Jugando a dueño del mundo: los 10 videojuegos de economía más divertidos

Juegos economía - 1

Hace tiempo os hablé de como podíamos aprender economía jugando a juegos de simulación de ciudades, pero ahora que se acerca la Navidad y buscamos juguetes educativos que no lo parezcan, he pensado que os gustaría conocer los que para mi son los 10 videojuegos de economía más divertidos con los que jugar a ser dueño del mundo y aprender mucho por el camino.

Con estos videojuegos podemos controlar desde los negocios más “pequeños”, como un hospital, un hotel o un centro comercial, hasta dirigir el destino de una ciudad o una nación entera, pero siempre con un giro divertido, que tampoco es cuestión de que el juego se parezca al trabajo.

Los clásicos

Sé que me hago viejo porque los videojuegos de mi infancia ya son considerados clásicos. Los gráficos que por entonces me dejaban atónito ahora parecen del Pleistoceno y, sin embargo, hay juegos tan buenos que sobreviven al paso del tiempo. A los dos que menciono a continuación les guardo especial cariño:

Theme Hospital

Juegos economía - 2

Nuestro objetivo en Theme Hospital no es otro que el de dirigir un hospital. Para ello debemos construir consultas, recepciones, aseos, salas de tratamiento, farmacias… contratar doctores, celadores, recepcionistas, enfermeras, cirujanos… y asegurarnos de que todo funciona en armonía al mismo tiempo que como empresarios ganamos dinero.

Todo esto se hace de una forma desenfadada gracias a unos personajes entrañables y a unas enfermedades hilarantes, con sus todavía más hilarantes tratamientos: cabezudos que se curan en la consulta de inflatoterapia, donde se les pincha la cabeza y se vuelve a hinchar, lenguas caídas que se cortan al tamaño normal en laringología… e incluso hay cura para la calvicie en el Pelorrestaurador.

En el aspecto puramente económico, podemos controlar los precios de las consultas para ajustarlos a la demanda, decidir la calidad del personal que contratamos, mantener al personal contento con pagas extras, pedir créditos para realizar ampliaciones… e incluso ahorrar en calefacción. Nada queda al azar en Theme Hospital, y aunque uno durante el juego está más pendiente de que todo el mundo salga sano y salvo de su hospital, acaba manejando la economía como un profesional.

Theme Park y Roller Coaster Tycoon

Juegos economía - 3

Al igual que en Theme Hospital, en Theme Park somos los responsables de la gestión de una empresa, solo que en esta ocasión se trata de un parque temático con todo tipo de atracciones que debemos instalar, diseñar y mantener, así como contratar al personal necesario para su buen funcionamiento. La saga Roller Coaster Tycoon es más completa y tiene versiones más recientes, pero el encanto de Theme Park es difícil de igualar.

Beach Life

Juegos economía - 4

También conocido como Spring Break al otro lado del Atlántico, en Beach Life debemos gestionar un complejo hotelero vacacional –en la playa, lógicamente– y hacer de él un paraíso para los huéspedes. Con un sistema de funcionamiento similar a los dos anteriores, su punto fuerte es su carácter desenfadado y gamberro –por ejemplo, hay una misión en la que debemos conseguir que se emborrache un porcentaje de los clientes, lo que desemboca en fiestas y romances de una noche en la playa– y en una banda sonora que se adapta al momento del día en el que estemos en el juego.

Dirige tu propia ciudad

Los juegos para construir y dirigir una ciudad siempre se encuentran entre los más completos y entretenidos de los videojuegos de gestión económica, y si hay uno que siempre ha estado por encima del resto ese no es otro que SimCity, aunque de un tiempo a esta parte existen alternativas muy interesantes, siendo la más destacada Cities XL.

Juegos economía - 5

En este tipo de videojuegos nuestra misión no es otra que ha hacer crecer nuestra ciudad desde que no es más que un par de calles que se cruzan hasta que se convierta en una gran metrópolis capital de un región en la que también podemos construir otras ciudades.

Pero no vayáis a pensar que esto es tarea fácil, porque para lograrlo deberemos mantener un crecimiento sostenido en el que debemos cuidar aspectos tan delicados como los servicios a la población (educación, sanidad, seguridad, transporte, parques…) a la par que nos aseguramos que ingresamos más impuestos de los que gastamos sin poner cortapisas al crecimiento.

Juegos economía - 6

La parte más divertida es que somos nosotros los que, con nuestros designios, vamos dando forma a la ciudad, pudiendo convertirla en un urbe industrial, vacacional, empresarial… y, si queremos, luego arrasarla completamente con un elenco de desastres naturales que van desde la lluvia de meteoritos hasta una visita de Godzilla.

Si lo tuyo es gobernar

Si lo tuyo es gobernar, hay dos juegos que no debes de pasar por alto. Por un lado, Tropico, en el que somos el líder de una isla tropical estratégicamente situada, en el contexto de la Guerra Fria, donde debemos trabajar duro para mantener contenta a la población y conseguir una reelección en caso de convocar elecciones o evitar un golpe de estado o una rebelión. La parte económica es bastante fidedigna, pero la parte política se trata con un enfoque humorístico, lo cual añade diversión a la complicada tarea de mantener contento al pueblo.

Con un enfoque más serio, aunque podemos convertirlo en un juego divertidísimo, está Democracy 3, un juego cuyos gráficos se reducen a una serie de iconos interconectados que nos muestran las relaciones entre todos los parámetros que podemos controlar, pero que aún así es muy adictivo, ya que nuestra misión no es otra que tomar decisiones y gobernar el país desde nuestro sillón presidencial, viendo como nuestras decisiones afectan al electorado y la economía del país.

Juegos economía - 8

Lo más interesante de Democracy 3 es lo ilustrativo que resulta, pues debes enfrentarte a los mismos problemas que los políticos: caída de la economía, fuga de cerebros, obesidad infantil… y cada uno de estos problemas depende de muchos otros parámetros (impuestos a la comida basura, programas de educación física, ayudas a los clubs deportivos) que debemos modificar con cautela y mesura, pues con cada cambio gastamos “poder político”, siempre atentos a lo que espera de nosotros nuestro electorado.

En nuestras manos están todas las herramientas de control de las que dispone un gobierno en una nación moderna, y con ellas podemos tratar de crear nuestra nación ideal o jugar a ver qué ocurriría en un país si tomáramos decisiones drásticas y desorbitadas.

Para el móvil

Juegos economía - 9

Llegamos al final de nuestra selección de los 10 videojuegos de economía más divertidos con dos juegos para el móvil que no podemos pasar por alto. Los dos son de la misma compañía, Kairosoft Games, y aunque su funcionamiento es parecido, merece la pena jugar a los dos (y a alguno más de la saga).

El primero de los dos es Mega Mall Story, en el que somos dueños de un pequeño centro comercial que nos gustaría hacer crecer hasta el infinito, añadiendo pisos, tiendas, facilitando a los clientes su llegada con autobuses, metro… hasta incluso podemos invertir en mejorar la ciudad en la que nos ubicamos para asegurarnos clientes con un buen nivel adquisitivo, todo, por supuesto, controlando nuestros gastos o acabaremos en la quiebra como nos pille una recesión económica en un mal momento.

Game Dev Story fue el primer juego de la saga, y por tanto no podía quedarse fuera de esta selección. En él dirigimos una pequeña compañía de videojuegos que debemos llevar a la fama controlando en qué áreas debemos invertir más tiempo, el tipo de personal que debemos contratar, los géneros para los que debemos programar en función del mercado… es decir, gestionar nuestros recursos de manera eficiente para que la empresa crezca, que es el principio básico que debemos aprender de todos estos juegos.

En Naranja | La Escuela del Euro del Banco Central Europeo

Conversación

  • Diego Lorenzana

    Me falta un juego en esta lista al que yo he jugado y que está fenomenal: se llama Yo, Presidente y jugabas a ser el presidente de un país. También están bien los juegos que saca el BCE a veces para controlar la inflación 🙂