¿Qué tipos de IVA existen y qué productos pagan cada uno de ellos?

El IVA, o Impuesto sobre el Valor Añadido, es un impuesto indirecto que se aplica en España a las compras de la mayoría de bienes y servicios, con el objetivo de gravar la capacidad de consumo de las personas físicas. Las empresas cobran el impuesto a los consumidores cuando realizan una compra, aplicando un tipo de IVA en función del producto o servicio comercializado.

De esta manera, existen varios tipos de IVA, cada uno de los cuales se aplica a un conjunto de productos determinado.

Tipos de IVA y qué productos pagan cada uno de ellos

Tipo superreducido 4%

El tipo de IVA superreducido del 4% se aplica a los artículos que se consideran de primera necesidad. Estos son alimentos básicos de la cesta de la compra (leche, pan, etc.), libros (salvo el libro electrónico), medicamentos para uso humano, prensa (periódicos y revistas), prótesis, implantes internos, órtesis y vehículos para personas con discapacidad.

Tipo reducido 10%

El tipo de IVA reducido del 10% se aplica a productos alimenticios y bienes de uso agrícola, forestal o ganadero, medicamentos para uso veterinario, agua, productos farmacéuticos para uso por consumidores, compra de viviendas y garajes, obras de rehabilitación y renovación de vivienda, flores y plantas, servicios de transporte de viajeros, servicios deportivos con carácter aficionado, asistencia social, ferias y exposiciones comerciales, entre otros.

Tipo General 21%

El tipo general del IVA del 21% se aplica a todos aquellos bienes y servicios que no entran en las dos categorías anteriores y que tampoco están exentos de IVA.

Servicios exentos de pagar IVA

Es posible que veamos que en alguna factura no se aplica IVA, dado que hay actividades exentas del pago de este impuesto, según la legislación tributaria española. No es algo opcional, sino que Hacienda define qué productos y servicios quedan exentos, bien para ayudar a algún sector o para proteger a algún segmento de consumidores.

Este es el caso de la enseñanza en centros públicos o privados autorizados y clases particulares por personas físicas sobre materias incluidas en los planes de estudios del sistema educativo. Además, también están exentos los servicios de atención a niños en el centro docente prestados en tiempo interlectivo.

También están exentos de IVA la asistencia a personas físicas por profesionales médicos y servicios sanitarios, los servicios profesionales prestados por artistas plásticos, escritores, colaboradores literarios y gráficos y los servicios de entrega de sellos de correos y efectos timbrados de curso legal.

No se aplica IVA tampoco a las operaciones y prestaciones de servicios de seguros, reaseguros y capitalización, los servicios de mediación prestados a personas físicas en diversas operaciones financieras, los de arrendamiento de viviendas y entrega de terrenos rústicos y no edificables.

En Naranja | ¿Qué es y cuándo se amortiza una vivienda pasiva?
Imagen | Meditations

Conversación