1 de mayo, se celebra el Día Mundial del Trabajo

Día Mundial del Trabajo

El 1 de mayo es noticia porque se celebra el Día Mundial del Trabajo. Se trata de una fecha que es festiva en España, así como en otros países a lo largo del planeta. Su origen data de finales del siglo XIX, concretamente cuando en la Segunda Internacional de 1889 se acordó fijar esta jornada como símbolo reivindicativo en homenaje a los mártires de Chicago.

Todo empezó un 1 de mayo, fecha en la que unos obreros de Chicago comenzaron una serie de actos de protesta reclamando una mejora de sus condiciones laborales y una jornada laboral de 8 horas. Tras varios días de protestas y huelga, tuvo lugar la revuelta de Haymarket, acontecimiento histórico que tuvo lugar el 4 de mayo de 1886 en Haymarket Square (Chicago).

En el transcurso de un acto de protesta, un artefacto explosivo lanzado por una persona no identificada alcanzó a unos agentes de policía que trataban de aplacar la manifestación. Esto provocó un proceso judicial contra ocho trabajadores, cuyo resultado fue la pena de muerte para cinco de ellos y pena de prisión para los tres restantes.

El movimiento obrero de aquella época los elevó a mártires de la causa trabajadora, siendo conocidos como los Mártires de Chicago. A partir de ese momento, empezó a conmemorarse el 1 de mayo, como fecha señalada para el sector obrero. Más adelante, muchos países lo han asumido como la fiesta nacional del trabajo, es decir, el Día internacional de los trabajadores.

El 1 de mayo, escaparate para solicitar una mejor sociedad

El 1 de mayo es un día en el que algunos colectivos aprovechan para lanzar sus mensajes de petición de mejoras en el ámbito laboral para la sociedad española. Por ejemplo, la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles, está reclamando mejoras en la organización de los horarios de las los trabajadores, para que puedan conciliar la vida laboral con la familiar.

Este es un punto verdaderamente importante, dado que los más jóvenes necesitan pasar tiempo con sus padres para que les puedan educar y viceversa, para que los progenitores puedan disfrutar de sus hijos. Una buena política de conciliación permitiría resolver muchos de los problemas que hoy en día están presentes en la sociedad y que afectan a jóvenes y mayores.

Lograr esto es cosa de todos, no sólo de empresas, familias o trabajadores. Las medidas para alcanzar un punto en el que fuera sencillo conciliar, deberían estar coordinadas. Por ejemplo, flexibilizando los horarios comerciales, evitando las jornadas laborales maratonianas, programando horarios de televisión y radio acordes con las horas de descanso, entre otras.

Imagen | Sean MacEntee

Etiquetas: ,


  • minue

    Sé que es una tontería, pero siempre me ha parecido irónico que el día del trabajo sea festivo, aunque entiendo que de esa manera se facilita que la gente pueda manifestarse sin necesidad de faltar a su trabajo.