La devolución del céntimo sanitario, un ingreso extra para algunas comunidades de vecinos

Las comunidades de vecinos que han consumido gasoil para calefacción, y que hayan sido objeto del cobro del llamado “céntimo sanitario”, tienen ante sí una oportunidad para obtener un ingreso extraordinario para el ejercicio 2015, por la devolución del llamado “céntimo sanitario”. Este es el nombre común por el que se conoce al Impuesto sobre Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos, que algunas comunidades autónomas, salvo Canarias, Ceuta y Melilla, comenzaron a aplicar tras su aprobación, en 2002, con el fin de recaudar fondos para financiar la sanidad española.

Esta medida generó cierta controversia en algunos sectores porque decían que impactaba de lleno en su cuenta de resultados, como es el caso de los transportistas. Una empresa del sector inició acciones legales y el asunto fue puesto en manos del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, quien dictaminó en febrero de 2014 que la medida iba en contra de la legislación comunitaria (El Confidencial) y, por tanto, se consideraba nula su aplicación y debía resarcirse a las personas físicas y jurídicas perjudicadas. Esto dio pie a que empresas de transportes plantearan reclamaciones para recuperar lo pagado por este impuesto, así como comunidades de vecinos, dado que algunas son grandes consumidoras de gasóleo para calefacción.

La devolución del céntimo sanitario para las comunidades de vecinos, un importante ingreso extra para 2015

Recientemente, como publica El Confidencial, un tribunal ha confirmado el derecho de una comunidad de vecinos a recibir la devolución de lo pagado en concepto de céntimo sanitario, abriendo una vía para que otras comunidades que cumplan los requisitos puedan optar también a la devolución. En el caso de las comunidades que acostumbran a realizar grandes consumos, la cantidad a recibir de vuelta puede ser importante.

En función de la comunidad autónoma, se podía exigir una cantidad de dinero en concepto de gravamen por el “céntimo sanitario”, que podía ser el específico del territorio o el estatal, de carácter general. Según comenta un representante del Colegio de Administradores de Fincas de Madrid, hay comunidades de vecinos madrileñas que han logrado la devolución de cantidades en torno a los 600 euros por cada 60.000 litros consumidos al año. Si se tiene en cuenta que se pueden reclamar, como norma general, las cantidades pagadas desde 2010 y que el pago obligatorio de este impuesto se cortó a finales de 2012, el máximo período aplicable sería de 3 años.

Por tanto, para aquellas comunidades que sean objeto de pedir la devolución de este impuesto, tienen la oportunidad de conseguir un ingreso extraordinario para el ejercicio 2015, que a buen seguro vendrá bien para cuadrar las cuentas del ejercicio a finales de año.

Procedimiento para solicitar la devolución del céntimo sanitario

El céntimo sanitario fue un impuesto gestionado por la AEAT, por lo que procede tramitar ante este organismo ahora su devolución. Concretamente, debe hacerse ante “la oficina gestora correspondiente al domicilio fiscal del obligado tributario que presentó la autoliquidación cuya rectificación se solicita”.

La AEAT ha puesto a disposición de los afectados un modelo normalizado de solicitud que se puede usar para solicitar la devolución de la cantidad correspondiente al impuesto pagado. Este documento, junto con las instrucciones detalladas para completar la solicitud, está disponible a través de la Sede electrónica de la AEAT.

Un requisito fundamental, además de solicitar la devolución, es el de disponer de un justificante del pago del impuesto. En este caso, la factura o equivalente (ticket) son los documentos que se deben aportar para esta justificación.

Siendo este procedimiento algo complejo, conviene poner el asunto en manos de un asesor o del administrador de la comunidad, con el fin de poder gestionarlo lo antes posible (el plazo de resolución está fijado en 6 meses) y para poder optar a la máxima devolución posible, que estará condicionada a la disponibilidad de la documentación y a lo efectivamente pagado en los períodos reclamables.

No hay plazo máximo para presentar la solicitud de devolución, pero sí que hay que tener en cuenta el plazo de 4 años para la prescripción que contempla la Ley General Tributaria.

Más información | AEAT
En Naranja | Decálogo del ahorro para Comunidades de propietarios
Imagen | Jano Fistialli

Conversación

  • Diego Lorenzana

    El problema es, precisamente, presentar el jusitifcante de pago. Yo, personalmente, cuando echo gasolina suelo tirar todos los tickets y la copia de la tarjeta de crédito, evidentemente, no sirve. Ojalá puedan beneficiarse de esta devolución muchos contribuyentes pero me temo que va a quedar sobre papel mojado.

  • Mario Cobretti

    Tienes razón Diego, es un poco faena tener que conservar esos justificantes para recuperar el impuesto, aunque si te sirve de consuelo, a nosotros como consumidores de gasoil no nos iba a tocar mucho a devolver. En el caso de las comunidades de vecinos, sí que se puede rascar algo más, sobre todo en las más grandes.