Río de Janeiro, Venecia o Tenerife ¿cuál es el impacto económico del carnaval en cada lugar?

Llega el carnaval, una celebración en la que millones de personas a lo largo de todo el mundo cambian por un día su aspecto físico para disfrazarse de las cosas más ingeniosas que podamos imaginar. Bien sea por lo tradicional de esta fiesta o por la diversidad de colores y disfraces que se pueden ver, lo cierto es que los mejores carnavales del mundo tienen un indudable atractivo internacional, y generan unos cuantiosos ingresos para los lugares donde se celebran.

Ciudades tan distantes geográficamente como Río de Janeiro, Venecia o Tenerife son, posiblemente, los lugares donde más y mejor se vive una fiesta que ya es parte de sus particulares forclores. Pero, ¿cuál es el impacto económico del carnaval en cada uno de estos lugares?

Río de Janeiro

Carnaval_rio

Según datos oficiales de la Secretaría Municipal de Turismo de Brasil, Río de Janeiro recibió a casi un millón de turistas en el carnaval de 2015, generando unos ingresos para la ciudad de 782 millones de dólares. El 70% de estos turistas proceden del exterior, una muestra de la consolidación del carnaval de Río de Janeiro como fiesta de interés turístico internacional.

Cada año, el carnaval genera solo en Río de Janeiro en torno a 250.000 puestos de trabajo, principalmente en escuelas de samba, restaurantes, hoteles y otros sectores relacionados de manera directa o indirecta con el carnaval. Aunque, eso sí, quienes más tienen que trabajar durante estos días son los operarios de limpieza, que tienen que recoger en torno a 800 toneladas de basura.

Ni que decir tiene que, con estas cifras encima de la mesa, el carnaval de Río tiene un impacto más que positivo en la economía regional, especialmente para las empresas del sector servicios. De hecho, el 89% del dinero que circula en estos días está relacionado con los sectores de la hostelería, transportes, alimentación, bebidas y, especialmente, disfraces.

Tenerife

carnaval_tenerife

Tenerife es, posiblemente, el carnaval más conocido de España, y también el que más turistas recibe, a pesar del indudable protagonismo que han ido obteniendo otras ciudades como Cádiz o Gran Canaria.

Cada año, los turistas se dejan cerca de 20 millones de euros en esta ciudad, según fuentes municipales. Sólo en los hogares, se mueven otros ocho millones de euros, de los cuales cuatro se corresponden con la confección de los disfraces y otras prendas relacionadas con los desfiles, lo que representa un gasto medio por hogar de entre 30 y 60 euros. Esta inversión se dispara cuando hablamos de los trajes para las reinas, cuyo coste oscila entre los 800 y los 24.000 euros.

No hay que olvidar que el desarrollo de la fiesta de Don Carnal coincide con la temporada alta en las Islas Canarias y todos los hoteles registran altos niveles de ocupación. En estas circunstancias, la isla de Tenerife puede llegar a reunir a cerca de dos millones de personas en los días y las noches que dura esta celebración.

Venecia

carnaval_venecia

Quizá sea el carnaval más elegante y sofisticado de todos los que se celebran en la actualidad en el mundo. Los ostentosos y bellos disfraces del siglo XVIII se mezclan con las famosas máscaras que suelen utilizar los turistas que abarrotan la ciudad durante estos días para convertir al carnaval de Venecia en una fiesta única y diferente a todas las demás.

A pesar de que, en sus inicios, se había ideado como una celebración pensada para las clases populares, en la actualidad se ha convertido en una de las fiestas más caras del mundo. El coste de un fin de semana en esta ciudad durante los carnavales difícilmente bajará de los 1.000 euros, contando transporte, alojamiento y, por supuesto, el alquiler y la compra de los famosos trajes.

No obstante, pese al elevado precio, son más de 800.000 personas las que se dan cita en la ciudad de las góndolas, lo cual sirve para impulsar la economía de la región y generar unos ingresos de entre 40 y 50 millones de dólares en los aproximadamente veinte días que dura el Carnaval.

Y a lo largo de todo el mundo

Cada vez son más los lugares que se suman a esta tradición y contribuyen al impulso económico de su región. En torno al carnaval, se generan múltiples y diversas actividades económicas que se benefician de forma directa o indirecta y que engloban desde diseñadores, modistas y vendedores ambulantes hasta músicos, servicios de transporte y restaurantes. Con estas cifras, qué duda cabe que el impacto económico de Don Carnal es enorme allá por donde pasa.

Imagen | office15, MonicaLoreto, Blanka, MadeinItaly

Conversación