Las máquinas de hacer dinero existen, pero no deben usarse sin control

0 comentarios

Haciendo dinero

Seguro que muchos de vosotros os habéis preguntado alguna vez: si los Bancos Centrales de los Estados son los encargados de crear el dinero, ¿porqué no le dan a una manivela para crear más, para de esta manera aumentar los ingresos y no preocuparse tanto de reducir los gastos? Desde luego que es una pregunta muy lógica, ya que a simple vista parece razonable pensar que si creamos dinero podemos acabar con los problemas económicos de un plumazo.

Nada más lejos de la realidad. Desde luego, el dinero en circulación aumentaría, pero eso no quiere decir que todos de repente seamos más ricos. Es más, aunque parezca una contradicción, la creación indiscriminada de dinero podría aumentar la pobreza.

¿Qué ocurriría si le damos vueltas a la máquina para crear dinero?

Si aumenta el dinero en circulación, lógicamente aumentará la renta disponible que nosotros tendremos para comprar bienes, y por tanto aumentará la demanda de éstos. Las empresas, por lo general, producirán la misma cantidad de bienes, u ofrecerán los mismos servicios, por lo que, por la ley de la oferta y la demanda, hará que aumente el precio del bien o servicio. Esto es lo que, en términos económicos se denomina inflación.

Además, como sabrás, la riqueza no se reparte de igual manera entre todos los ciudadanos de un país; si una persona no aumenta su renta acorde a la subida de los precios, hará que se reduzca su poder adquisitivo, al encarecer los productos y servicios, y por lo tanto aumentará la pobreza general del país. De cara al exterior esto hará que el valor de la moneda sea menor.

Entonces, ¿qué límite hay?

Para que lo entiendas mejor, te lo explicamos mediante un poco de historia económica. Hace un tiempo, cada billete en circulación estaba respaldado por una pequeña parte de oro de las reservas que tenía el Banco Central del país que emitía la moneda; es decir, no debería haber más dinero en circulación que la correspondiente cantidad en oro en poder del Banco Central, y por tanto el valor del dinero dependía de esto. Si, para la misma cantidad de oro en poder del Banco Central, se aumentaba la cantidad de dinero en circulación, éste perdía valor.

Veámoslo con un ejemplo:

Imagina un país que tiene su dinero en circulación respaldado por oro. El Banco Central posee 10 Kilogramos de oro , y el dinero en circulación es de 10.000 monedas. Por tanto, cada Kilogramo de oro respaldará 1.000 monedas, o lo que es lo mismo, cada moneda estará respaldada por 1 gramo de oro. Si el Banco Central decide aumentar este dinero hasta 11.000 monedas, cada kilogramo de oro respaldará 1.100 monedas, o 0,9 gramos de oro respaldarán una moneda;es decir, menos cantidad de oro respaldará cada moneda, o lo que es lo mismo, esa moneda ha perdido valor.

En la actualidad, esto no sucede, el dinero no se encuentra respaldado por ningún activo, como puede ser el oro, pero la idea es la misma. Los billetes y las monedas son el medio de pago asumidos por todos nosotros como válidos, y las empresas aceptan entregar sus bienes y servicios a cambio de ellos. Por tanto, parece lógico pensar que para que una moneda no pierda valor tiene que estar respaldado por la cantidad de bienes y servicios que la sociedad puede producir, o lo que es lo mismo, el PIB. Por encima de esto, se producirá inflación, y la moneda perderá su valor.

Es por todo esto, por lo que las autoridades monetarias, en nuestro caso el Banco Central Europeo, entidad emisora del Euro, no deben crear dinero indiscriminadamente, si no que atendiendo a las necesidades de cada país para controlar así la inflación.

Imagen | jurjen_nl

¿Quieres saber más?

Artículos

Artículos relacionados que probablemente también te interesen

Ver más

+ Deja tu comentario

Escribir un comentario

Para hacer un comentario es necesario que te identifiques: ENTRA o conéctate con Facebook Connect

Búsqueda

Síguenos

Newsletter

Twitter