Jugar el Masters es el sueño de cualquier golfista. ¿Cuál es el tuyo?

Jugar en el campo del Augusta Nacional, es el sueño de cualquier aficionado al golf. Del total de personas que practican este deporte en todo el mundo, sólo unos pocos han tenido la suerte de poder practicar esta afición en los 18 hoyos del recorrido de este magnífico campo situado en Georgia, Estados Unidos. Considerado uno de los mejores del mundo, esta semana es noticia porque alberga una nueva edición del Masters, uno de los cuatro grandes torneos del año en el golf profesional y en el que siempre se puede ver un gran espectáculo.

Este es el sueño de cualquier golfista, igual que otras personas ajenas a este deporte sueñan con ser o hacer alguna cosa o estar en algún lugar. En la vida, muchas personas tienen sueños, algunos de ellos no se cumplen nunca pero otros sí. ¿Cuál es el secreto de las personas que cumplen sus sueños?

El Masters en el Augusta National, un sueño hecho realidad

El Masters es un sueño hecho realidad para el centenar de golfistas profesionales que participan el torneo cada año, que se van clasificando en función de los méritos conseguidos en distintos torneos y rankings. Si se gana el torneo, se adquiere el derecho a participar en él de por vida, en todas las ediciones futuras que tengan lugar. Esto resulta muy interesante, ya que hace que se junten en un mismo torneo jugadores que han logrado su sueño en distintas épocas y se producen interesantes contrastes entre juventud y experiencia.

La foto que ilustra este artículo la ha tomado Alicia Carriles, la mujer del golfista español Gonzalo Fernández-Castaño, uno de los que sí ha podido hacer realidad ese sueño de jugar el Masters y pisar el Augusta National. Resulta muy interesante ver sus comentarios en las redes sociales, a través de las que comenta sus impresiones del torneo y de un evento con el que seguro que soñaba cuando daba sus primeros pasos en el mundo del golf y quería emular a ídolos como Severiano Ballesteros o Chema Olazábal.

Si nos fijamos en su carrera como amateur y luego como profesional, Gonzalo ha conseguido llegar a jugar este torneo único a base de trabajo duro, de asumir riesgos, de hacer las cosas bien, de salir de la zona de confort y seguramente haciendo muchos otros sacrificios que no se ven y que otros muchos jóvenes deportistas han tenido que realizar para triunfar en sus disciplinas correspondientes. Al final, muchas veces es más una cuestión de constancia y sacrificio, que de tener un don o ser una persona especial.

El ahorro como motor para lograr un sueño

Para las personas que tenemos un día a día más común, diferente al de un deportista de élite como Gonzalo Fernández-Castaño, si hay algo que muchos hacen para conseguir un sueño es ahorrar. Se usa el ahorro como motor de los sueños, es decir, guardando pequeñas cantidades de dinero poco a poco, para poder conseguir una cantidad que permita pagar por lo que se desea. Un viaje, un objeto, un momento especial,… Cada persona por lo suyo.

El ahorro es usado por muchas personas que quieren hacer cosas en la vida, o que quieren que las hagan los suyos. Por ejemplo, una madre y un padre que ahorran para que sus hijos puedan seguir formándose al acabar el colegio. El ahorro también se plantea a medio plazo, como esas personas que ahorran para los regalos de reyes o de cumpleaños, o para las vacaciones del verano en familia o con los amigos.

Si quieres ahorrar para cumplir tu sueño, hay muchas maneras de conseguirlo. Mejor que meter el dinero en un bote y esperar a juntar una cantidad, hay opciones como los depósitos de muy bajo riesgo, que pueden darle un empujón en forma de intereses cada año, o cada mes, al dinero ahorrado. Por ejemplo, si se colocan 100 euros al mes en una cuenta de plazo al 2,5 %, el primer año se consiguen más de 16 de euros de beneficio bruto.

La clave está en hacer algo, moverse y dejar la zona cómoda para poder sacar adelante el sueño que cada uno tenga. Las cosas no suelen llegar si se espera sentado a que algo ocurra. Es mucho mejor salir a la calle a buscarlas. Montar un negocio para conseguir empleo, mejorar la forma física para mejorar en salud, hacer un viaje, comprar algún objeto o mejorar el hogar, hacer más felices a los tuyos,… ¿Cuál es tu sueño?

En Naranja | El golf es una inversión en salud para todos los públicos
Imagen | Autorización de uso de Alicia Carriles

Conversación

  • minue

    El mío era ser jugador de fútbol profesional (típico, lo sé) pero ahora ha cambiado por acabar trabajando de lo que estudié: arquitecto.