El auge de los precios bajos también es aplicable a los supermercados

supermercado

Ya hemos hablado en más de una ocasión en las diferentes maneras que tenemos de ahorrar o de consumir de manera inteligente cuando realizamos una actividad tan cotidiana como es la de ir de compras en los supermercados. Pero hasta ahora nunca te habíamos hablado de lo que parece más lógico, ir a los supermercados donde la compra salga más barata.

Y es que esta es una opción que cada día está más en auge. En realidad, puede ser una opción muy razonable, ya que en muchos de los casos la calidad de los productos no es en absoluto inferior a la que solemos comprar en los mercados más grandes, pero sí notaremos una gran rebaja en cuanto a los precios.

De compras por menos precio, ¿Porqué son más baratos?

Los supermercados de bajo coste tienen una serie de características que les hacen diferente al resto. Hay unos gastos que tienen que hacer frente los supermercados más grandes que ellos directamente no los tienen, y que en realidad no son realmente necesarios para el consumidor en el momento que se hace la compra, ni tampoco reducen la calidad del producto; pero al ahorrar costes, pueden ofrecer los productos más baratos al consumidor.

En primer lugar, cuando entras en un supermercado de bajo coste, lo primero que notas es que en muchas ocasiones es totalmente diferente al resto de establecimientos. Todo parece desordenado y descuidado, y parece que acaba de llegar el último camión repleto de productos, porque en la mayoría de las ocasiones ni siquiera se ordenan en las estanterías, dejándose la mercancía en las mismas cajas que estaban en el transporte.

Además, posiblemente no escuches nada de fondo, ni la música ni la radio, y esto es algo diferente al resto de supermercados. Aparte de todo esto, muchas veces no disponen de frutería, pescadería, carnicería… y si lo tienen normalmente es porque tienen alquilada esa parte a un tercero; tendremos que abonar esta cantidad en el acto, ya que ese establecimiento no forma parte del supermercado. Con esto, el supermercado obtiene un beneficio del alquiler de esa parte del local.

La mayoría de marcas que tienen estos establecimientos, además, no suelen ser conocidas, son marcas blancas, y por tanto suelen ser más baratas. Esto no quiere decir que sean de peor calidad, al contrario, pasan las mismas pruebas de calidad que las grandes marcas, pero estás pagando más caro por la marca.

Todo sea porque el cliente tenga que pagar menos por el producto que compra. Si que es cierto que para ciertos productos, sobre todo los que necesitan estar más frescos, puede que los clientes sean más reacios a comprarlos en este tipo de supermercados, pero éstos son conscientes de ello por lo que intentan centrarse en ofrecer el resto de productos que no necesitan una conservación especial en el propio establecimiento a un precio más barato.

¿Y cuántos nos podemos ahorrar?

Todo depende de lo que consumamos. Como decimos, estas tiendas están pensadas para comprar una gama de productos más reducida que en los supermercados de verdad, por lo que habrá muchos que no podremos adquirir aquí.

Aún así, diversos estudios indican que el ahorro puede llegar a ser de más de 1.000 euros, si conseguimos comprar la mayor parte de los productos en estos supermercados. Es por esto que cada vez más elegimos este tipo de establecimientos, ya que cada vez menos nos importa la ambientación y el orden del local, y cada vez nos fijamos más en el bolsillo.

En Naranja | Diez consejos para un consumo inteligente en el supermercado, Cómo ahorrar en el supermercado, sabiendo lo que hay detrás del lineal
Imagen | Jelmer

Etiquetas: ,


  • Josep Camós

    En casa somos de hacer la compra en varios sitios, buscando la mejor relación calidad/precio, aunque algún hard-discount en concreto lo hemos tenido que borrar (casi) de la lista por tener una nula atención al cliente. Yo entiendo que el personal de caja está a la vez entrando los combis del camión, pero no es normal que tengan clientela haciendo cola y pasen de ir ahí. En fin, no sé si es que es mismo “hard-discount” se les aplica a los trabajadores en el sueldo o qué, pero…

    De todas formas, ya digo que es un caso puntual. Normalmente en estos sitios se compra muy bien de precio y con calidades muy similares en algunos productos a los del supermercado “normal”.