La letra de cambio, un instrumento clave en la operativa de cobros y pagos entre empresas

0 comentarios

Letra de cambio

La letra de cambio es un documento que recoge el derecho de una persona a cobrar una cantidad de dinero a otra en una fecha determinada. Es, junto con el cheque, uno de los efectos comerciales más populares, siendo su uso muy habitual en los pagos entre empresas.

En el post de hoy, vamos a tratar los aspectos más importantes de la letra de cambio, un documento que en el mundo empresarial sustituye al dinero en efectivo y que también se usa como fórmula para obtener crédito.

¿Qué es una letra de cambio?

El origen de la letra de cambio hay quien dice que se remonta a la época de los fenicios; otros afirman que se remonta a la época de la Italia medieval. En ambos casos, la letra de cambio era un instrumento que servía para efectuar pagos en las transacciones comerciales de la época. En el caso de Italia, los comerciantes que se movían entre diferentes localidades usaban la letra de cambio para evitar el riesgo de que les robaran por el camino el dinero que necesitaban para comprar mercancías.

Antes de viajar, los comerciantes acudían a un banco para entregar una cantidad de dinero y éste les entregaba un documento, la letra de cambio, en el que recogían la deuda del banco con el cliente. Cuando llegaban a su destino, presentaban este documento en el banco local, con el que el banco de la ciudad de origen mantenía relaciones financieras, para que les entregara el dinero.

Con el paso de los años, la letra de cambio ha ido evolucionando y hoy en día es un instrumento de pago reconocido y muy común entre personas físicas y jurídicas. El Banco de España define la letra de cambio de la siguiente manera:

Mandato de pago por el que la persona que emite el documento, librador, ordena al librado el pago de una cantidad de dinero en una fecha determinada (vencimiento) a favor un tercero, cuyo nombre ha de figurar en la letra. Es negociable y se puede endosar.

¿Para qué sirve una letra de cambio?


La letra de cambio sirve, por tanto, para sustituir al dinero en efectivo, recogiendo un compromiso de pago de una cantidad de dinero entre dos partes y en una fecha determinada. La letra de cambio también sirve para obtener crédito, cuando la persona que dispone de una letra de cambio acude a descontarla al banco.

El descuento de letras de cambio es una práctica muy común en las empresas. Tiene lugar cuando una empresa posee una letra de cambio y acude a una entidad financiera para que le anticipe parte o la cantidad total que está fijada en una letra de cambio en la que figura como beneficiaria. En función del riesgo de la operación, el banco cobra una pequeña cantidad en forma de intereses y procede a anticipar la cantidad solicitada. Cuando la letra de cambio vence, el banco gestiona el cobro con el librado.

Si la letra no es de la confianza del banco, por ejemplo, si el librado es una persona física o jurídica con un historial de impagos, el banco podría negarse a admitir esa letra al descuento. De ahí la importancia de ser riguroso a la hora de emitir y aceptar letras de cambio.

Imagen |
En Naranja | ¿Qué es un cheque y cómo puedo utilizarlo para pagar o cobrar una cantidad de dinero?

¿Quieres saber más?

Artículos

Artículos relacionados que probablemente también te interesen

Ver más

+ Deja tu comentario

Escribir un comentario

Para hacer un comentario es necesario que te identifiques: ENTRA o conéctate con Facebook Connect

Búsqueda

Síguenos

Newsletter

Twitter