Siete aspectos para tener en cuenta a la hora de lanzar un nuevo proyecto

El punto de partida de cualquier proyecto es la idea. En contra de lo que cree la mayoría de la gente, no tiene que ser siempre una idea revolucionaria. Puede ser simplemente aplicar internet y las nuevas tecnologías a negocios tradicionales u ofrecer un servicio que cubra una necesidad básica.

Una vez tienes clara la idea de tu negocio, hay que ir paso a paso para desarrollar el proyecto y no dejar nada al azar. Para ello, te dejamos esta pequeña guía que te ayudará a saber cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta para lanzar tu proyecto.

Analiza el mercado

Antes de poner en marcha cualquier negocio, hay que estudiar el mercado y analizar la competencia. Es la forma de saber qué funciona y dónde hay un hueco para emprender. A partir de ahí, busca algo que te haga diferente de la competencia y explota ese elemento diferenciador como una de tus fortalezas.

Ten en cuenta, además, que el mercado cambia continuamente y tu idea tiene que ser lo suficientemente flexible como para adaptarse a los cambios sin poner en riesgo nuestro proyecto.

Define un plan de negocio

El siguiente paso es poner en orden todo lo que implica la puesta en marcha del proyecto en un plan de negocio: qué vas a hacer, para quién, con qué equipo y cuándo vas a lanzarlo. Invierte tiempo en este proceso de planificación, para saber cuánto dinero necesitas invertir en el posterior proceso de ejecución.

Plantea objetivos SMART

Sé realista en los objetivos que quieres alcanzar. Si quieres conseguir su cumplimiento, aplica la regla SMART (eSpecíficos, Medibles, Alcanzables, Reales y Temporales). Al margen de que sean ambiciosos o humildes, deben ser objetivos concretos, cuantificables, asequibles y que se puedan lograr un plazo definido.

Calcula los costes

Detalla un presupuesto válido para cubrir el lanzamiento y para tener un colchón que permita mantener el proyecto hasta que comience a ser rentable. Saber cuánto necesitas en este proceso es necesario para evitar caer en bancarrota antes de que el negocio pueda ser rentable.

Busca financiación

Calculada la inversión es necesario buscar financiación si no dispones de fondos propios. Las opciones para obtener el capital necesario para lanzar un proyecto son variadas: desde las conocidas tres F’s (Friends, Fools & Family), es decir, amigos, locos y familia a los business angels, subvenciones o ayudas públicas, y por supuesto los tan utilizados préstamos, los cuales evolucionan y ya no solo contamos con opciones tradicionales, si no que algunas empresas ya empiezan a utilizar opciones de financiación instantánea y en pocos minutos son capaces de generar una propuesta de financiación, aunque estas son solo un ejemplo de las múltiples opciones que hoy existen.

Promociona tu proyecto

Haz que todo el mundo conozca tu idea. Cualquier pequeño negocio puede alcanzar una proyección internacional si usas los canales adecuados. Además de utilizar los medios tradicionales para hacer publicidad, Internet ofrece hoy acceso al mercado globalizado sin salir de casa. Para ello, puedes comenzar montando una página web, usando las redes sociales y contactando con tus potenciales clientes para ofrecer tus servicios. El contacto directo con los consumidores te ayudará a saber cómo adaptar tu negocio a los cambios del mercado.

No te rindas ante los fallos

Todo el mundo conoce los casos empresariales de éxito, pero pocos recuerdan cuántas ideas tuvieron que lanzar estos empresarios de éxito hasta que consiguieron triunfar. Los americanos, que son más emprendedores, dicen que de los fracasos empresariales es de donde se aprende.

Aplícate la enseñanza y toma decisiones, prueba y equivócate, pero hazlo rápido porque eso te dará la clave para ir por el camino más adecuado.

Por último, mantén siempre una actitud positiva frente a los cambios, aprende de los errores, evalúa nuevas ideas, ten confianza en ti mismo y piensa a largo plazo. Ser emprendedor no es fácil, pero hay que disfrutar siéndolo.

En Naranja | Cinco libros clásicos si estás pensando en montar un negocio

Imagen | Istock/gpointstudio

 

Conversación