A caballo regalado… mírale el dentado. Qué hacer con esos regalos no deseados

Qué hacer con esos regalos no deseados - 1

Seguro que Papá Noel y los Reyes Magos os han traído muchas cosas que habíais pedido, que deseabais con ansia, que os han sorprendido o que, simplemente, os han gustado, pero seguro que también algunas que no os han entusiasmado precisamente, así que en vez de poner cara de circunstancias, agradecerle y guardarlo en un cajón, veamos qué hacer con esos regalos no deseados, incluida una opción menos convencional que os aguarda al final.

Antes de seguir, liberémonos de los prejuicios en torno a los regalos. Hay quien defiende que los regalos ni se devuelven, ni se cambian —salvo fallo en la talla— ni se vuelven a regalar, pero no seríamos buenos ahorradores si no aprovecháramos los recursos a nuestro alcance, por lo que intentemos evitar que algunas extrañas convenciones sociales nos coarten.

Dando salida a los regalos que no nos han gustado

Entiendo que todos tengamos reticencias en cambiar un regalo, porque en principio la otra persona ha puesto su esfuerzo en escoger algo que nos gustara, pero también hay que pensar que preferirá que usemos algo que nos ha regalado —aunque al final no sea exactamente lo que escogió— a que su esfuerzo pase la vida en un trastero cogiendo polvo.

De esta manera, mi primera recomendación es que si algo que os han regalado no os gusta, pidáis el tique regalo y lo cambiéis por algo que sí os guste, intentando que sea de alguna manera parecido a lo que recibisteis originalmente, ya sea en estilo, forma o función, por honrar un poco al regalante, aunque esto es solo opcional. Además, si se trata de ropa, conseguiremos sacarle más partido gracias a las rebajas.

En caso de que no tengamos tique regalo o no reunamos el valor para pedirlo y hacer público nuestro desencanto, siempre podemos recurrir a volver a regalar lo recibido. Hay quien ve en esto un acto poco ético, ya que si algo no te gusta, seguramente tampoco le gustará a quien lo reciba, pero también es cierto que no todos tenemos los mismos gustos, a lo mejor a nosotros esa colonia tan dulzona nos repele, pero tienes un amigo que se baña en ella todos los días. No se trata de liberarse de un regalo encasquetándoselo a otro, sino buscarle un hogar a aquello que no tiene cabida en el nuestro.

Hasta aquí hemos visto las formas de proceder habituales cuando un regalo no nos gusta, pero hay una tercera vía que es la que me parece más divertida, sincera y honesta: hacer una fiesta con amigos para intercambiarse regalos no deseados, algo así como un swap meet (quedada para intercambiar cosas) pero con regalos.

Qué hacer con esos regalos no deseados - 2

Si no puedes cambiarlos, monta un fiesta de regalos no deseados

La idea es muy sencilla, montar una pequeña fiesta con amigos en la que cada uno traiga todo aquello con lo que los Reyes Magos han fallado, con el objetivo de encontrar entre lo de los otros algo que le guste, en un ambiente distendido, con música y algo de picar y de beber.

Para que haya un poco de orden y nuestra casa no se convierta en un mercadillo improvisado, o que el sistema del trueque directo vuelva a poner de manifiesto sus carencias, podemos asignarle a cada uno una ficha (o una habichuela, que todo vale) por cada objeto que traiga, para que pueda coger tantas cosas como ha traído.

Puede parecer que la idea no tiene mucho sentido, porque a fin de cuentas llevamos cosas que no nos gustan o que no queremos, ¿por qué iban a gustarles a otros? Sin embargo, ya hemos aprendido que la basura de un hombre puede ser el tesoro de otro y que aunque a nosotros no nos entusiasme ese jersey que tanto pica, habrá a quien le encante, y lo mismo al revés.

El objetivo de esta fiesta no es más que quitarle hierro al asunto de los regalos poco acertados y de paso empezar el año aprovechando bien todos nuestros recursos, porque algo en un cajón no es útil para nadie, y el refrán de a caballo regalado, no le mires el dentado, nunca me ha aparecido nada acertado.

Imágenes | The SWAP Team
En Naranja | ¡Ahorradores! Cinco propósitos de Año Nuevo que esta vez sí cumpliremos

Conversación

  • jennifer.gonzalez.90

    A mi la idea de la fiesta me ha gustado mucho. Los Reyes me han dejado alguna cosa mona pero que no me acaba de gustar y resulta que la compraron en una tienda lejos de mi ciudad, pero estoy segura de que encontraría alguien a quien le gustara… y si puedo conseguir algo a cambio y pasarlo bien, mejor que mejor.

  • mariocobretti

    jajaja me ha encantado eso de la “fiesta de los reglos no deseados”, muy buena idea 😉