Ayudar a construir el futuro es posible, el caso de Transition Belsize

Transition Belsize

Transition Belsize es una comunidad de personas que han decidido trabajar juntas para mejorar el mundo que les rodea. Convencidos de que el esfuerzo común de los individuos del área NW3 de Londres, puede sacar adelante proyectos que permitan transformar su entorno a mejor, participan cada día en diferentes actividades encaminadas a construir el presente para tener un futuro mejor.

Actualmente, disponen de distintos programas abiertos, enfocados todos ellos hacia la mejora medioambiental y la sostenibilidad de su entorno social. A través del reciclaje, la mejora de la eficiencia energética en los hogares y edificios públicos del área, la producción de frutas y verduras de manera eficiente en el entorno, tanto adultos como los más pequeños de la casa, trabajan en su tiempo libre para mejorar todo lo que les rodea.

Cambiar el futuro depende de todos nosotros

Para cambiar el futuro, sólo se precisa las ganas para querer hacerlo. Así lo ven las personas que forman parte de la comunidad de Transition Belsize, que, a su vez, sigue la corriente de cambio de mayores dimensiones promulgada por la Transition Network. Lejos de planteamientos llenos de palabras y vacíos de contenido, estas personas se han puesto manos a la obra y han comenzado a diseñar lo que ellos consideran que les llevará hacia un mundo mejor, donde la felicidad sea compartida por todos.

Resulta curioso ver los proyectos en los que están trabajando. Por ejemplo, ayudan a la gente de su área a reducir el consumo energético de sus viviendas a través de la mejora del aislamiento de puertas y ventanas, consiguiendo ahorros improtantes, que redundan en un mejor aprovechamiento de los recursos naturales y una reducción en la factura de la luz.

Otro campo de batalla para la comunidad de la Transition Belsize es el de la producción de comida saludable, de manera natural y asequible para todos. Para ello, trabajan en proyectos en los que construyen zonas donde cultivar vegetales y frutas, reduciendo la necesidad de importar estos alimentos de terceros países y permitiendo así que su precio sea asequible para todos.

Un dato que apuntan para justificar esta línea de trabajo es que el 50% de los vegetales y un 95% de la fruta consumida en el área de Londres, es importada. Dado los elevados costes que supone hoy en día el transporte y su conservación en cámaras frigoríficas, directamente relacionados con el precio del petróleo, apuntan a que esta es una solución que ayudará a mantener a lo largo del tiempo el consumo de alimentos naturales por parte de la población.

Una idea que se está extendiendo al otros lugares

La idea de construir un futuro mejor, desaprendiendo para volver a aprender, es algo que desde el blog de ING Direct intentamos transmitir en cada entrada. Parece que la iniciativa de Transition Network está consiguiendo seguidores en otros países (mapa de proyectos), además de en Inglaterra, habiendo ya iniciativas abiertas en Estados Unidos y en Australia.

De momento no hay ninguna iniciativa de la Transition Network en España pero, viendo la aceptación que está teniendo en otros países, bien podríamos ver en nuestro país alguna en poco tiempo. Las ideas que promueven son perfectamente válidas en nuestro país y la manera de llevarlas a cabo, a través de la suma de esfuerzos individuales, creando una comunidad, es algo a lo que ya estamos acostumbrados. Si la próxima vez que vayas a un centro comercial o a un edificio público, te encuentras una plantación de árboles frutales en el parking, tal vez sea que esta gente ha llegado a España.

El consumo inteligente y la idea de aportar el esfuerzo individual de cada persona, suenan bien como herramientas para construir un buen futuro para todos ¿Te animas a intentarlo?

Vía | El Mundo
Imagen | Transition Belsize
Más información | Transition Belsize

Conversación

  • probertoj

    Muy Interesante.

    Al hilo de lo que comentas hacia la mitad… una idea muy curiosa de la paradoja de la sociedad actual es que cueste más comprar verduras producidas en tu país que traídas desde miles de kilómetros.