¿Sabías que tus ahorros son beneficiosos para la economía de un país?

ahorro_economia

“Niño si ganas cinco pesetas, nunca te gastes más de tres; guarda las otras dos que te harán falta en el porvenir”, solía decir mi abuela con buen criterio al referirse a la forma de gestionar nuestro dinero. Maneras de ahorrar hay muchas; solo hace falta que navegues un rato por nuestro blog para saber que no es necesario ser un gurú en economía.

Como verás, las finanzas de un estado son muy similares a las finanzas de los hogares. Si nosotros conseguimos ahorrar una parte de nuestros ingresos, tendremos mayor capacidad futura para poder acometer otros gastos o realizar inversiones; lo mismo ocurre con las empresas o los estados. Una tasa de ahorro notable es de vital importancia para garantizar el crecimiento de un país.

Nuestro ahorro nos sirve como forma de financiación futura

Cuando recibimos el salario a final de mes, podemos decidir entre gastarlo íntegro, no gastar nada o bien una combinación de las dos, que es finalmente lo que ocurre en el 99% los casos; aunque haya personas que gastan el salario íntegro, esto no suele ser la norma general. La parte de este salario que no destinamos a consumir la ahorramos con el objetivo de acumular esa cantidad para un consumo futuro o realizar inversiones que esperamos que nos reporten algún tipo de beneficio.

Piensa en la cantidad de veces que has tenido que planificar un gran gasto en el futuro. En nuestra vida, todos tendremos que amueblar nuestra casa, comprar un coche o garantizar la educación universitaria a nuestros hijos. Para todo ello tendremos que ahorrar, al menos una parte de nuestro sueldo actual ya que, si mes a mes consumiéramos todo el dinero disponible, ninguno de estos gastos podría ser posible.

A diferencia del ahorro, que consiste en destinar renta actual al consumo futuro, la deuda retrae ingresos futuros para consumir en la actualidad. Si no tenemos suficiente dinero para acometer un gasto grande o imprevisto porque no hemos ahorrado lo suficiente en el pasado, tenemos que recurrir al endeudamiento, lo cual no es en absoluto aconsejable ni deseable ya que habrá que devolver esa cantidad junto con los intereses del préstamo.

Por tanto, el ahorro nos garantiza una capacidad futura de solvencia que sin duda nos proporcionará mucha seguridad para poder hacer frente a los pagos, sobre todo en situaciones de incertidumbre como la que vivimos, en la que no sabemos qué puede ser de nosotros.

La tasa de ahorro del estado. El termómetro que nos mide el crecimiento de un país

La tasa de ahorro de un país es la proporción de lo ahorrado frente al Producto Interior Bruto, y es determinante para el crecimiento de un país. Y decimos determinante, puesto que una alta tasa de ahorro garantiza que haya suficientes recursos que se puedan destinar a la inversión.

Cuando mi abuela me solía decir que el ahorro era importante no le faltaba razón; sin embargo, posiblemente ella concibiera ahorrar como guardar nuestros billetes y monedas en casa. No entendamos ahorrar como poner nuestro dinero debajo de un colchón, si no más bien en depósitos bancarios que incluso nos reporten algún tipo de interés.

Estos son los fondos que utilizan las entidades financieras para proporcionar recursos a las empresas y al estado para que puedan realizar sus inversiones. En general, todo el sector productivo acude a los mercados financieros a obtener la financiación necesaria, y estos mercados son precisamente los que están alimentados por los ahorradores.

Si el nivel de ahorro del país es bajo, no habrá suficiente disponibilidad de recursos y, por tanto, habrá que recurrir a la financiación exterior, lo cual no es en absoluto bueno para la economía por dos motivos: en primer lugar, por la entrada extra de divisas que perjudica la estabilidad de la moneda local y, por otro, que parte de los flujos de caja de esa inversión se debe transferir al exterior como parte del pago de la financiación. En palabras llanas, se produce una salida de capitales que no resulta beneficioso para la economía.

En estas situaciones, puede que al Banco Central le interese fomentar el ahorro. Si sube los tipos de interés, subiendo de esta manera el interés al cual los bancos remuneran sus depósitos bancarios, se producirá un traspaso de fondos desde los bolsillos de los ciudadanos a los depósitos bancarios, por el mero hecho de ofrecer un rendimiento superior que tenerlo en casa sin obtener dicha rentabilidad.

Por estas razones, el ahorro es importante para el correcto funcionamiento de la economía. Si nadie ahorro, no existirán recursos para financiar las inversiones, sin inversión no hay desarrollo, y sin desarrollo no hay crecimiento. Aparte de garantizarte una tranquilidad futura, el hecho de que tú ahorres es beneficioso para la economía productiva.

En Naranja | ¿Qué es el PIB y cómo se calcula? [Vídeo]
Imagen | Angie Muldowney

Etiquetas: ,


  • paolucci_84

    Hola Diego, muy buen artículo, pero tristemente a día de hoy llevar la teoría a la práctica resulta cada vez más difícil:

    – Tuvimos la oportunidad de ahorrar una buena cantidad de dinero en la época de las vacas gordas para afrontar con solvencia periodos de carestía como el actual, pero el dinero fácil nos cegó y nos hizo creer los nuevos ricos de Europa, gastando por encima de nuestras posibilidades reales.

    – Entre subidas de IVA e impuestos varios (combustible por ejemplo), el gobierno se está licenciando Honoris Causa en contraer el consumo. ¿Cómo pretenden que gastemos si apenas llegamos a fin de mes?

    – Puedo comprender hasta cierto punto que la gente se sienta más segura guardando su dinero debajo del colchón: colocación de preferentes que caducan en el año 7000 a personas mayores, gente que no sabe leer y te firma con la huella o gestiones nefastas como la de la CAM con directivos que se van de rositas e indemnizaciones millonarias son cosas que tocan la moral.

    No pongo en duda que la gente quiera ahorrar y permitirse un capricho de vez en cuando, pero con sueldos que ni siquiera son mileuristas y subidas por doquier se hace cada vez más complicado reunir dinero. Queremos ahorrar pero no nos dejan…

    Saludos.

    • Diego Lorenzana

      Ni que lo digas, paolucci. Cada día está más y más complicado ahorrar. Estoy totalmente de acuerdo en toda tu reflexión.

      Un saludo.

  • Josep Camós

    Bueno, yo estas cosas las suelo guardar en el bolsillo de las oportunidades venideras. No todo lo que leo lo puedo aplicar cuando yo quisiera, pero dicen que el saber no ocupa lugar, así que… gracias por el artículo. :-)

  • enforex

    Claro que sí, es la base de todo crecimiento.