Compras colectivas: mirando más allá de las webs de descuentos

Compras colectivas

Seguro que al oir compras colectivas todos habéis pensado en Groupon, Groupalia, LetsBonus y otras webs de descuentos, que ofrecen productos y servicios a precios rebajados gracias al poder de comprar en grupo, pues permite al proveedor bajar sus beneficios a cambio de aumentar el volumen de ventas.

Aunque mi experiencia con este tipo de páginas webs es agridulce –servicios que no cumplen las expectativas o retrasos en los envíos– en líneas generales son una buena manera de ahorrar. Lo que pasa es que no abarcan todo los ámbito de consumo, sobre todo los tipos de compras que por su complejidad no encajan en su papel de intermediarios, como pueda ser la compra de una vivienda o de un coche.

Everybodycar y la compra colectiva de coches

Uno de los consejos básicos para ahorrar a la hora de comprar un coche es visitar diferentes concesionarios. El precio del mismo modelo puede variar mucho en función de uno u otro, dependiendo de las necesidades que tengan de cumplir un cupo de ventas o las ofertas puntuales que puedan tener.

Dada esta flexibilidad a la hora de fijar los precios que tienen los concesionarios, es lógico pensar que una compra colectiva pueda ayudar a rebajarlos más todavía, pues si en vez de vender un coche, el concesionario ve la posibilidad de vender cinco o séis al mismo tiempo, tratará de que su oferta mejore la de otro.

Everybodycar es una página web cuyo objetivo es únicamente poner en contacto a gente de la misma provincia que busca comprar coche. En ella podemos unirnos a grupos de personas interesadas en comprar un coche de la misma marca que la que queremos nosotros –el modelo no tiene por qué ser el mismo–, y así poder ir juntos a negociar con el concesionario, o incluso recibir ofertas de los que ya se encuentran en esta plataforma.

Si no tenemos clara la marca, también podemos unirnos a grupos de indecisos en nuestra provincia –siempre máximo seis personas– y juntos ver qué concesionario de qué marca nos convence a todos los miembros. De esta manera es más complicado que si todos los que forman el grupo tienen clara la marca, ya que a un concesionario le da igual vender diferentes modelos y hacer descuentos para todos, pero lógicamente no puede vender diferentes marcas, así que hay que ponerse de acuerdo.

Compra colectiva, también para casas

Cuando hablo de compra colectiva en vivienda, no me refiero a las promotoras cooperativas, sino de nuevo a obtener un mejor precio de una constructora o promotora tradicional por el hecho de ser varios los compradores, y por tanto suponer una venta más atractiva para ellos.

Dentro de este sector, hay dos páginas web similares con una metodología ligeramente diferente. CompramosPiso ofrece un sistema similar al de la compra colectiva en coches, es decir, poner en contacto a personas interesadas en la misma promoción de viviendas o en viviendas de la misma promotora, para que luego ellos negocien un descuento por compra en grupo.

Por otro lado, ComprarUnidos lo que ofrece es un servicio de negociación colectiva, es decir, que una vez reunidas las personas interesadas en una promoción, ya sea entre las que se ofrecen en su página web o en cualquiera que el usuario dé de alta, son ellos los encargados de realizar la negociación.

Es un proceso ligeramente más complejo, ya que el usuario debe primero buscar las promociones en las que está interesado y apuntarse. Una vez se alcance el número de personas mínimo para abrir la negociación, debe firmar un contrato con ellos para que negocien en su nombre. Si alcanzan un acuerdo con la promotora al precio por el que se está dispuesto a comprar esa vivienda, se llevan una comisión en función del ahorro logrado respecto al precio inicial que ofreció la promotora al usuario.

Más allá de los detalles y el modo de funcionamiento de cada una de estas páginas, lo que está claro es que dentro del ámbito de las compras colectivas –no confundir con consumo colaborativo— hay que mirar más allá de las webs de descuentos, porque si bien éstas pueden ayudarnos a ahorrar en cosas pequeñas, mucho mayor puede ser el ahorro si nos juntamos para comprar un coche o una casa.

En Naranja | Coches compartidos, viajeros ubicuos

Conversación