¿Sabes cuáles son los diferentes tipos de bancos que existen?

Tipos de Bancos

En el sector bancario, operan multitud de entidades financieras diferentes, cada una de ellas atendiendo a unos intereses particulares determinados. No todos los bancos tienen el mismo fin y pueden trabajar con los mismos productos, sino que se necesitan cumplir unas condiciones específicas para cada tipo de entidad financiera.

En España, es el Banco de España quien se encarga de controlar la relación de entidades financieras que operan, siendo el Gobierno quien dicta las normas y requisitos para cada tipo de banco, a través de las leyes correspondientes. Normas hay muchas y entidades financieras hay aún más, así que en este post nos vamos a centrar en los principales tipos de bancos y cuales son los objetivos fundamentales de cada uno de ellos.

Tipos de bancos en función de la propiedad

Una primera clasificación de los tipos de bancos es la que se puede hacer en función de los diferentes tipos de propietarios de la entidad. Se puede distinguir entre:
* Bancos privados: son bancos cuyos accionistas son entidades privadas o personas físicas. Un ejemplo de este tipo de banco es ING DIRECT.
* Bancos públicos: entidades cuyo titular es el Estado en su totalidad. Ejemplos de este tipo de entidades son el Banco de España y el Banco Central Europeo.
* Bancos mixtos: entidades con mezcla de capital público y privado. Ejemplos de estas entidades son los bancos en los que el Gobiernos español participa a través de inyecciones de capital mediante el FROB.

Tipos de bancos en función de su actividad

Una clasificación más interesante es la de los tipos de bancos en función de su misión y objetivo. Puede parecer que todos los bancos son iguales, sin embargo, al analizar su misión y objetivos, su cartera de productos y oferta comercial, salen los siguientes tipos de entidades:
* Banco central o emisor: son las entidades que se llaman “banco de bancos”, que se encargan de dirigir y supervisar el funcionamiento del sistema financiero de un país. Se llama emisor cuando entre sus funciones, además, están las de fijar la política monetaria, emitir moneda y mantener las reservas de un país. En España, el Banco de España es el encargado de supervisar el sistema financiero español, actuando bajo el paraguas del Banco Central Europeo, que es el que tiene el control sobre el sistema financiero dentro de la UE.
* Banco comercial: son bancos que realizan sólamente operaciones comerciales de banca (préstamos, créditos, depósitos), es decir, aquellas que no son de inversión. Esta separación de la banca comercial y la banca de inversión, surge tras la gran crisis del año 1929, cuando en 1933 se publicó en Estados Unidos la Ley Banking Act, de Glass-Steagall, la cual buscaba evitar un nuevo colapso del sistema financiero. Esta ley estuvo vigente hasta 1999, momento a partir del cual se volvió a permitir la mezcla de las actividades comerciales y de inversión en territorio estadounidense. En Europa, por contra, nunca ha existido una ley que obligara a esta separación.
* Bancos de Inversión: los bancos de inversión se dedican a ofrecer productos de inversión, tanto a empresas como a particulares. Entre sus funciones están las de participar en operaciones de fusión y adquisición de empresas, de captación de capital, de compraventa de valores en diferentes mercados, de investigación de mercados y elaboración de informes, de gestión de tesorería y de asesoramiento estratégico y de control de operaciones y tecnología.
* Banca corporativa: son entidades que dirigen su negocio a clientes que son empresas, ofreciendo productos específicos para que puedan desarrollar su actividad. Ejemplos de productos dirigidos a empresas son las líneas de crédito, el descuento de efectos (pagarés, letras de cambio), la operativa de pagos e ingresos mediante cheques y la emisión de recibos para el cobro de servicios.
* Bancos de Consumo o Retail: son bancos cuyos productos se dirigen a un perfil de cliente de persona física. Ejemplos de productos de bancos de consumo o retail son los préstamos personales, las hipotecas para compra de inmuebles, las tarjetas de crédito, los avales para alquiler de vivienda, cuentas corrientes o de plazo y depósitos.
* Cajas de Ahorro: son entidades sin ánimo de lucro, que tienen existencia en España. Tras la situación de crisis de los últimos años, muchas de ellas se han transformado en bancos, quedando un sector más reducido en cuanto a número de cajas de ahorros. Ofrecen productos para particulares y empresas, dedicando un importante esfuerzo a la función de obra social, razón de ser de estas entidades.
* Bancos Hipotecarios: son bancos cuya actividad se centra en la concesión de préstamos para compra o reforma de vivienda e inmuebles, con garantía hipotecaria. Estos bancos son muy típicos en Estados Unidos, aunque en España hay sociedades que actúan con este fin.
* Bancos de Tesorería: su misión es dar soporte a operaciones entre empresas que requieran una importante aportación de capital. Se caracterizan por no tener clientes que sean personas físicas y carecer de oficinas abiertas al público, dado que no tienen una actividad comercial “al uso”.
* Entidades de crédito oficial: La única entidad de crédito oficial que opera en España es el Instituto de Crédito Oficial, conocido por sus siglas, I.C.O. Se trata de una entidad pública empresarial, adscrita al Ministerio de Economía y que tiene consideración de Agencia Financiera del Estado. Entre sus objetivos están favorecer el crecimiento y la mejora de la distribución de la riqueza nacional, así como fomentar aquellas actividades económicas que por su trascendencia social, cultural, innovadora o ecológica merezcan una especial atención. El ICO apoya proyectos de inversión de empresas españolas, para que sean más competitivas y contribuyan al progreso económico de nuestro país. El ICO también colabora en programas de política económica, cuando se producen situaciones de crisis o catástrofes naturales o como instrumento de apoyo a la exportación.

En Naranja | Manifiesto del Fresh Banking: el banco que quieres para los tuyos
Imagen | ING DIRECT

Etiquetas:


  • mariocobretti

    Ya, ahora solo falta el banco malo, que ya no se sabe si es el lobo feroz o si es algún tipo de gestora de residuos tóxicos. Estaría bien que ese banco se llevara a los malos directores de oficina, esos que colocaron preferentes a tutiplén y que los torturaran o algo así (perdonar la burrada pero tengo uno que yo lo mandaba con los ogros del banco malo)