¿Por qué tiene tanta incidencia el petróleo en la economía?

petroleo

Es posible que seas una de esas personas que pasan por encima la sección de internacional de los periódicos ya que piensas, seguramente con buen criterio, que algo que está ocurriendo a miles de kilómetros de tu casa no va a afectarte ni siquiera indirectamente.

Sin embargo, económicamente hablando esto no es del todo cierto. El hecho de que exista algún evento en los países productores de petróleo que modifique sus precios va a afectarnos muy directamente, tanto a nosotros particularmente como al resto de la economía en su conjunto.

El oro negro: ¿Por qué es tan importante el petróleo para la sociedad?

El petróleo es llamado, y con razón, el oro negro. A diferencia del oro, no son las propiedades intrínsecas ni el color brillante de esta mezcla de hidrocarburos lo que le hacen tan preciado, si no que es en la actualidad la principal fuente de energía a nivel mundial.

Simplemente basta con ver los tremendos atascos que se dan en las grandes ciudades a las horas punta. Todos estos vehículos necesitan alimentarse de alguna forma y es precisamente un derivado del petróleo, la gasolina, la fuente que los mueve. Si pensamos también que los aviones, los barcos, los trenes e incluso muchos transportes públicos (aunque cada vez menos) usan derivados del petróleo para alimentar sus motores, nos damos cuenta de lo esencial que resulta para la sociedad.

Pero no solo tiene importancia para los transportes. El petróleo sirve para calentar los hogares en invierno y como materia prima para numerosos productos como los detergentes sintéticos, nylon, dacrón, adhesivos, tuberías, y por supuesto el plástico. Esto sin enumerar los productos secundarios que se obtienen a partir de estos últimos mencionados. La lista de productos sería tan larga que necesitaríamos este blog entero solo para enumerarlos.

Por todo ello, el petróleo no es solo importante si no esencial para la sociedad, a menos hasta que no se descubran otras energías alternativas. En concreto, España tiene una enorme dependencia energética de crudo del exterior, por lo que tiene que importar de otros países todas sus necesidades de petróleo diarias, ya que nuestro país no dispone de reservas propias. Y es esto lo que le hace vulnerable con los eventos que se produzcan en esos países exportadores.

Las causas del aumento de los precios del petróleo

No suele haber consenso entre los analistas económicos de las causas de una subida del precio del petróleo. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones puede ser debido a varios factores:

  • Una mayor demanda o una menor oferta: el consumo de petróleo ha subido en los últimos años hasta un 15%. Este hecho, unido a que la producción es cara, en muchas ocasiones debido a los altos impuestos que gravan la extracción, hacen que, por la ley de la oferta y la demanda, el precio sea más alto.
  • En algunas ocasiones, las oferta y la demanda no son suficientes para explicar las subidas tan altas que se dan en el precio de los barriles. El petróleo es una commodity y, como tal, es posible esperar una subida de su precio y especular como si de un producto financiero se tratase, alterando de esta manera su precio.
  • La moneda que se usa para comprar petróleo es el dólar. Como esta moneda fluctúa libremente, las variaciones de su tipo de cambio alteran el precio del petróleo. La debilidad de esta moneda se traduce en un bajón del poder adquisitivo de los países productores de petróleo para los productos que compran fuera de la zona dólar, como Europa.
  • La situación política en los países productores. Una inestabilidad en estos países pueden hacer aumentar su precio debido a los mayores costes que exige su extracción y su mayor dificultad para transportarse hasta los países importadores. Esto es lo que habíamos dicho al principio del artículo de las noticias que nos llegaban de países lejanos.

¿Cómo nos afecta?

Lo primero que nos viene a la cabeza cuando sube el precio del petróleo es que suben los precios de todo, y no solo de aquellos productos que contengan algún derivado como materia prima. El hecho de que el precio de los carburantes aumente hace que el coste de transporte también aumente y, por tanto, el precio de los productos, además de otros servicios como los billetes de avión o de tren.

Esta subida generalizada en los precios hace que aumente la inflación, pero en este caso por el lado de los costes de producción. Además, se produce un desequilibrio negativo en la balanza de pagos, es decir, aumenta el coste de las importaciones y se reduce el precio de las exportaciones debido al mayor precio que deben soportar los vendedores, sobre todo en aquellos productos que usan el petróleo como materia prima para su producción

Pero, al igual que el precio puede subir, también podría bajar teniendo el efecto contrario al indicado, sobre todo haciendo que el coste de las importaciones sea más barato para el país, compensando otras importaciones y pudiendo dejar la balanza de pagos incluso con superávit.

Por todas estas razones, el llamado oro negro es tan importante para todas las economías a nivel mundial. Con razón los periódicos nos hablan de sucesos que suceden a miles de kilómetros de distancia, ya que algunas tienen incluso más incidencia que algunos eventos que suceden en el propio país. Y hasta que el petróleo siga siendo la energía por excelencia, todas estas noticias seguirán teniendo incidencia sobre nosotros.

En Naranja | El oro es más que un metal precioso; también sirve como mecanismo de control económico
Imagen | bigevil600

Etiquetas: ,


  • phluisma

    Y mientras nuestros gobiernos no hacen nada realmente efectivo para reducir dicha dependencia. Un país como el nuestro podría con la energía solar, éolica e hidráulica vivir sin problemas, y sin gastar una sola gota de petróleo.
    No hay interés político, ni ciertas empresas permiten a los gobiernos que actúen para fomentar dichas energías.
    Es curioso que una país como Alemania produzca más energía eléctrica proveniente de paneles solares que España. Aquí tenemos las condiciones ideales para producir, autoabastecernos e incluso exportar energía limpia.
    No hace mucho uno de los grandes fabricantes de paneles solares del mundo escogió una pequeña población lucense para montar un gran centro de producción… pues tenía las condiciones ideales de luz y sin exceso de temperatura que podría colapsar los paneles, y trabas políticas lo impidieron. O una de las mejores minas de cuarzo del planeta está cerca de Santiago de Compostela, tiene la mejor materia prima para construir paneles solares y … todo queda en papeles mojados, intereses caciquiles. No interesa el bien y el progreso común.
    Alqún político o empresario se lo tomará en serio???