Jóvenes que crecen con las redes sociales y los smartphones: la iGeneration

iGeneration

La tecnología que nos rodea ha sido siempre un factor clave en los usos y costumbres de las personas, marcando el modo de vida de generaciones al ayudar a hacer más fácil su vida. Si nos remontamos un tiempo atrás, podemos pensar en la revolución industrial, en la que la máquina de vapor cambió radicalmente la vida de muchas personas, hoy en día, vivimos en la era de Internet.

La red de redes es una herramienta que ha cambiado la manera en la que mucha gente trabaja o se relaciona con su entorno. El sector más joven de la población, está creciendo a la par que las redes sociales y los smartphones, lo que les permite adoptar con más facilidad en sus hábitos y tareas cotidianas, basando en estas aplicaciones la mayor parte de sus relaciones interpersonales. Por eso algunos los han bautizado como la iGeneration, es decir, una generación que ha nacido en la época de la Internet social y vive siempre conectada.

La generación del Spectrum en España, de 1980 a hoy

Muchos que hoy peinan canas y crían jovenzuelos, en su día formaron parte de una generación pionera en el uso de los ordenadores personales. Los que tuvieron la suerte de poder usar ordenadores como el Spectrum, con sus teclas de goma, o el Amstrad CPC y su pantalla de colores blanco y negro, con los cartuchos y cintas de cassete previos a los primeros diskettes, en su día fueron una especie de elegidos para dominar un mundo al que anunciaban que las computadoras se harían un hueco cada rincón de la sociedad.

A finales de los ochenta y en la década de los noventa, los PC’s evolucionaron a un ritmo de vértigo. La Ley de Moore reinaba en el mundo del hardware, comprobando como cada 18 meses aproximadamente se duplicaba el número de transistores que el hombre era capaz de introducir en un circuito integrado.

Esta rápida evolución del hardware quedó en un segundo plano cuando llegó Internet, con la web y el email y la promesa de muchos más servicios que cambiarían por siempre nuestras vidas. Si estás leyendo esto, lo siguiente hasta el año 2012, seguro que lo has vivido, con el nacimiento de Google, Yahoo, Facebook, el resurgir de Apple y el cambio del mundo del software al mundo de la web y las aplicaciones y los smartphones.

La iGeneration dominará el mundo

Igual que sucedió en su día con la generación del Spectrum, los nativos digitales de hoy en día están llamados a dominar un mundo en el que las redes sociales y los smartphones están presentes cada día en más ámbitos de la sociedad.

La capacidad de los miembros de la iGeneration para asimilar las nuevas vías para relacionarse con terceras personas, facilitada por aplicaciones como Facebook, Twitter, Badoo, Tuenti, Whatsapp o Tumblr y los smartphones, por supuesto, es mucho mayor que las de sus mayores. Esta ventaja natural, lleva a los jóvenes conectados a utilizar servicios en su día a día como si nada, como algo que forma parte de sus vidas.

Es por esto por lo que muchas empresas clásicas se reinventan, desaprenden, y aprovechan que los nuevos clientes están dispuestos a demandar sus servicios y productos a través de estos canales. Si se buscan ejemplos alrededor en los que la iGeneration no sigue los pasos de sus mayores, tenemos bastantes más de los que a lo mejor en un primer momento nos podamos imaginar.

Ejemplos de servicios orientados a la iGeneration

Los miembros de la iGeneration prefieren tratar con su entidad bancaria a través de medios sociales y revisar sus cuentas a través de una aplicación para su smartphone, en lugar de acudir a una oficina, durante su horario de apertura, a hablar con una persona.

La iGeneration puede pedir una pizza por Internet, pero también comer sano cocinando en su casa y sin romperse demasiado la cabeza, pasando olímpicamente de hacer la lista de la compra, de ir al supermercado y de elaborar un menú semanal. La solución se la ofrece un servicio como Yo Como Bien, el cual bien podriá haber sido montado por alguna asociación de madres (la mía incluida) preocupadas por lo que comen sus hijos cuando están fuera de casa. También está la alternativa de Sin Delantal, comida de restaurante sin salir de casa, para los que “pasan de los fogones”.

La iGeneration no llama por teléfono para saber donde están sus amigos. En lugar de eso, quedan a través de un mensaje a un grupo de Whatsapp o directamente geolocalizan a sus contactos.

La iGeneration hace fotos constantemente, cuando se va de vacaciones, estudiando, de fiesta o cuando simplemente pasean por la calle. En lugar de revelar los carretes o verlas en un pase de diapositvas, para ellos es natural subirlas a Instagram, Facebook, Flickr o servicios similares. También escucha música pero sin soporte físico, el mp3 o Spotify son sus gramófonos o sus “walkman”.

La iGeneration no sólo consume la tecnología que le rodea, sino que también la transforma, adaptándola a los usos que de ella hace. Por ejemplo, propone a fabricantes tan reputados como Apple, un mejor sistema de escritura para el iPad.

Vía | Jeff Bullas
Imagen | nathanborror

Conversación

  • Josep Camós

    Madre mía, el CPC, qué recuerdos… Y el Commodore 64…

    En fin, a lo que vamos, que mirando atrás no hacemos nada. La iGeneration quizá será la generación más preparada que hayamos conocido, pero esto es como todo: la herramienta por sí sola no hace el trabajo. Esperemos que los nativos digitales sepan sacarle todo el partido a estos recursos que no sé yo si serán capaces de valorar como los valoramos los inmigrantes digitales.