¿Qué puedo hacer si Hacienda todavía no me ha ingresado la devolución de la declaración?

Comienza el año y es probable que algunos contribuyentes aún no hayan cobrado la devolución del IRPF. Y es que aunque Hacienda disponía hasta el 31 de diciembre para ingresar las declaraciones de la Renta cuyo resultado salía a devolver, puede exceder el plazo. Si ese es nuestro caso, es importante saber qué podemos hacer si Hacienda no nos ha ingresado la devolución de la declaración.

Comprobar el estado de la declaración

El primer paso es comprobar el estado de la declaración para saber si ha sido ya tramitada y ordenada la transferencia, o si es necesario presentar alguna documentación para que Hacienda verifique los datos.

Cuando comprobamos que existe alguna incidencia en la declaración que necesita ser contrastada, la propia página web nos ofrece la posibilidad de acceder al sistema Verifica. Hacienda ha creado este procedimiento para agilizar la devolución en las declaraciones negativas cuando existen discrepancias en la cantidad a percibir, y el propio sistema avisa de que el importe a devolver puede ser inferior al solicitado.

Para acceder a este servicio se necesita certificado electrónico o Pin 24 horas, pero no es accesible a todos los contribuyentes, sino que solo es válido para declaraciones individuales sin rendimientos de actividades económicas en estimación directa.

Las incidencias se refieren a errores aritméticos en el cálculo de la devolución, gastos duplicados o no haber incluido algún dato menor. En estos casos, si se confirma la liquidación realizada por Hacienda se tramita rápidamente la devolución, sin tener que esperar a recibir la notificación de la liquidación en casa. Pero también se pueden presentar alegaciones si no estamos de acuerdo con la liquidación practicada por Hacienda.

Acudir a la delegación de Hacienda

Otra opción para saber qué ocurre es acudir directamente a la delegación de Hacienda correspondiente, informarnos de la situación de la declaración y presentar una reclamación por escrito. Allí nos informarán si la declaración está siendo revisada y de la documentación que necesitamos presentar para confirmar los datos que resulten dudosos.

Por ejemplo, se puede exigir la presentación de los recibos de suministros de la vivienda para comprobar que se está habitando y puede aplicarse la deducción por vivienda habitual, vigente solo para contribuyentes que la adquirieron antes de 2013. O también documentos que justifiquen cambios en la unidad familiar.

Las deudas con la Administración también retrasan la devolución de Hacienda. Es más, se pueden deducir de esta cantidad los importes de las multas de tráfico o de impuestos como el IBI que el contribuyente no haya abonado.

Prepárate para la declaración de este año

Este año, cuando se abra el plazo para hacer la declaración en abril, conviene recordar que los primeros en presentarla tienen más posibilidades de cobrarla antes, pues Hacienda normalmente tramita las declaraciones por orden de llegada.

También debemos saber que, si la declaración se presenta online, la tramitación suele ser más rápida, sobre todo si solo se tiene que confirmar el borrador por estar de acuerdo con la liquidación realizada por Hacienda. En esos casos, en menos de una semana se tramita la devolución. De todas formas, es conveniente repasar con detalle el borrador porque, a veces, puede haber errores.

Si optamos por hacer nosotros la declaración, este año el programa de ayuda PADRE ha sido sustituido por el sistema Renta WEB, que permite hacer la declaración sin descargar el programa en el ordenador y a través de cualquier dispositivo móvil. Cuando la declaración se presenta en las oficinas de la Agencia Tributaria o en las entidades financieras, la devolución se retrasa un poco más.

¿Qué intereses recibo si se retrasa la devolución?

En caso de que la devolución de la declaración de la Renta se retrase más allá del 31 de diciembre, como compensación podremos cobrar intereses de demora en la cantidad a percibir, desde el 1 de enero hasta que se ordene el pago de la devolución, sin necesidad de reclamarlo.

Para esta campaña, el interés de demora está fijado en el 4,37% y, para la próxima, en el 3,75%.

En Naranja | Cómo van a cambiar los impuestos en 2016 y cómo nos van a afectar

Conversación