El “otro” apagón análogico: en 2017 todos los contadores de la luz serán inteligentes

Nuevo contador de la luz

Estos días, hemos vuelto a oír hablar de los nuevos contadores eléctricos, gracias a la petición de la Comisión Nacional de Energía de que se acelere el cambio de todos los antiguos para poder aprovechar así todas las ventajas del nuevo sistema.

Este proceso, similar en cierto modo al del apagón analógico gracias al que comenzamos a ver en nuestras casas la TDT, no sólo va a imponer nuevos modelos de contadores de la luz, sino que además nos beneficiará a los usuarios. Porque el cambio nos permitirá diferentes funciones con las que ahorrar más en electricidad. ¿Vemos cómo?

¿Por qué hay que cambiar los viejos contadores de la luz?

Las compañías electricas estiman que tienen que sustituir, antes de 2017, hasta ocho millones de contadores antiguos, de los mecánicos o “de rueda”. En las nuevas viviendas ya se instalan los contadores de la luz digitales, aunque su utilidad completa llegará con el siguiente paso: el de conectarlos a otros medios de control para que, por ejemplo, podamos saber en cualquier momento en que tengamos conexión a internet, qué gasto real estamos haciendo en casa.

Los cambios vienen impuestos por ley y, en última instancia, buscan un mejor uso de la electricidad. Siguiendo la máxima de que “pequeños ahorros hacen uno muy grande”, los nuevos contadores eléctricos permitirán la máxima eficiencia energética.

¿Cómo son los nuevos contadores de luz?

Contador interno

No es casualidad que las compañías eléctricas hayan popularizado el término del “contador inteligente” para ir promocionando el cambio que van a hacer. Gracias a su tecnología novedosa, usan la red eléctrica para recibir y transmitir datos y puede operarse con ellos a distancia. ¿Qué provoca esto? Varios aspectos muy ventajosos:

  • Acabarán con las lecturas estimadas: pagarás por lo que consumas mes a mes, no un mes por lo que consumas y otro por lo que la compañía crea que gastarás.
  • Toda operación y cambio en tu contrato puede hacerse de manera inmediata, sin necesidad de que un operario tenga que desplazarse hasta nuestro hogar.
  • Puede estar escondido: no se necesita que estén en la fachada de las vivienda al ser controlado a distancia.
  • Gracias a eso, podremos saber de manera exacta si estamos en el periodo valle o no, de manera que podremos aprovechar ese horario para poner en marcha aquellos electrodomésticos que más consuma.

Los inconvenientes son dos:

  • Menor vida útil: duran menos que los tradicionales. De hecho, es tan sencillo como preguntarte si alguna vez has tenido que cambiar de contador de la luz… Con los inteligentes responderás que “sí, varias veces” a esa pregunta.
  • Un mayor precio de alquiler del aparato. Viene regulado por el Gobierno, pero en principio el aumento fue de 20 céntimos más al mes.

En todo caso, muchas de las ventajas de estos nuevos contadores inteligentes pasa por convertirnos nosotros también en consumidores inteligentes de electricidad. ¿Cómo? Seguiremos hablando en En Naranja al respecto en próximos posts.

En Naranja | Estás pagando más de electricidad de la que debes, pero tiene solución

Conversación

  • 7061

    en realidad es una desventaja mas caro y con mediciones mas fiables(exactas) por lo que las facturas seran mas altas.eso sin contar que los avispados querian cobrarnos su cambio ya denunciado por la ocu.un saludo

    • probertoj

      Tener mediciones más exactas acaba con las lecturas estimadas, que es una de las grandes desventajas del consumidor de energía. Que un mes te cobren por lo que la compañía estima que vas a consumir en lugar de por lo que haces en realidad es un problema para cualquier control de gastos. Pagar exactamente por lo que consumes no es un problema, pero lo contrario sí.

  • solitario

    El apagón, como sea como con la TDT, estamos “apañaos”.

    Deberían cambiarlo antes, para poder desenmascarar a todos los que tienen el contador puenteado para pagar menos. Estafan a la Compañía y defraudan a Hacienda (IVA). (Que se pongan las pilas las Compañias del Agua y del Gas).

    Que no se les ocurra intentar cobrarnos el aparato, aunque toleraría ese incremento de 20 cmts al mes y espero que no sea “tan inteligente” como para que nos cobre de más.

  • Pratchett’s Rincewind

    Lo que me gustaría saber es qué herramientas vamos a usar nosotros para controlar el precio por tramo horario con la suficiente antelación como para poderle dar uso a esa informacion y poder ahorrar.
    Al final, vamos a pasar de consultarlo y vamos a hacer las cosas como siempre (lo sabeis y lo saben): las horas más caras serán justamente las horas que más probablemente a la mayoria de la gente le sea posible hacer sus tareas (lavadoras, planchas, lavaplatos tienen unas horas bastante definidas–> no te pones a planchar a las 2 AM, por ejemplo)
    Tampoco nos vamos a poner a revisar todos los tramos de cada día de mes y los consumos realizados en ellos, por lo que la picaresca de las Energéticas va a estar a la hora del día para crujirnos un poco más, si cabe.

    En definitiva, que vamos a pagar bastante más por hacer lo mismo de siempre: SEGURO.

  • lectorluz

    ¿Cuanta gente se va a ir al paro? Eso nadie se lo ha preguntado. Primero, privatizaron las eléctricas y el gas… Se supone que el gobierno tiene que estar al servicio del pueblo. Si las eléctricas fuesen públicas, y dependiera del gobierno, crearía o mantendría miles de puestos de trabajo. Pero eso no da dinero para los interesados, eso ayudaría al pueblo y no les interesa, están ahí para llenarse los bolsillos. Segundo … Los mismo que privatizaron el gas y las eléctricas ahora trabajan como “consejeros” tocándose los eggs y cobrando un pastón, supongo que era parte del acuerdo de privatización. Tercero, de quien es el agua con que se produce la electricidad, el suelo donde se hacen las extracción de gas ….. al tiempo, pero, cualquier día nos van a cobrar por tomar el sol, bañarnos en la playa, respirar, pasear por las montañas etc etc. Qué son bienes comunes ¡¡¡ La empresa públca es la mejor manera, para un gobierno, de generar puestos de trabajo. Estoy a favor de los avances tecnológicos, pero no de privatizar para que se forren unos y otros nos quedemos en la calle con cuatro duros después de haber trabajado durante 10, 15, 20 o más años en una empresa pública. Ahora quieren privatizar los paradores nacionales, Renfe, Loterías y apuestas del estado … privatizarán y luego subcontrataran, otra lacra laboral, o a los trabajadores de esos puestos, los cambiarán por ordenadores, maquinas, o los harán trabajar el doble cobrando lo mismo y echando a la mitad de trabajadores para abaratar costes y ganar más dinero para ellos y para los interesados de turno. Cualquier día harán eso con todo trabajo público en general, y, en vez de 5 millones de parados, habrá 8 ó 9, eso sí. Los dueños de las empresas privatizadas cada año tendrán más beneficios y los “consejeros” de dichas empresas saldrán de donde todos sabemos. Yo trabajé durante muchos años en la lectura de contadores de la luz en Cantabria, cuando la empresa era pública, trabajábamos unas 30 personas leyendo. Y otros cuantos, desconozco cuantos, en otra serie de trabajos relacionados con los contadores. Ahora leen automáticamente, ojo con las lecturas, a ver si son reales o estimadas, más de un caso no encontramos cuando compartíamos “trabajo” con los contadores de luz electrónicos en los últimos meses de trabajo. A lo que me refiero, es que en Cantabria nos hemos ido al paro entre 30 y 50 trabajadores, tirando muy por lo bajo.. Eso en una comunidad autónoma de menos de 600 mil habitantes, imaginaros en toda España, con los contadores de la luz y con temas relacionados con el gas, de los cuales no estoy tan informado. Pero algunos lectores de la luz procedían de las lecturas del gas, que habían sido despedidos en su día. En definitiva, el gobierno se debe al pueblo, y debe gobernar para satisfacer las necesidades del pueblo, y eso, desgraciadamente en España, no es así. Los votamos para que nos representen y nos aconsejen, ayuden, dirijan y guíen por el buen camino. Ojalá algún día sea así.