Google lanza Classrooms: un sistema revolucionario de educación para profesores y alumnos

Las nuevas tecnologías han cambiado por completo el modo en el que nos comunicamos, nos movemos e, incluso, nos comportamos. En la actualidad existen en el mundo más dispositivos electrónicos que personas y el número sigue in crescendo. Son ya muy pocos los sectores laborales que no aplican los medios tecnológicos disponibles en su actividad diaria.

Uno de los sectores que más están utilizando y aplicando las nuevas tecnologías en su actividad es, sin duda, el sector educativo. Cada día son más los centros que deciden realizar la adquisición de herramientas de software para impartir de clases y lograr una comunicación más eficaz con sus alumnos. Muchas de ellas están, incluso, sustituyendo los tradicionales medios educativos con los que contaban los profesores, como la pizarra electrónica o los dispositivos móviles para dibujar, pintar e incluso leer. Google se ha querido subir al carro y lanzará su nuevo Google ClassRooms.

Google Classroms: reinventando el trabajo las escuelas

Hasta hace poco tiempo, las tecnologías habían constituido un elemento intrínseco del mundo científico; sin embargo, su integración en otras áreas del saber, como la educación, ha dado resultados muy positivos. Ya son muchos los centros educativos que han decidido incorporar estos recursos tecnológicos en las tareas de aprendizaje entre los más pequeños.

Con esta idea nace Google Classrooms, una nueva herramienta de Google que pretende revolucionar el trabajo de los profesores y la comunicación con los alumnos. Utilizando el resto de herramientas disponibles como Google Docs, Google Drive o el correo GMail, Google pretende construir una plataforma para fomentar la relación entre los alumnos y el profesor y ayudarles en su aprendizaje diario estén donde estén.

Así, los profesores podrán asignar tareas a los alumnos, realizarles preguntas o corregir sus trabajos en tiempo real. Al mismo tiempo, los alumnos podrán acceder a las tutorías del profesor en cualquier momento y lugar, con la única restricción de disponer de un ordenador y una conexión a Internet.

Por el momento, Google ClassRooms se encuentra en fase Beta, aunque ya es posible solicitar una invitación. Google ha anunciado, además, que no usará los datos que se transfieran a través de esta herramienta ni tampoco mostrarán publicidad, de acuerdo con sus políticas de datos. Para utilizar este servicio, tendremos que esperar al inicio del nuevo curso, allá por el mes de Septiembre.

¿Están sustituyendo las nuevas tecnologías la educación tradicional?

Existen numerosos motivos de peso para pensar que las nuevas tecnologías están sustituyendo de forma progresiva a la educación tradicional. A pesar de que la figura del profesor todavía es imprescindible, la oferta de cursos, másters e incluso universidades no presenciales sigue creciendo, en especial por su atractivo precio y gran flexibilidad.

Pero es en los niveles más bajos donde más se ha notado el cambio. La inclusión de nuevos elementos con un gran contenido tecnológico como las pizarras digitales, las tabletas o las plataformas educativas en Internet las que han hecho que muchos docentes hayan decidido modificar el tradicional lápiz y papel por las nuevas tecnologías. Si a ello le sumamos las nuevas herramientas y recursos a los que los docentes pueden acceder en la actualidad, parece que la nueva educación digital está pisándole los talones a la educación tradicional.

Sin embargo, desde mi punto de vista, la educación tradicional siempre seguirá existiendo. La figura del profesor o educador es irremplazable, y mucho menos por una máquina, por varios motivos:

  • Una máquina proporciona aprendizaje, pero un docente proporciona la educación que necesitamos.
  • Una máquina responde a lo preguntado, pero un docente interpreta esa respuesta.
  • Una máquina proporciona los resultados esperados, pero un docente interactúa con nosotros..
  • Una máquina satisface nuestras necesidades, pero un docente tiene la oportunidad de convertir esa interacción en inspiración.
  • Una máquina garantiza funcionalidad, pero un docente trata de ser un ejemplo para sus alumnos.

En definitiva, desde mi punto de vista, las nuevas tecnologías no sustituirán a la educación tradicional a corto plazo. Sin embargo, sí constituyen un elemento muy atractivo para facilitar la vida tanto a los estudiantes como al profesorado.

En Naranja | El fenómeno de la educación abierta: cuando los mejores cursos no son de pago
Imagen | vwel

Conversación