¿Qué es la Comisión Europea y en qué manda sobre nuestros euros?

Cuando se creó la Unión Europea en 1958, se hizo necesaria la constitución de nuevas instituciones que garantizasen el correcto funcionamiento de este gran mercado del que España forma parte desde 1986. De esta manera nacieron varios organismos cuya misión fundamental es velar por los intereses generales de todos los europeos.

Entre ellos, destaca la Comisión Europea, el órgano ejecutivo de la Unión Europea. Una institución cuyas decisiones tienen una importante repercusión sobre el funcionamiento de nuestros países, de nuestras instituciones y, sobre todo, sobre nuestros euros.

¿En qué se parece el funcionamiento de un país al de la Unión Europea?

Las instituciones de la Unión Europea funcionan de manera equivalente a las que existen en cualquier país. A nivel legislativo, por ejemplo, el Parlamento Europeo equivale al Congreso de los Diputados, al tratarse del órgano que se encarga de representar a todos sus ciudadanos y de elaborar las normas.

En este sentido, la Comisión Europea ejerce la función ejecutiva y, por tanto, equivale al Gobierno de un país. Por tanto, sus funciones son las mismas que tendría el Gobierno de España o de Italia, por ejemplo, con la particularidad de que su zona de influencia es mucho mayor, al extenderse a la totalidad de países miembros que forman la Unión Europea.

¿Cuáles son las funciones de la Comisión Europea?

euro_comission

Existen varias funciones diferentes que ejerce la Comisión Europea. Por un lado, propone al Parlamento nuevas leyes para que éste las apruebe. En general, estas leyes no sustituyen a las que existen a nivel nacional, sino que las complementan, ya que sirven para regular aspectos que no tienen una legislación eficaz en alguno de los países miembros.

Por otro lado, se encarga de elaborar los presupuestos de la Unión Europea y asignar los fondos que consideran adecuados a cada una de las partidas. Fija tanto los ingresos previstos como las prioridades de gasto para que el Parlamento Europeo, al igual que ocurre a nivel nacional, lo apruebe. Entre las más importantes destaca la Política Agrícola Común, que destina subvenciones a agricultores y ganaderos de la Unión Europea.

Además, se encarga de velar por la correcta aplicación de la legislación europea en todos los países miembros y de representar a la Unión Europea a nivel internacional.

Pero, ¿qué tiene que ver la Comisión Europea conmigo y con mi dinero?

Las decisiones que tome la Comisión Europea tienen un impacto muy grande en nuestro día a día, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, aunque generalmente no seamos conscientes de ello. De hecho, el 70% de las nuevas leyes españolas tienen su origen en el Parlamento Europeo, desde las normas para la lucha contra el cambio climático a las rebajas en el precio de la telefonía móvil. La función de la Comisión es supervisar que éstas se apliquen en cada uno de los países miembros.

Por ejemplo, la Unión Europea se encarga de avalar los productos que compramos en los establecimientos comerciales a través de su etiqueta con las iniciales CE. De este modo, podemos conocer qué productos cumplen con la normativa comunitaria para ser aptos para su comercialización por estar hechos con materiales seguros que cumplen con la garantía sanitaria de la Unión Europea.

No obstante, el aspecto sobre el que posiblemente más efecto tienen las políticas de la Comisión Europea es sobre nuestro dinero. Tengamos en cuenta que desde que comenzamos a utilizar el euro en sustitución de la peseta, son las instituciones europeas las que controlan nuestra moneda.

En este sentido, si bien es el Banco Central Europeo el que se encarga de emitir los euros que tenemos en nuestro bolsillo, la Comisión Europea le suministra importante información para su toma de decisiones e, incluso, participa en algunas de ellas. Por ejemplo, la Comisión Europea, junto con otros órganos económicos, decidieron que el euro se cambiase de manera irrevocable por 166,386 pesetas antes de la entrada en vigor de la moneda única en toda Europa. En la actualidad, la Comisión Europea junto con el BCE y el FMI, toman importantes decisiones para la sostenibilidad de algunos países en problemas.

Gracias esta importante labor, la Unión Europea funciona de manera adecuada y se garantiza que se cumplan las leyes que elabora el Parlamento Europeo, que más tarde acabarán formando parte de nuestro día a día.

En Naranja | Instituciones financieras: el Banco Mundial

Imagen | Alvaro Millán, blickpixel

Conversación