos de alquiler o tenemos una hipoteca… de forma que si la persona incurre en alguno de estos supuestos se beneficiará de una reducción en su carga impositiva, conocida como deducción.

Dado que en las retenciones mensuales aplicadas en nuestra nómina, no aparece ninguno de estos conceptos, cada contribuyente deberá reflejar por separado cuál es su situación actual, a través de la Declaración de la Renta. De este modo, Hacienda calculará la diferencia entre lo que debería haber tributado y lo que efectivamente ha tributado a lo largo del año, devolviendo o exigiendo el pago al contribuyente, en función del resultado obtenido. Es lo que la mayoría de contribuyentes conocemos con las expresiones me ha salido a devolver o me ha salido a pagar, en función de si la Agencia Tributaria nos ha devuelto dinero o hemos tenido que pagar.

Pero, ¿cómo debemos reflejar todos estos conceptos? ¿tenemos que acudir a una oficina de la Agencia Tributaria in situ a rellenar un formulario? ¿Qué puedo hacer si no sé cómo rellenar toda esta información? Para facilitar la tarea de hacer la Declaración de la Renta y que cualquier contribuyente pueda presentarla, la Agencia Tributaria ha creado una aplicación específica para ello: el programa PADRE.

El programa PADRE, ¿cómo se presenta la Declaración de la Renta por Internet?

El programa PADRE, que la Agencia Tributaria pone a disposición de todos los ciudadanos, es un programa que se descarga en el ordenador de cada persona. Sirve para verificar los datos fiscales del contribuyente, ofrecer un resumen con las retenciones practicadas en el ejercicio fiscal anterior y confirmar el borrador .

El objetivo de este programa es que cualquier contribuyente, con independencia de sus conocimientos fiscales, pueda confirmar y presentar la Declaración de la Renta de forma telemática desde su casa. Su funcionamiento es muy sencillo: el contribuyente va rellenando todos los datos que el programa PADRE le va solicitando. Por ejemplo, cuál es la cuota satisfecha a sindicatos (es un gasto que desgrava) o su alquiler anual. Una vez rellenados, el programa calcula automáticamente el resultado de la Declaración.

El programa ha ido simplificando su interfaz a lo largo de los años y, en la actualidad, se trata de una aplicación pensada para que todo el mundo pueda hacer la tarea de forma mucho más sencilla y rápida.

¿Cómo debemos rellenar cada uno de los conceptos en el programa PADRE?

Antes de completar nuestra Declaración de la Renta, todos los contribuyentes que deseen presentarla de forma telemática, deberán descargarse el programa PADRE desde la web de la Agencia Tributaria. En la actualidad, existen versiones para Windows, Mac OS X y Linux.

Una vez nos lo hayamos descargado e instalado, tendremos que crear una Declaración desde la pantalla inicial. Podemos poner cualquier nombre (por ejemplo, Diego):

Pantalla_inicial2

Cuando hayamos creado nuestra primera Declaración, tendremos que incorporar los datos fiscales de los que la Agencia Tributaria tiene constancia. Hay que tener en cuenta que Hacienda dispone tanto de nuestros datos personales como de cada uno de los rendimientos que hayamos obtenido, ya que éstos han sido proporcionados por nuestro pagador o por nosotros mismos.

Incorporar_Datos_Fiscalesjpg

Incorporar_Datos_Fiscales2

Nuestros datos personales aparecerán en la Declaración de la Renta:

PADRE_Datos_personales2

PADRE_catastral2

Y ahora sí, ha llegado el momento de completar nuestros datos fiscales con los rendimientos obtenidos y demás conceptos que debamos completar. Dado que la Agencia Tributaria tiene (o debería tener) la información de los rendimientos obtenidos por cada uno de nosotros a lo largo del año, muchos campos aparecerán completados con el valor correspondiente. Ahora bien, nos interesa rellenar aquellos que dan derecho a una deducción en la base imponible del IRPF.

Llegados a la pantalla de rendimientos del trabajo, podemos poner, por ejemplo, cuánto dinero hemos destinado en cuota a sindicatos, a planes de pensiones o a colegios profesionales; esta cuantía será la que se utilice como referencia para calcular el importe que tendremos que pagar o el importe que nos salga a devolver:

PADRE_Rendimientos_Trabajo

Cuando guardemos, aparecerán los importes actualizados en la pantalla correspondiente:

PADRE_Rendimientos_NETO_Reducido2

Conforme vayamos navegando por cada una de las ventanas del programa, tendremos que ir rellenando la información que aparece en cada una de ellas. Cada uno de los textos y de las casillas son suficientemente descriptivas del dato que el programa está solicitando. Por ejemplo, en la pantalla de los rendimientos del capital mobiliario:

PADRE_Rendimientos_Capital_Mobiliario2

En cualquier momento, mientras vayamos rellenando campos, podremos ver cuál es el resultado de nuestra Declaración desde el botón Resumen de resultados, en la parte inferior derecha de la pantalla. De este modo, podremos ver qué conceptos nos benefician más y cuáles no tanto, de cara a afrontar el siguiente ejercicio fiscal.

En esta pantalla, el campo resultado de la Declaración nos determina el importe, en positivo o negativo, que estaremos obligados a pagar a Hacienda. Si es negativo, Hacienda nos pagará, y si es positivo, nos tocará pagar.

Resultado_Declaración

Cuando hayamos rellenado toda la información, podemos presentar la Declaración de forma telemática a través del Menú -> Presentación telemática. El programa nos informará de los errores cometidos (si los hubiera) obligándonos a corregir aquellos campos que sean obligatorios o que no esté correctamente rellenos.

Sin_errores

Una vez completado, el programa generará un archivo que tendremos que descargar en nuestro ordenador. Podremos que elegir los plazos y el método de pago o cobro, que normalmente se realiza mediante transferencia bancaria. Una vez completado todo el proceso, ya tendremos presentada la Declaración y solo tocará esperar a que Hacienda tramite el pago o el cobro.

La Declaración de la Renta, a la vuelta de la esquina

A partir del mes que viene, la mayor parte de los contribuyentes tendremos una cita con Hacienda. Posiblemente no nos preocupe, puesto que muchos dejamos esta tarea en manos de sus asesores fiscales. Ellos conocen mejor que nosotros cómo presentar la Declaración de la Renta y así incurrir en el menor coste fiscal posible.

Otra alternativa consiste en darle una oportunidad al programa PADRE, una aplicación especialmente pensada para que cualquiera de nosotros podamos presentar nuestra Declaración. Sea como fuere, tenemos un mes para pensar cómo nos vamos a declarar.

Enlace | Programa PADRE Agencia Tributaria
En Naranja | Declaración de la Renta 2014: todo lo que necesitas saber

Conversación