Tuve un accidente y me indemnizaron. ¿Lo declaro en la renta?

La mayoría de las ganancias no plantean dudas sobre si se incluyen o no en la declaración de la renta. Aunque en ocasiones existen dudas sobre cómo computan o en qué casillas deben aparecer esos importes.

Pero con una indemnización ocurre que puede estar exenta de IRPF, o por el contrario ser obligatorio declararla, dependiendo del tipo de indemnización y la cuantía, entre otros factores. Entonces, surge la duda: ¿cuándo tengo que declarar mi indemnización en la renta?

¿Cuándo tributa una indemnización por accidente?

Algo que hay que tener muy presente es que una indemnización siempre implica un balance positivo contable para el indemnizado. Es decir, siempre se recibe una cantidad económica en concepto de indemnización.Sin embargo, la obligatoriedad de declarar esa cantidad dependerá del tipo de indemnización, accidente, vía y cuantía, entre otros factores.

No tributan las indemnizaciones por daños físicos, psíquicos o morales derivadas de responsabilidad civil si se fijan judicialmente o si han sido fijadas legalmente. A día de hoy solo los accidentes de tráfico están regulados legalmente mediante un baremo en la Ley 35/2015.

acuerdo extrajudicial o judicial

Sí tributan las indemnizaciones fuera de esas categorías. Algunas de estas indemnizaciones son:

  • indemnizaciones por daños físicos, psíquicos o morales derivadas de responsabilidad civil si se fijan extrajudicialmente;
  • indemnizaciones por encima del baremo incluido en la Ley 35/2015;
  • indemnizaciones de seguros que no sean de tráfico y no pasen por el juzgado;
  • indemnizaciones por seguros de vida en lugar de accidentes;
  • indemnizaciones por perjuicio económico (p.ej. si tenemos una pérdida patrimonial debido al accidente como un vehículo inservible);
  • indemnizaciones por cancelaciones de viajes, exceptuando la parte referida a daños morales siempre y cuando quede confirmada por vía judicial.

Algunos ejemplos sobre cómo tributa una indemnización

Las leyes pueden ser algo enrevesadas, pero con un ejemplo todo se entiende mejor.

Daños físicos en accidente que no sea de tráfico

Durante unas clases de baile resbalamos por el suelo húmedo y nos dislocamos varios huesos del pie. Es algo que cubre el seguro del local, que está de acuerdo en abonar hasta 20.000 euros como indemnización. ¿Qué nos compensa?

accidente declaración renta indemnización

Podemos optar por dos vías:

  1. conciliación judicial (el seguro está de acuerdo en abonar la cantidad);
  2. o indemnización extrajudicial.

Lo que ocurre es que la primera cantidad está exenta de IRPF, mientras que la segunda no. Los 20.000 euros por vía judicial se abonarán en nuestra cuenta bancaria, pero los 20.000 euros computan como ganancia patrimonial en su base imponible general y tributan según la tarifa de IRPF.

Daños físicos en accidente de tráfico

Imaginemos ahora que en lugar de bailando esa misma dislocación viene de un accidente de tráfico en el que somos las víctimas. En este caso, tanto si vamos por vía judicial como si el seguro nos abona la indemnización, esta está exenta de IRPF hasta el máximo marcado en la Ley 35/2015.

Si, por ejemplo, el máximo por ley fuese de 15.000 euros para nuestro caso, los primeros 15.000 euros quedarían exentos, mientras que los otros 5.000 pasarían a ganancia patrimonial en la renta.

 

Un modo seguro de hacerlo bien es preguntar a los profesionales implicados, en este caso nuestros abogados o gestores de cabecera, especialmente si las cuantías son importantes, ya que el coste de estos servicios quedará diluido en el beneficio que obtendremos.

En Naranja | Aunque no estés obligado a presentar la Declaración de la Renta, te interesa comprobarla

Imágenes | iStock/seb_ra,  iStock/BernardaSv,  iStock/SbytovaMN, iStock/monkeybusinessimages

 

 


Conversación