Adiós al dinero en efectivo: el pago con móvil se generaliza

El móvil se ha convertido en un dispositivo imprescindible en la vida diaria gracias a las aplicaciones. Ahora, con la tecnología Contactless se puede pagar con el móvil sin necesidad de llevar dinero en efectivo o la tarjeta

Cómo se puede pagar con el móvil

El primer requisito para pagar con el móvil es tener un smartphone equipado con tecnología Contactless o NFC (Near Field Communication). La mayoría de los móviles posteriores a 2014 vienen ya con esta tecnología. Para comprobar si el móvil es compatible con NFC hay que mirar en ajustes y después comprobar las conexiones inalámbricas.

Desde el lado del comercio, es necesario que el TPV o datáfono también sea compatible con NFC. Es fácil reconocerlo porque los terminales que admiten el pago con contactless tienen un símbolo que los identifica.

Cumplidos todos estos requisitos técnicos, su funcionamiento es muy sencillo. Tan solo es necesario configurar las tarjetas en las que se hará el cargo y, a la hora de pagar, es suficiente acercar unos centímetros el móvil al TPV.

logo-contactless-pequeño

El sistema Pago con Móvil de ING DIRECT

ING DIRECT lanza el sistema pago con móvil. Para que los clientes de ING DIRECT puedan pagar con el móvil, tan solo se necesita tener un móvil Android 4.4 con la tecnología NFC, una tarjeta MasterCard de ING DIRECT y la app de ING DIRECT. Para darse de alta en el servicio hay que acceder al menú de tarjetas, buscar la opción de pago con móvil, seleccionar la tarjeta que desea usar e introducir un código que se recibe por SMS.

A partir de ese momento ya está listo para pagar en comercios, con solo desbloquear el móvil y acercarlo al TPV del comercio. Será necesario introducir el PIN si el importe de la compra es superior a 20€.

Si se produce el robo o extravío del móvil, basta con cancelar el servicio a través de la web o desde la app de otro móvil para que no se pueda utilizar.

En Naranja | Te contamos por qué los pagos con tarjetas contactless son cómodos y seguros.

Imagen | iStock.com/ Silvia Bianchini

Conversación