¿Qué es y cómo me puede ayudar un préstamo preconcedido?

A la hora de realizar una compra de cierta entidad, como muebles para casa o un coche, podemos pagarlo al contado, con dinero que hayamos ahorrado, o a través de un préstamo. Si financiamos, debemos contactar con la entidad para solicitar un préstamo, una tarea que requiere aportar documentación para que el banco pueda estudiar tu caso y tomar la decisión de si lo concede o no y, en caso afirmativo, fijar las condiciones (tipo de interés, comisiones, etc.).

Ahora imaginemos que pudiera existir un camino más corto y sencillo para poder disponer de financiación, y que todos los trámites se redujeran a una simple llamada o unos pocos clics en la web del banco. Este atajo existe y se llama préstamo preconcedido.

¿Qué es un préstamo preconcedido?

Un préstamo preconcedido es un préstamo normal y corriente, con la particularidad de que es el banco quien se lo ofrece al cliente, sin que éste lo haya solicitado. Es una oferta de financiación que los bancos hacen a personas que llevan un tiempo como clientes, con el objetivo de ofrecerles un servicio personalizado adaptado a sus necesidades.

Este tipo de préstamos se pueden ofrecer tanto de forma puntual, durante un periodo de tiempo determinado, o de forma indefinida, estando siempre disponible para el cliente, que tan solo debe aceptar la propuesta para recibir el dinero.

¿Para qué sirve un préstamo preconcedido?

Un préstamo preconcedido puede ser la solución para resolver una necesidad puntual de efectivo de forma ágil y rápida. Gracias a la facilidad con la que se tramita, este tipo de financiación muchas veces es la ayuda perfecta para cumplir con las obligaciones de pago en determinados momentos del año en los que se disparan los gastos.

Por ejemplo, en septiembre con la vuelta al cole, en la época de regalos de Navidad, para poder salir de vacaciones, si se nos dispara el importe a pagar en la declaración de la renta o para aprovechar algún chollo el Black Friday.

¿En qué fijarse antes de aceptar un préstamo preconcedido?

Como un préstamo preconcedido es un producto de préstamo, siempre hay que estudiar bien la oferta y el contrato, sin dejarnos seducir por la sencillez del proceso. Hay que analizar bien las condiciones, tanto de tipo de interés aplicado, como de posibles comisiones, que son los factores que nos llevarán a decidir si la operación merece o no la pena.

También hay que fijarse en el plazo y condiciones de devolución del préstamo, para ver si encajan en nuestro presupuesto, de acuerdo con nuestra capacidad de pago y endeudamiento.

Por último, si la cantidad que necesitamos es baja, hay que considerar si merece la pena recurrir a la línea de crédito de una tarjeta, o si existe la posibilidad de financiar la compra con el establecimiento, que a menudo ofrecen ciertas ventajas para que nos decantemos por adquirir el producto en su tienda.

Eso sí, aquí es importante revisar muy bien las condiciones, porque aunque muchas veces nos ofrecen intereses nominales muy bajos (en algunos casos, el TIN es del 0%) si tiene una comisión de apertura, al final puede resultar más caro, por lo que debemos fijarnos siempre en el TAE.

En Naranja | Los siete puntos que siempre hay que mirar antes de contratar un préstamo

Conversación