¿Qué puedo hacer cuando un billete defectuoso entra en mi cartera?

Dinero-Euros

Las fases de la vida de un billete y una moneda que pasa por nuestras manos son tan sencillas de explicar como aquel famoso anuncio que hace años emitían por televisión: nacen (cuando se imprime el dinero en la Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre), crecen y se reproducen (si los invertimos bien), mueren (cuando se deterioran o rompen por su uso) y desaparecen (cuando los ingresamos en el banco, aunque por suerte el dinero pasa a estar en nuestra cuenta, a buen recaudo).

Resulta bastante fácil comprender todas ellas, aunque hay una en concreto que viene bien repasar porque a todos nos ha caído alguna vez en nuestras manos un billete defectuoso ¿Qué validez tiene un billete roto o deteriorado? ¿Puedo pagar con él o ya no vale nada? En esta entrada, vamos a ver qué podemos hacer con ellos y la respuesta a estas preguntas.

En este blog hemos hablado ya sobre la creación de los billetes y monedas, siendo los bancos centrales de cada área económica los que se encargan de emitir el dinero, esto es, de imprimir y acuñar los billetes y monedas necesarios para el buen funcionamiento de las transacciones económicas.

Los billetes y monedas no duran para siempre, teniendo un ciclo de vida. Llega un momento en el que, debido al uso y la circulación de mano en mano, se deterioran y el papel, la tinta o el metal pierden sus propiedades iniciales. Cuando esto ocurre, el billete o la moneda no pierde su valor inicial, sino que lo conservan al 100% pero a través de un proceso para devolverlos al mercado nuevos y relucientes.

Un cajero automático u otro servicio de una entidad bancaria, no debería suministrar nunca un billete en malas condiciones, salvo error. Las entidades financieras adheridas al servicio de caja ordinario del Banco de España solo pueden cargar sus cajeros automáticos y otros dispositivos operados por el cliente con billetes tratados por un centro de selección autorizado, para garantizar la seguridad y calidad de los billetes.

Los centros de selección de efectivo autorizados se encargan de sacar de la circulación los billetes deteriorados. Estos pueden ser entidades de crédito, las sociedades de transportes de fondos inscritas en el registro del Ministerio del Interior y otras entidades que participen a título profesional en el manejo de efectivo y que han seguido un procedimiento especial para su homologación y autorización de su actividad.

¿Qué puedo hacer si tengo un billete o moneda en mal estado?

A pesar de este esfuerzo en sacar de la circulación los billetes dañados, es posible que caiga uno en nuestras manos. Cuando esto suceda, podemos presentarlo en una sucursal del Banco de España o en una entidad de crédito que maneje efectivo, para que lo analicen y nos lo cambien por otro en buen estado o nuevo.

Según el Banco de España, como norma general, la sustitución de un billete deteriorado o que presente un defecto de fabricación, se podrá realizar cuando se presente más de la mitad de la superficie original del billete o cuando se pueda demostrar que la parte que falta se ha destruido. Los billetes manchados, ensuciados con inscripciones o rotos, una vez reconocidos, pueden canjearse por billetes nuevos de igual valor. Otra opción es abonar su importe en la cuenta corriente de la entidad financiera que señale quien lo presenta.

Con las monedas el procedimiento es el mismo, si tenemos alguna que esté deteriorada o defectuosa, podemos acudir a una entidad de crédito que maneje efectivo, presentarla directamente en una sucursal del Banco de España o remitirla al Centro Nacional de Análisis de Moneda (CNAM). De esta manera, si se cumplen las condiciones anteriormente indicadas, se cambiará por otra de importe igual y en buen estado.

Los billetes y monedas que se retiran de la circulación siguiendo los procesos descritos en los párrafos anteriores, una vez cambiados por otros nuevos, son destruidos siguiendo un protocolo denominado “tratamiento de billetes”. En ningún caso se vuelven a poner en circulación monedas o billetes que han sido apartados por presentar defectos o estar deteriorados.

En Naranja | El origen del dinero y la dualidad precio – valor
Imagen | Images of Money

Conversación