Cuando las empresas comparten para generar negocio

Una de las noticias que más repercusión ha tenido en medios en estos últimos días es la de la liberación de un amplio catálogo de imágenes propiedad de Getty Images paraa
su uso no comercial en medios, blogs y redes sociales. Se trata de la respuesta que esta compañía multinacional, propietaria de un inmenso portfolio de imágenes de alta call
idad, al uso no autorizado de sus imágenes en múltiples medios y por parte de usuarios de redes sociales de todo el mundo.

Se trata de una medida que ha sorprendido y que en muchos sectores ha sido considerada como inteligente, dado que Getty no está regalando el contenido a quien lo quiera usar,
sino que lo está poniendo en valor, como comentaba Enrique Dans en su blog. La clave está en la cesión para uso no comercial y en los ree
quisitos técnicos exigidos para usar las imágenes, que no sólo invitan a usarlas, sino que además permiten generar nuevas vías de negocio.

La clave de poner en valor un contenido infrautilizado

Probablemente ha sido la comunidad del software libre la que más ~@~\ruido~@~] ha hecho a la hora de usar licencias que protegen un contenido, en este caso software desarroll
lado, pero que a la vez permiten a terceros su uso, distribución incluso modificación, con fines comerciales o particulares. Este modelo también funciona en otros sectores dd
e lo digital y es bastante habitual verlo en el mundo de la fotografía (Flickr, Pixabay,,
ahora Getty Images), en el de los medios (eldiario.es) e incluso en el del video (Youtube, Vimeo).

Hay que tener en cuenta que los modelos de licencias Creative Commons no son equivalentes a regalar el contenido a todo aquel que lo quiero usar, sino una licencia para usarlo bajo unas condiciones (con fines comerciales o no, pudiendo hacer modificaciones o no, compartiendo el resultado bajo la misma licencia, entre otros). Incluso se contemplan casos en los que se permite hacer modificaciones en el contenido para obtener un resultado diferente, en lo que se llama una obra derivada, con la que el nuevo creador de esta obra gane dinero y no tenga ninguna obligación con el autor original.

En el caso de Getty Images, el sistema que proponen es un similar al que viene usando Youtube pero con imágenes en lugar de videos. Getty lo que permite ahora es la inserciónn
de las imágenes, de tal manera que cualquiera que cumpla las condiciones de uso puede disponer del código de inserción para que se muestre la imagen en un medio o red sociaa
l. Esta imagen embebida es susceptible de ser mostrada directamente, pero Getty Images ya avisa en las condiciones de uso de que puede usar este canal para servir publicidad y para obtener información del uso de dicha imagen. Es una ampliación del modelo de negocio de la compañía que supone ponerse a favor de corriente en este mundo en el que loss
rios de bits fluyen libremente: ahora tienen una red de publicidad en toda regla. Dan y reciben algo a cambio.

Además de ampliar el alcance de su modelo de negocio, con esta propuesta Getty Images consigue una mayor repercusión de su marca y generará más tráfico hacia su sitio de vv
enta de imágenes, al ser visitado por personas que buscan imagenes para ilustrar su contenido y, por tanto, es de esperar que aumentará las conversiones, es decir, las compraa
s de imágenes.

Conclusiones

Aunque habrá que dejar que pase un tiempo para ver cómo evoluciona el caso Getty Images, sí que se puede hablar en estos momentos de ejemplos de casos éxito con productos ll
icenciados bajo licencias Creative Commons. Este es el caso de WordPress, un software de gestión de contenidos que es utilizado por infinidad de blogs y sitios web en el mundoo
entero. Este sistema fue creado por Matt Mullenweg y Mike Little, y hoy en día es el centro de una empresa que vende servicios relacionados con el desarrollo de software a emm
presas que necesitan su sistema y algo más.

La clave está en poner en valor un producto que puede resultar de utilidad para un conjunto de la sociedad y que para otra no lo es por el factor precio, por
ejemplo. Estos modelos de negocio en donde se ofrece contenido sin coste económico, pero con una contrapartida en forma de publicidad o de recopilación de información, puedee
que no sean la solución para muchos profesionales, pero sí para muchos otros que difícilmente podrían entrar en el modelo de pago por uso de una imagen y que no lo iban a
hacer por muchas demandas que la empresa pusiera contra aquellos que detectara que hacían un uso ilegal de su contenido gráfico.

En Naranja | Videojuegos y micropagos: estos son los trucos que usan para que gastemos más

Conversación