¿Qué es el interés legal del dinero y para qué sirve?

El interés legal del dinero

El interés legal del dinero es el tipo de interés que se toma como referencia en aquellas operaciones de préstamo que tienen lugar en España en las que no se ha producido un acuerdo previo al respecto entre deudor y acreedor, es decir, entre quien presta y recibe el dinero.

Este valor es de suma importancia dado que afecta a muchas operaciones que tienen lugar en España, afectando a particulares y a empresas. En la entrada de hoy, vamos a ver para qué sirve el interés legal del dinero y otros tipos oficiales que tienen relevancia en la economía doméstica.

¿Para qué sirve el interés legal del dinero?

El interés legal del dinero es una herramienta de utilidad en las operaciones de préstamo en las que no se ha producido un acuerdo previo al respecto entre deudor y acreedor, es decir, entre quien presta y recibe el dinero, ya que será este tipo el que marque el tipo de interés a aplicar en la operación. El interés legal del dinero resulta útil por su objetividad, al no depender de las decisiones de una parte en un contrato de préstamo, por la difusión que tiene, al ser publicado en el Boletín Oficial del Estado y numerosos medios de comunicación, y por la simplificación de trámites entre las partes.

Para el ciudadano de a pie, el tipo de interés del dinero le afecta, por ejemplo, si le presta dinero a una empresa y no ha pactado nada sobre el tipo de interés al respecto. También le afecta cuando tiene que pagar un impuesto o una tasa a una administración y solicita un fraccionamiento o aplazamiento del pago, dado que se aplica el tipo de interés del dinero para cubrir el coste de financiación de la administración.

Dentro del ámbito de la empresa, por ejemplo, el tipo de interés legal del dinero se aplica en operaciones en las que los socios de una empresa prestan capital a la sociedad, en lo que se llaman operaciones vinculadas. También se aplica el tipo de interés legal del dinero cuando se producen fraccionamientos y aplazamientos de los pagos de tributos y tasas, por ejemplo, las cotizaciones a la Seguridad Social.

Es importante aclarar que al contratar un producto bancario de activo, por ejemplo un préstamo personal, o una línea de crédito, por ejemplo, a través de una tarjeta de crédito, en el contrato se están firmando varios tipos de interés para los escenarios que se puedan producir. Es decir, se firma un tipo de interés para los “casos normales de pago” y otro para cuando no se ejecutan los pagos para devolver el dinero al banco dentro de los plazos previstos, por ejemplo, en caso de impago. Esto significa que, si la entidad tiene que reclamar el importe de un préstamo o parte del mismo, no se aplica el tipo de interés legal, sino el marcado en contrato y éste será superior casi siempre.

Otra utilidad del tipo de interés legal del dinero se aprecia en caso de descubiertos en cuenta de consumidores (no aplica a empresas ni autónomos), el artículo 20.4 de la Ley 16/2011 de contratos de crédito al consumo dice que los intereses que por ellos se perciban, sumados a las comisiones bancarias, no pueden dar lugar una TAE superior al interés legal del dinero multiplicado por 2,5. Esto significa que la entidad que concede un préstamo al consumo, no puede imponer intereses con una TAE superior al 10% (2,5*4 = 10%)en caso de descubierto.

¿Quién determina el tipo de interés legal del dinero?

El tipo de interés legal del dinero lo fija el Gobierno de España cada año, a través de la Ley de Presupuestos, la cual se publica en el Boletín Oficial del Estado. Una vez que entra en vigor dicha ley, empieza a aplicarse el tipo oficial que corresponda para cada año. Por ejemplo, en este número del BOE se publica el tipo de interés para 2012 y en este otro para 2013.

Además de fijar el tipo de interés oficial del dinero, el Gobierno también fija otros tipos de interés para empresas y particulares:

* Tipo de interés legal de demora tributario: es el tipo que se aplica en caso de impago de operaciones fraccionadas o aplazadas entre un particular o una empresa con la Administración. El tipo de interés legal de demora es de un 5% para 2013.
* Tipo de interés legal de demora para operaciones comerciales: lo fija el Ministerio de Economía con periodicidad semestral y es el que se toma como referencia de penalización en la mora comercial entre empresas y particulares, cuando no se ha pactado nada al respecto entre las partes. El tipo legal de interés de demora para operaciones comerciales actual es de un 8%, siendo éste el más bajo desde 2003

En Naranja | ¿Cómo nos afecta una subida o bajada de los tipos de interés?
Imagen | anieto2k

Etiquetas: ,


  • griner

    Uf el del 2013 lo aprobaron el día de los inocentes :D